Publicidad

Editar mi perfil

Inyectó sangre con VIH a su propio hijo

Por -

Brryan Jackson, de Saint Louis, tiene 22 años ahora y es un verdadero enigma para los médicos: su padre le inyectó sangre contaminada con VIH cuando era un bebé y a los 5 años enfermó de Sida. Pero ahora el virus es casi imperceptible en su sangre, y en el hospital que lo tratan dicen que es un milagro.

Este caso aberrante fue noticia mundial en 1992, cuando Brryan tenía sólo 11 meses y se conoció el hecho, pero ahora de nuevo su triste protagonista está en el foco de los medios porque dijo que perdonó a su padre por haberlo enfermado intencionalmente, y que está rezando por él.

Brian Stewart, el "peor de los criminales", tal como fue llamado por el tribunal cuando lo condenó a cadena perpetua, decidió enfermar a su hijo para eludir el pago de la cuota alimentaria, y como trabajaba en un hospital, consiguió una jeringa con sangre infectada con VIH y se la inyectó a su hijo.

A los 5 años, el niño estaba tan enfermo que los médicos dijeron que no sobreviviría más de un año. Y ahora, después de haber estado en tratamiento intenso durante toda su vida, Brryan tiene 22 años, está casi curado, y los médicos no encuentran una explicación lógica para el caso.

"Pasé de tomar 23 pastillas a una sola toma diaria, y ahora el virus no se ha detectado en mi sangre, mi conteo de células es normal y los análisis me dan 0% de probabilidades de transmitir el virus", dijo Brryan a KPLR.

  • Vida de pesadilla

Cuando su padre lo atacó, estando en el hospital con un ataque de asma, lo sentenció a una muerte segura. Los médicos dijeron a la familia que con dosis tan altas de drogas para combatir el Sida a su corta edad, no llegaría a vivir más de 6 años.

Brryan contó a los medios que se perdió muchos cumpleaños y fiestas infantiles, vivió lleno de cuidados y prejuicios y que hasta pensó en suicidarse.

Pero ahora dice que ha salvado por la gracia de Dios. En 2009 fundó la organización “Hopels Vital”, que promueve la sensibilización hacia los enfermos de VIH/Sida y trabaja para acabar con la discriminación hacia las personas que son VIH-positivas. También ha sido portavoz de “Project Kindle”, que ofrece campamentos de verano y programas recreativos para niños con enfermedades graves.

Con respecto a la discrimación hacia los enfermos de Sida, todo puede cambiar de ahora en más en el plano de la salud. Independientemente de la condición médica que tengas, uno de los mandatos de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, que promulgó el presidente Barack Obama en 2010, es prohibir a las aseguradoras discriminar a personas con condiciones preexistentes, y también elevar las primas en caso de enfermedad.

Si tienes dudas, visita el Centro de Seguros Médicos, en donde hallarás respuestas simples a tus preguntas.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo