Editar mi perfil

El VIH/SIDA en los niños

Por HolaDoctor -

Cada día, mil niños contraen el VIH. La mayoría se contagia de sus madres durante el embarazo, el nacimiento o la lactancia. Sin embargo, con los tratamientos adecuados y algunas medidas de prevención, los menores con VIH pueden disfrutar de la niñez, como el resto de los niños.

Introducción

Alrededor de 2.5 millones de niños en todo el mundo viven con VIH/SIDA, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). De este total, 2.3 millones residen en el África Subsahariana, que se conforma por los países del continente africano que no limitan con el mar Mediterráneo.

La mayoría de los niños que viven con SIDA contrajeron la enfermedad de sus madres infectadas con VIH, durante el embarazo, el nacimiento o la lactancia.

Sin embargo, la OMS asegura que si se implementan algunos tratamientos y medidas de prevención, se puede reducir al 2% el riesgo de transmisión del VIH de madre a hijo.

A su vez, tal como indica el Centro Nacional de Información de Salud de la Mujer, el 80% de los niños infectados tienen un promedio muy lento de progreso de la enfermedad.

No obstante, debido a que estas intervenciones son poco accesibles o disponibles en la mayoría de los países de pocos recursos, el riesgo de que haya niños con VIH/SIDA continúa siendo alto.

Cada día, se estima que 1,000 niños se infectan con el VIH, según datos del 2009.

Lo que necesita un niño con VIH/SIDA

Según el los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los niños que viven con VIH/SIDA necesitan exactamente lo mismo que el resto de los niños: mucho amor y afecto.

Al igual que cualquier niño, uno que es portador de VIH/SIDA necesita que sus padres los carguen, abracen, alimenten, besen y jueguen con ellos.

No sólo necesitan esto de sus padres sino también, a medida que van creciendo, del resto de la comunidad. Los niños con VIH/SIDA necesitan tener amigos e ir a la escuela.

Precauciones y medidas a tener en cuenta

Los niños con VIH/SIDA requieren el mismo tratamiento que los adultos. Pero además, deben prestarse atención a algunos factores:

  • Problemas pequeños, consecuencias grandes: Hay que estar muy atento al estado de salud o conducta del niño. Los problemas pequeños, en los niños con VIH/SIDA pueden transformarse en cuestiones de salud importantes. Se debe estar pendiente de problemas respiratorios, fiebre, somnolencia inusual, diarrea o cambios en la cantidad de alimentos que ingiere.
  • Inmunizaciones: antes de vacunar a un niño con VIH, es necesario consultar al médico. Hay vacunas que pueden provocar fiebre u otros síntomas en los niños. Los niños con VIH ni sus familiares o nadie que conviva con ellos debe recibir la vacuna de la polio por vía oral.
  • Mantener los gérmenes fuera de la casa: Los muñecos rellenos o de peluche es conveniente evitarlos, ya que pueden retener suciedad y albergar gérmenes que pueden desencadenar diversas enfermedades. Esto no significa que los niños con VIH no puedan tener juguetes: pueden tenerlos, pero es preferible que sean juguetes lavables y de plástico. En caso que el niño posea juguetes rellenos, es fundamental lavarlos en la lavadora con frecuencia y mantenerlos limpios.
  • Evitar el contacto con excremento de las mascotas: los hogares con mascotas deben mantener alejados los recipientes donde las mascotas hacen sus necesidades y las cajas de arena, donde permanecen los animales.
  • Mascotas: además de separar los recipientes con las necesidades fisiológicas, es importante consultar al pediatra para evitar cualquier forma de contagio de una enfermedad del perro hacia los niños.
  • Enfermedades infecciosas: Los niños que viven con VIH/SIDA deben tomar todas las precauciones posibles para mantenerse alejados de estas enfermedades, especialmente de la varicela. La varicela puede llegar a matar a un niño con SIDA, por lo que si el chico llegara a estar cerca o tener contacto con algún niño con varicela, es fundamental informar al médico.
  • Heridas: Si un niño que vive con VIH/SIDA se lastima accidentalmente, debe ser desinfectado cuidadosamente con jabón y agua caliente, y luego vendado. Para ello, si el niño sangra, la persona que lo desinfecte deberá ponerse guantes.

Infecciones comunes en niños con VIH/SIDA

Los niños que viven con VIH pueden contraer una infección, al igual que los adultos. Pero como el sistema inmune está debilitado, debido a la infección, tienen mayor propensión a contagiarse ciertas infecciones que los niños sin VIH no contraerían.

El Centro Nacional de la Salud de la Mujer enumera las infecciones más comunes en niños con VIH:

  • Infecciones bacteriales: las más comunes son neumonía, infecciones de oído, meningitis (los síntomas incluyen fiebre, vómitos, dolor de cabeza e irritabilidad), estafilococo (infecciones en la piel), salmonella (los síntomas incluyen diarrea severa) e infecciones urinarias.
  • Candidiasis: es un grupo de enfermedades infecciosas causadas por un hongo que puede provocar erupción cutánea e infecciones en la boca y garganta, que provocan mucho dolor al comer. También, ocasionan hinchazón y unas placas blancas y finas en la boca, lengua, garganta y esófago.
  • Crypto o Cryptosporidiosis: es una enfermedad causada por el parásito Cryptosporidium, que afecta los intestinos. Aparece después de introducir algo en la boca que ha tenido contacto con las heces o excrementos de una persona o animal que ha tenido Crypto.  Si bien algunas personas no tienen síntomas, puede provocar diarrea, espasmos estomacales, náuseas, fatiga, pérdida de peso y de apetito, vómitos, deshidratación y fiebre.
  • Virus de Epstein-Barr: proviene de la familia de los herpesvirus y es uno de los virus más comunes en humanos. Puede causar problemas pulmonares, pérdida de peso lenta, inflamación de glándulas, sarpullido, problemas en la sangre, infecciones y hasta ceguera.
  • Encefalopatía VIH: es una infección en el cerebro. El cerebro se inflama y puede producir  ataques, retardos en el desarrollo o demencia.
  • Síndrome de pérdida VIH: es la inhabilidad de mantenerse en el peso debido a las infecciones o la pérdida del apetito a causa del VIH.
  • Neumonitis o inflamación de los pulmones: afecta los pulmones y causa tos, jadeo, acortamiento de la respiración y dolor en el pecho. Dificulta la respiración. Muchas veces, requiere que los niños sean hospitalizados.
  • Mycobacterium avium complex (MAC):por lo general produce infecciones en los pulmones o intestinos. Se disemina rápidamente dentro del cuerpo y causa: fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, dolor de estómago, cansancio y diarrea. Los gérmenes suelen transmitirse a través de beber agua, por ejemplo en sistemas de suministro de agua, en la suciedad y en el polvo del hogar. Esta bacteria aparentemente no se contagia de una persona a otra.
  • Pneumocystis jiroveci (PCP): es la principal causa de muerte en los niños con VIH/SIDA. Ataca los pulmones. Los síntomas son tos o dificultades para respirar. Según los científicos, esta enfermedad se disemina a través del aire, pero todavía no se sabe si proviene de la tierra o de otro lugar. Es importante consultar al médico, ante la aparición de estos síntomas.
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo