SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los efectos amargos del color caramelo

Por Consumer Reports -
Los efectos amargos del color caramelo

Es el más común de los colorantes en alimentos y bebidas. Y puede contener un carcinógeno potencial. Esto encontró Consumer Reports cuando analizó refrescos que contienen colorante de caramelo.

Color de caramelo, añadido a muchos refrescos y algunos alimentos para que se vean de color café, puede sonar inofensivo y hasta apetitoso. Pero no se parece para nada al verdadero caramelo. Algunos tipos de este colorante artificial contienen un químico carcinogénico llamado 4-metilimidazol (4-MEI). Bajo la ley en California, Proposición 65, cualquier alimento o bebida vendidos en el estado que contenga más de 29 microgramos de 4-MEI, debe llevar una etiqueta de advertencia de salud.

En pruebas recientes de Consumer Reports, cada una de las muestras de Pepsi One y Malta Goya contenían más de 29 microgramos por lata o botella. Aunque no podemos decir que esto viola la Proposición 65 de California, creemos que estos niveles son demasiado altos, y hemos solicitado al Procurador General de California que investigue.

El colorante de caramelo es el colorante de alimentos más usado en el mundo entero, según un reporte presentado en 2013 por las firmas de investigación de mercado, Mintel and Leatherhead Food Research. “No hay ninguna razón para que los consumidores se vean expuestos a este riesgo innecesario y evitable que puede surgir de pintar de color café los alimentos”, dice Urvashi Rangan, Ph.D., toxicóloga y Directora Ejecutiva del Centro de Seguridad y Sostenibilidad Alimentaria de Consumer Reports.

“Los fabricantes tienen otras alternativas a su alcance con menos 4-MEI. Lo ideal sería que no hubiera nada de 4-MEI en la comida”.
Los riesgos

EN 2007, un estudio del gobierno federal concluyó que el 4-MEI causó cáncer en ratones y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer determinó que el químico era “posiblemente carcinogénico en los humanos” en 2011. No existe un límite federal para los niveles de 4-MEI en los alimentos y bebidas, pero a partir del 7 de enero de 2012, California requiere que los fabricantes etiqueten sus productos que se venden en el estado con una advertencia de cáncer si expone a los consumidores a más de 29 microgramos de 4-MEI al día. En este caso la exposición viene del consumo.

La Oficina de Evaluación de Riesgos para la Salud Ambiental de California usó 29 microgramos como punto límite ya que ese es el nivel que determinaron que posa un riesgo de cáncer de uno en 100,000. Esto es, no más de un caso en exceso de cáncer por 100,000 personas que están expuestas a esa cantidad diariamente a lo largo de la vida.

Los expertos de Consumer Reports consideran que aún ese riesgo es demasiado alto. “Es posible tomar más de 29 microgramos de 4-MEI en una lata de algunas de las bebidas que evaluamos. Y aunque el refresco de tu elección contenga la mitad de esa cantidad, mucha gente toma más de una lata al día”, dice Rangan. “Dado que el colorante se añade deliberadamente a los alimentos, la cantidad de 4-MEI debería posar un riesgo insignificante, que se define como no más de un caso de cáncer en exceso en 1 millón de personas”. Para alcanzar ese nivel de riesgo, los expertos de Consumer Reports opinan que un refresco debería contener alrededor de 3 microgramos o menos por lata.

Cómo analizamos

Consumer Reports* analizó 81 latas y botellas de varias marcas populares de refresco de cinco fabricantes entre abril y septiembre de 2013.

Compramos los productos de tiendas en California y de la región metropolitana de New York. En diciembre de 2013, compramos y analizamos 29 muestras nuevas, otra vez en las mismas áreas, de esas marcas que habían salido arriba de 29 microgramos en cualquiera de las dos ubicaciones.

Lo que descubrimos

A pesar de que nuestra investigación no fue lo suficientemente amplia para recomendar una marca sobre otra, ambas rondas de pruebas encontraron que el nivel de 4-MEI en las muestras de Pepsi One y Malta Goya compradas en ambas ubicaciones excedían 29 microgramos por lata o botella. Los productos que compramos en California no tenían una etiqueta de advertencia de riesgo de cáncer.

En nuestras pruebas iniciales, algunas de las otras marcas que compramos en California tenían niveles promedio alrededor, o menor, de 29 microgramos por lata, pero las muestras en el área de New York de esas mismas marcas tuvieron resultados mucho más altos. En nuestra segunda prueba, sin embargo, los niveles en las muestras de New York habían descendido. Por ejemplo, la Pepsi regular en la zona de New York promedió 174 microgramos en la primera prueba y 32 microgramos en la segunda. “El hecho de que hallamos cantidades menores de 4-MEI en nuestra última ronda de pruebas sugiere que algunos fabricantes pueden estar tomando medidas para reducir los niveles, lo que marcaría un paso en la dirección correcta”, comenta la Dra. Rangan.

En promedio, tres de las marcas: Coca Cola, Diet Coke y Coke Zero, salieron abajo de 5 microgramos por lata en nuestras pruebas, un nivel que los expertos de Consumer Reports consideran más aceptable. Sprite, una soda transparente que evaluamos como control, no mostró niveles significativos de 4-MEI.

Lo que dicen los fabricantes

Ya que las regulaciones de California al respecto del 4-MEI entraron en vigencia hace dos años, nos pusimos en contacto con PepsiCo a principios de enero de 2014 para preguntarles si los productos que venden en California estaban en conformidad con la ley estatal. Una vocera de PepsiCo nos dijo en un correo electrónico que “cuando los requerimientos regulatorios cambiaron en California, PepsiCo se movilizó inmediatamente para cumplir con los nuevos requerimientos”. También comentó que los productos reformulados que contienen niveles más bajos de 4-MEI estarán disponibles a nivel nacional para Febrero de 2014. Goya no respondió a nuestras preguntas.

Luego de que informamos a PepsiCo de los resultados de nuestras pruebas, la compañía emitió una declaración que decía que la Proposición 65 se basa en una exposición diaria y no en una exposición por lata. También citaba los datos gubernamentales de consumo que muestran que la cantidad promedio de la soda de dieta que consume la gente que la toma es de 100 mililitros al día, o menos de un tercio de una lata de 12 onzas. Por esta razón, consideran que Pepsi One no requiere etiquetas de advertencia sobre el riesgo de cáncer, aún si la cantidad de 4-MEI en una sola lata exceda los 29 microgramos.

Consumer Reports opina que hay análisis de datos gubernamentales que muestran niveles más altos de consumo diario de refrescos en general. “No importa cuánto beban los consumidores, ellos no esperan que sus bebidas contengan un carcinógeno potencial. Y no creemos que el 4-MEI debería de estar en los alimentos para nada. Nuestros análisis de las muestras de Coca Cola muestran que es posible llegar a niveles mucho más bajos”, dice Rangan.

Para leer el informe completo, visita Consumer Reports.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?