Publicidad

Editar mi perfil

Esperan una vacuna contra el Sida en 2019

Por HolaDoctor -

Durante décadas, hallar una vacuna contra el virus del sida parecía una utopía, sin embargo un grupo de científicos asegura haber encontrado la clave para el desarrollo de inmunizaaciones efectivas. Los investigadores esperan tener la vacuna lista para el 2016 y que sea aprobada hacia el 2019. El anuncio se realiza a pocos días que comience la Conferencia Internacional de Sida en Washington DC.

Luego de casi 30 años de investigaciones, los científicos vislumbran por fin la posibilidad de contar con una vacuna que sea efectiva para prevenir el contagio del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), esto con base en un estudio clínico realizado en Tailandia.

El estudio, llevado a cabo en 2009, consistió en probar la vacuna RV144, para ello se contó con la participación de 16,000 adultos.

Debido a los anteriores fracasos en la búsqueda de una vacuna contra el VIH, la comunidad científica tenía pocas esperanzas en la efectividad de la RV144, sin embargo, los resultados terminaron por sorprender a todos.

"Entre los participantes, la RV144 ayudó a reducir el riesgo de contagio en un 31 por ciento; es muy poco para declarar que la vacuna es efectiva, sin embargo, estos resultados son un gran paso en la creación de una inmunización futura", destaca el Dr. Nelson Michael, director del U.S. Military HIV Research Program, que llevó a cabo el estudio.

La RV144 se compone de la combinación de dos vacunas: ALVAC, de Sanofi, y AIDSVAX, de Roche. El Dr. Michael explica que ALVAC contiene material genético de tres cepas del virus del sida, mientras que AIDSVAX está formulada con base en algunas proteínas de la capa exterior del virus.

De acuerdo con el Dr. Barton Haynes, director del Center for HIV AIDS Vaccine Immunology (CHAVI), "Esta vacuna logró que los participante desarrollaran anticuerpos específicos que atacaban ciertos puntos de la capa externa del virus; con base en estos resultados, podríamos pensar que el blanco que deberíamos atacar está justo en la superficie del VIH".

Para continuar con las investigaciones y perfeccionar la vacuna, pronto se realizarán más estudios clínicos, esta vez incluyendo poblaciones de Tailandia y Sudáfrica, que poseen cepas distintas del virus del sida. Además, la vacuna será modificada: "Se tomará de nuevo AVAC, pero ahora la combinaremos con una vacuna de Novartis, semejante a AIDSVAX, pero que cuenta con un agente que la haría más efectiva", destaca el Dr. Michael.

Los investigadores esperan que los siguientes estudios permitan mejorar la inmunización de tal modo que para el 2016 se puedan llevar a cabo estudios clínicos a gran escala.

"Lo que esperamos es crear una vacuna que ofrezca al menos un 50 por ciento de protección: eso sería suficiente para reducir el impacto que tiene la epidemia de VIH en el mundo", comenta el Dr. Michael.

Si todo resulta según lo esperado, los científicos confían en tener una vacuna autorizada para el 2019.

Algunos de los avances sobre esta vacuna serán presentados por el Dr. Haynes en la Conferencia Internacional de Sida, que tendrá lugar en Washington DC, del 22 al 27 de julio.

Una búsqueda casi imposible

La búsqueda de la vacuna contra el VIH comenzó casi tan pronto como se descubrió el virus; en 1984, Margaret Heckler, secretaria de los Health and Human Services de Estados Unidos, aseguraba que era posible desarrollar una vacuna efectiva contra este virus hacia 1986.

Sin embargo, la realidad se mostró muy distinta: "La principal complicación que hubo para desarrollar una vacuna contra el virus del sida fue la alta capacidad de mutación que posee este virus", explica el Dr. Haynes.

Según el científico, el VIH es capaz de mutar y crear diversas cepas rápidamente, provocando que haya distintas versiones de él atacando a diferentes poblaciones en el mundo; esto imposibilitaba desarrollar una vacuna efectiva para prevenir la infección.

La cadena de investigaciones infructuosas culminó con la aparición de Merck, en 2007, una vacuna creada a partir de la combinación de dos vacunas ya existentes. Sin embargo, Merck no sólo no resultó efectiva para prevenir la infección de VIH, sino que incluso se encontró que elevaba el riesgo de contagio en algunas personas.

Hacia 2009, cuando se desarrolló RV144, muchos miembros de la comunidad científica consideraban poco menos que imposible el hallazgo de una vacuna efectiva contra el VIH. Sin embargo lo fue.

Para el Dr. Haynes, "El éxito de la RV144 se debería a que estimula el desarrollo de anticuerpos que atacan diversas partes esenciales en la capa exterior del virus, lo que ayudaría al cuerpo a prevenir la infección".

El investigador asegura que, aunque el virus sea capaz de mutar con facilidad, muchas partes de su capa externa no cambian, siendo comunes a varios tipos y cepas. "Fijar como blanco estas zonas de la capa exterior sería la calve de una inmunización efectiva", destaca.

Asimismo, en la actualidad, existen otros tipos de vacunas útiles contra la infección del VIH, sin embargo, en vez de prevenir el contagio del virus, estimulan al sistema inmune para atacar las células ya infectadas.

Más información:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo