SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Respaldan la vacuna contra el VPH en varones

Por Dennis Thompson, Reportera de Healthday -
Respaldan la vacuna contra el VPH en varones

El virus de transmisión sexual provoca una variedad de cánceres, entre ellos malignidades del cuello uterino, del pene y orales

MARTES, 25 de octubre (HealthDay News) -- Las autoridades de salud recomendaron el martes que los chicos jóvenes sean vacunados contra el virus del papiloma humano (VPH), un virus de transmisión sexual que provoca la mayoría de cánceres del cuello uterino, además de cáncer anal y algunos cánceres de la garganta y la boca.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. anunciaron el martes que su Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización había aprobado "recomendaciones para la vacunación rutinaria de los chicos de 11 o 12 años con tres dosis de (la vacuna) HPV4" para protegerlos del virus.

Hasta ahora, la recomendación se limita a Gardasil, fabricada por Merck. Otra vacuna contra el VPH, la Cervarix de GlaxoSmithKline, aún no se ha incluido en la recomendación.

"La vacunación debe comenzar incluso a partir de los 9 años, y los chicos y hombres jóvenes entre los 13 y los 21 que no hayan recibido la vacuna también deben vacunarse", señaló en una conferencia de prensa vespertina la Dra. Anne Schuchat, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de EE. UU. en los CDC.

El nivel actual de uso de la vacuna contra el VPH entre las chicas es "decepcionante", señaló Schuchat, y dado que el virus se propaga a través de la conducta sexual, "existe el potencial de que vacunar a los chicos reduzca la propagación del VPH de los chicos a las chicas y reduzca parte de la carga de VPH bajo la que sufren las mujeres".

La vacuna contra el VPH ha estado disponible desde 2006, pero hasta ahora los CDC solo habían recomendado la vacunación de las chicas y mujeres entre los 9 y 26 años de edad para limitar el riesgo de cáncer del cuello uterino.

Según Schuchat, las nuevas recomendaciones se basaron en la eficacia de la vacuna para los chicos. Anotó que aunque el número de cánceres del cuello uterino ha descendido, los cánceres de cabeza y cuello y anales, que afectan a ambos sexos, han aumentado.

Un experto concurrió con el panel de los CDC en que vacunar a los chicos debería ayudar a prevenir cánceres en ambos sexos.

"En un mundo perfecto, la vacunación de todas las chicas podría ser la forma más rentable de prevenir la enfermedad por VPH en las mujeres", comentó el Dr. Kenneth Bromberg, presidente de pediatría y director del Centro de Investigación sobre Vacunas del Centro Hospitalario de Brooklyn en la ciudad de Nueva York. "Sin embargo, dado que no vivimos en un mundo perfecto, se puede plantear un caso muy firme para la vacunación de los chicos con la finalidad de evitar las verrugas genitales en los chicos y la prevalencia de cánceres relacionados con el VPH en ambos sexos. La creciente concienciación sobre el papel que el VPH desempeña en otras enfermedades, como en los cánceres de cabeza y cuello y posiblemente en la enfermedad cardiaca, sería otro motivo para plantearse una inmunización universal".

La vacunación contra el VPH es costosa. Una serie de tres inyecciones de la vacuna Gardasil por lo general cuesta unos 390 dólares.

La vacuna ha resultado controversial para algunos padres, que señalan que podría animar a las mujeres y a los hombres jóvenes a tener relaciones sexuales a una edad temprana.

El VPH es común en los hombres. Un estudio internacional publicado en marzo en la revista The Lancet halló que la mitad de los hombres adultos de EE. UU. podrían estar infectados con el virus.

Hay más de 40 cepas de VPH, y todas se transmiten por contacto cutáneo, por lo general durante las relaciones sexuales, según los CDC.

La cepa mejor conocida del VPH provoca las verrugas genitales. Pero otras cepas no presentan síntomas obvios y desaparecen solas sin tratamiento médico, comentó a HealthDay el Dr. Jean Bonhomme, profesor asistente de la Escuela de Medicina Morehouse en Atlanta.

"Como por lo general no causa síntomas, hombres y mujeres pueden contraerlo y contagiarlo sin ni siquiera saber que lo tienen", apuntó Bonhomme.

Dado que el virus se propaga a través del contacto cutáneo, las protecciones normales que evitan la propagación de enfermedades a través de los fluidos corporales no funcionan, advirtió Bonhomme.

"Las enfermedades como el herpes y el VPH no pueden prevenirse del todo con condones porque ambas se propagan por contacto con la piel", señaló Bonhomme. "Si el virus entra en contacto con el escroto o los muslos, es posible infectarse".

Los hombres no cuentan con las herramientas de evaluación para los cánceres relacionados con el VPH disponibles para las mujeres. Un frotis de Papanicolaou puede detectar el cáncer del cuello uterino en las mujeres, apuntó Bonhomme, pero no hay una prueba parecida para el cáncer del pene o anal en los hombres. Como resultado, muchos hombres podrían no darse cuenta de que sufren de esos cánceres hasta que comiencen a presentar síntomas de la etapa avanzada.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. aprobó la vacuna Gardasil para las mujeres en 2006. Tres años más tarde, la FDA aprobó una segunda vacuna contra el VPH, la Cervarix. Se recomienda la vacunación de las niñas de 11 y 12 años, y para las mujeres jóvenes de 13 a 26 que aún no se han vacunado.

"La idea es vacunar antes de la actividad sexual", apuntó Debbie Saslow, directora de los programas de cáncer de mama y ginecológico de la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society). "Después es mucho menos eficaz".

Saslow y Bonhomme, quien también es presidente de la Red Nacional de Salud de los Hombres Negros (National Black Men's Health Network), dijeron que además de los riesgos directos de salud, hay otros motivos de peso para incluir al sexo masculino en la vacunación contra el VPH.

Por un lado, sería más sencillo vacunar a todo el mundo que tener directrices separadas para chicos y chicas, dijo Saslow. También hay que tomar en cuenta la igualdad sexual, ya que solo se está vacunando a las mujeres contra una enfermedad que afecta a ambos sexos, añadió.

Otro argumento firme a favor de la vacunación masculina contra el VPH es que si solo se vacuna a la mitad de la población, las autoridades de salud no atacan el problema con toda su potencia, apuntó Bonhomme.

"¿Dónde contraen al virus las mujeres?", planteó. "Si no se vacuna a los hombres, no se ayuda a las mujeres".

Se ha mostrado que el VPH aumenta las probabilidades de que un hombre contraiga cáncer del pene y el ano, sobre todo entre los homosexuales. Los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres presentan alrededor de 17 veces más probabilidades de desarrollar cáncer anal que los hombres heterosexuales, según los CDC.

Alrededor de uno por ciento de los hombres sexualmente activos de EE. UU. tienen verrugas genitales en cualquier momento dado, apuntó la agencia. Anualmente, unos 800 hombres de EE. UU. contraen un cáncer de pene relacionado con el VPH, y unos 1,100 hombres contraen un cáncer anal relacionado con el virus.

"Se trata de cánceres relativamente poco comunes", dijo Saslow. "Sin embargo, entre los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, el riesgo es significativamente superior al de la población general".

Investigadores de la Rama Médica de la Universidad de Texas en Galveston reportaron el lunes que el VPH podría aumentar las probabilidades de enfermedad cardiaca de las mujeres, aunque no tengan ningún factor de riesgo cardiovascular reconocido.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. tienen más información sobre el VPH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?