SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tengo VIH, ¿te atreves a tocarme?

Por -
Tengo VIH, ¿te atreves a tocarme?

Janne Antin es el protagonista de un video en el que aparece con los ojos cerrados y los brazos abiertos junto a un letrero que dice, "Soy VIH positivo, ¡Tócame!". Él quería mostrar lo que es vivir con el estigma de ser portador del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y al mismo tiempo crear conciencia sobre el VIH, el resultado te impresionará.

En las imágenes se puede ver como Janne (arriba en una impresión de pantalla tomada del video de Youtube) se colocó en medio de una concurrido plaza de Finlandia, país situado en el noreste de Europa, esperando la reacción de las personas que pasaban por ahí. El video, subido por el canal Yle Kioski, se ha vuelto viral en muy pocos días en las redes sociales y ha conseguido casi 3 millones visitas en el sitio de YouTube.

En un principio, la respuesta que obtuvo fue de escepticismo por parte de algunos de los transeúntes, se pueden observan miradas curiosas, reprobatorias, algunas de extrañeza y otras solidarias, algunos leyeron el mensaje y se alejaron. Sin embargo, al pasar los minutos se ve como una mujer le da la mano. Otra tímidamente se atreve a abrazarlo. Y así sucesivamente va creciendo el número de personas que le rozan la mano, le tocan el hombro o lo abrazan. Tanta es la emoción de Janne que rompe en llanto cuando dos niños le brindan un abrazo.

Conmovido por los nobles gestos recibidos, Janne agradece a quienes vencieron sus prejuicios y seca sus lágrimas.

Hoy en día, pese a la cantidad de información que existe sobre el VIH/Sida y sus formas de contagio, aún persisten los estigmas y la discriminación sobre las personas que lo padecen. Algunas aún creen que el VIH y el Sida pueden ser trasmitidos por la picadura de un mosquito, por compartir el vaso con alguien con el virus o al besar o abrazar a alguien que lo tiene. Incluso hay quienes por miedo a ser etiquetado o relegado socialmente no se someten a las pruebas de detección del virus, o evitan el tratamiento.

¿Cómo te puedes contagiar?

El virus del VIH no es como un resfriado o una gripe. Una persona no se contagia por abrazar a otra o tomarla de la mano, por compartir el autobús escolar o por visitar la casa de una persona infectada. El VIH se transmite únicamente a través del contacto directo con los líquidos corporales de otra persona, como la sangre, por tener contacto sexual (de tipo oral, anal o vaginal) con una persona que tiene el virus o por compartir agujas o jeringas (utilizadas para inyectarse drogas ilegales) con una persona que lo tiene. Las mujeres embarazadas infectadas también le pueden transmitir el virus a su bebé. (Esto se puede evitar tratando a la madre y al niño durante el tiempo cercano al nacimiento).

¿Cómo no te puedes contagiar?

Por tocar, hablar o compartir una casa con alguien que tenga el VIH o el SIDA. Por ser picado por mosquitos o compartir utensilios, tales como tenedores y cucharas. Por usar piscinas, jacuzzis, bebederos de agua, WC, manijas de puertas, equipo de gimnasio o teléfonos de personas que tengan el VIH o el SIDA. Que alguien con el VIH o el SIDA te abraze, te bese, estornude, tosa, respire, sude o llore encima de ti.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, utilizar bien el condón ayuda a prevenir el contagio del VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual.

En EE.UU., de acuerdo con los CDC, se estima que cada año, aproximadamente 50,000 personas se infectan con el VIH y hay cerca de 1.2 millones de personas que viven con el virus. Casi 1 de cada 7 personas (14 %) no sabe que tiene la infección y desde que comenzó la epidemia, han muerto alrededor de 100,888 hispanos o latinos con diagnóstico de SIDA, 2,155 en el año 2012.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?