Publicidad

Editar mi perfil

La gripe y su bebé

Por A.D.A.M. -

Definición

La gripe es una enfermedad de fácil propagación. Los niños menores de dos años tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones si contraen gripe.

La información que se brinda en este artículo ha sido preparada para ayudarlo a proteger a los niños de menos de dos años de la gripe. Esta información no reemplaza el asesoramiento de su médico. Si cree que su bebé puede tener gripe, debe comunicarse con un médico de inmediato.

Nombres alternativos

Los bebés y la gripe; Su bebé y la gripe; Su niño pequeño y la gripe

Información

SÍNTOMAS GRIPALES EN LACTANTES Y NIÑOS PEQUEÑOS

La gripe es una infección de la nariz, la garganta y, a veces, los pulmones. Si su bebé presenta alguno de los siguientes signos, debe llamar al pediatra:

  • Actuar como si estuviera cansado y enojado la mayor parte del tiempo y no alimentarse bien
  • Tos
  • Diarrea y vómitos
  • Tiene fiebre o parece afiebrado (si no tiene un termómetro disponible)
  • Rinorrea

¿CÓMO SE TRATA LA GRIPE EN BEBÉS?

Por lo general, es necesario tratar a los niños menores de dos años con un medicamento que combata el virus de la gripe, llamado antiviral. Estos medicamentos tienen mejores resultados si se los empieza a tomar apenas aparecen los síntomas y, preferentemente, en el término de 48 horas.

Probablemente, se utilizará oseltamivir (Tamiflu) en forma líquida. Si bien el uso de este fármaco no está aprobado para niños menores de un año, los efectos secundarios graves son poco frecuentes; por lo tanto, el médico puede recomendarlo en todos los bebés. Los médicos y los padres deben sopesar el riesgo de efectos secundarios frente a las posibles complicaciones de la gripe.

El paracetamol (Tylenol) y el ibuprofeno (Advil, Motrin) ayudan a bajar la fiebre en los niños. A veces, los médicos aconsejan utilizar ambos tipos de medicamentos.

Siempre consulte a su médico o personal de enfermería antes de administrarle medicamentos para el resfriado a su hijo lactante o niño pequeño.

¿DEBERÍA RECIBIR MI BEBÉ LA VACUNA CONTRA LA GRIPE?

Todos los bebés de 6 meses o más deben recibir la vacuna, incluso si han tenido una enfermedad seudogripal. La vacuna contra la gripe no está aprobada para niños menores de 6 meses.

Su hijo necesitará una segunda dosis de la vacuna contra la gripe, aproximadamente 4 semanas después de recibir la primera dosis de la vacuna.

Existen dos tipos de vacunas contra la gripe. Una inyectable y la otra se rocía dentro de la nariz del niño.

  • La vacuna antigripal inyectable contiene virus muertos (inactivos). No es posible contraer la gripe a partir de este tipo de vacuna. La vacuna inyectable contra la gripe está aprobada para personas de 6 meses o más.
  • La vacuna en aerosol nasal contra la gripe utiliza un virus vivo y debilitado en lugar de un virus muerto, como en el caso de la inyección contra la gripe. Está aprobada para niños saludables de más de dos años.

Todas las personas que vivan con un niño menor de 6 meses o que estén en contacto directo con ellos también deben aplicarse la vacuna contra la gripe.

¿LE HARÁ DAÑO LA VACUNA A MI BEBÉ?

Usted o su bebé no pueden contraer la gripe a partir de cualquiera de las vacunas. Sin embargo, algunos niños sí presentan febrícula durante uno o dos días después de la inyección. Si se presentan síntomas más graves o si duran más de dos días, debe llamar a su médico o enfermera.

Algunos padres dudan acerca de hacerle aplicar la vacuna a su hijo pequeño, debido a que sienten temor de que ésta podría hacerle daño a su bebé. Es importante pensar en los riesgos de las complicaciones de la gripe. Por ejemplo:

Los niños menores de dos años tienen más probabilidades de presentar un cuadro grave de gripe. Esto no significa que su hijo siempre tendrá una infección grave, pero esto es difícil de predecir porque los niños que resultan más enfermos de gripe suelen tener una enfermedad leve al principio. Pueden resultar enfermos muy rápidamente.

Una pequeña cantidad de mercurio (denominado tiomersal) es un conservante común presente en las vacunas de múltiples dosis. A pesar de las inquietudes, NO se ha demostrado que las vacunas que contienen tiomersal ocasionen autismo, trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) o cualquier otro problema médico.

No obstante, todas las vacunas de rutina también están disponibles sin tiomersal agregado. Pregúntele al médico si ellos ofrecen este tipo de vacuna.

¿CÓMO PUEDO EVITAR QUE MI BEBÉ CONTRAIGA LA GRIPE?

Cualquier persona que tenga síntomas de fiebre no debe cuidar a un recién nacido o a un lactante, ni tampoco alimentarlo. Como mínimo, las personas con síntomas que estén a cargo del cuidado de los niños deben usar máscaras faciales cuando los cuidan y usar técnicas rigurosas de lavado de las manos.

Toda persona que esté en contacto cercano con su bebé debe hacer lo siguiente:

  • Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo de papel al toser o al estornudar. Desechar el pañuelo de papel después de utilizarlo.
  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón durante 15 a 20 segundos, sobre todo después de toser o estornudar. También puede utilizar limpiadores de manos a base de alcohol.

Si su bebé tiene menos de seis meses y está en contacto cercano con alguien con gripe, infórmele a su médico o al personal de enfermería.

SI TENGO SÍNTOMAS DE GRIPE, ¿PUEDO ANAMANTAR A MI BEBÉ?

Si una madre no está enferma de gripe, se la invita a que amamante a su bebé.

Si usted está enferma, posiblemente deba sacarse la leche para usarla en alimentaciones con biberones administrados por una persona sana. Es improbable que un recién nacido pueda contraer la gripe por tomar leche materna cuando usted está enferma. La leche materna se considera segura si usted está tomando antivirales.

¿CUÁNDO DEBO LLAMAR AL MÉDICO?

Consulte con el pediatra o diríjase a la sala de emergencias si:

  • Su hijo no parece estar despierto ni más cómodo cuando le baja la fiebre.
  • La fiebre y los síntomas de la gripe reaparecen después de que habían desaparecido.
  • No hay lágrimas cuando el niño llora.
  • Sus pañales no están mojados o no ha orinado durante las últimas 8 horas.

Referencias

Fiore AE, Fry A, Shay D, et al; Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Antiviral agents for the treatment and chemoprophylaxis of influenza --- recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR Recomm Rep. 2011;60:1-24.