SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Autoridades instan a vacunarse ya

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Autoridades instan a vacunarse ya

Aún queda mucha vacuna, pero pronto podría escasear, según los CDC

LUNES, 5 de diciembre (HealthDay News) -- Las autoridades de salud de EE. UU. usaron el lunes, el inicio de la Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza, para instar a los estadounidenses a vacunarse contra la gripe antes de que la temporada tome impulso.

Desde la pandemia de gripe H1N1 en 2009, las tasas de vacunación han aumentado entre algunas personas, sobre todo las mujeres embarazadas y los niños, los dos grupos más afectados por la pandemia. Ahora mismo, todavía hay muchas existencias de vacuna, pero podrían comenzar a escasear en las próximas semanas, así que las autoridades esperan que más personas se vacunen antes de navidad.

"La vacuna contra la gripe es la esencia de la prevención, y la prevención es la esencia de la salud pública", señaló durante una conferencia de prensa al mediodía el Dr. Howard Koh, secretario asistente de salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

El brote de gripe H1N1 llevó a una mayor concienciación sobre la gripe y la importancia de la vacuna, anotó Koh. Sin embargo, concienciación y acción son dos asuntos distintos, enfatizó.

"La gripe sigue siendo una enfermedad grave e impredecible", advirtió Koh. "Se calcula que cada año en EE. UU. entre el cinco y el veinte por ciento de la población podría infectarse, y más de 200,000 personas podrían ser hospitalizadas durante la temporada de gripe".

Se recomienda que todas las personas se vacunen contra la gripe a partir de los seis meses de edad, dijo Koh. La vacuna es particularmente importante para los que están en mayor riesgo de complicaciones por la gripe, entre ellos los niños pequeños, las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas que sufren de afecciones crónicas de salud como el asma, la diabetes y la enfermedad cardiaca o pulmonar, comentó.

"Más de 130 millones de estadounidenses sufren de al menos una afección crónica", señaló. Agregó que las complicaciones graves de la gripe pueden incluir deshidratación, neumonía y muerte.

Los trabajadores de atención de salud tienen una necesidad especial de vacunarse para proteger a sus pacientes, sus familias y a sí mismos, apuntó Koh.

Antes de la pandemia de gripe H1N1, apenas alrededor de quince por ciento de las mujeres embarazadas se vacunaban contra la gripe. "En la última temporada, casi la mitad de las mujeres embarazadas se vacunaron", señaló Koh. "Además, el año pasado alrededor de la mitad de los niños del país se vacunaron, y no observamos disparidades raciales ni étnicas en la cobertura de vacunación entre los niños minoritarios".

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. llevaron a cabo una encuesta el mes pasado para medir cuántas personas se vacunaban. Para los trabajadores de atención de salud, la tasa fue de 63 por ciento, un aumento de 7 por ciento respecto a este momento en el año pasado, dijo Koh.

Hasta ahora, la actividad gripal ha sido ligera, apuntaron las autoridades, pero eso podría cambiar rápidamente, dada la naturaleza impredecible de la enfermedad.

"Solo vemos un poco de gripe en el país ahora, pero eso no significa que no llegue pronto", apuntó durante la conferencia de prensa la Dra. Anne Schuchat, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC.

Treinta estados ya han reportado casos de gripe, pero por lo general la temporada de gripe llega a su punto máximo en enero y febrero, comentó. Por eso, ahora es un buen momento para vacunarse, antes de que la temporada de gripe se ponga a toda marcha, añadió.

Hasta la primera semana de noviembre, los CDC calcularon que 36 por ciento de las personas a partir de los 6 meses de edad se habían vacunado contra la gripe, dijo Schuchat. Eso equivale a unos 111 millones de personas, alrededor de 3.5 por ciento más que el año pasado, apuntó.

Aunque el número de adultos vacunados en noviembre fue más o menos igual que el año pasado, este año se vacunaron más niños, dijo Schuchat. Se calcula que 62 por ciento de las personas a partir de los 65 años también se habían vacunado, añadió.

Pero entre los que tienen afecciones crónicas, apenas 42 por ciento se habían vacunado para principios de noviembre, dijo Schuchat. "Es muy cercano a lo que vimos el año pasado", anotó.

Schuchat cree que muchas personas más se han vacunado desde la encuesta, y otras lo harán a medida que la temporada avance. La vacuna de este año es igual que la del año pasado, y hasta ahora parece tener buena concordancia con las cepas circulantes del virus, dijo.

Sin embargo, eso no significa que la vacuna del año pasado confiera protección, enfatizó Schuchat. Para estar seguro, recomienda vacunarse de nuevo este año.

Schuchat advirtió que la vacuna podría comenzar a escasear. Hasta ahora, se han distribuido 129 millones de dosis de vacuna, lo que afirmó es una cantidad típica.

"Creemos que las existencias siguen siendo amplias en todo el país, pero realmente no sabemos cuánto durará esta situación", apuntó. "Esperamos que la gente pueda encontrar la vacuna contra la gripe fácilmente en las próximas semanas, pero esperamos que actúen pronto. La existencia de la vacuna contra la gripe en este momento del año la determinan más bien [los fabricantes], y es probable que se haga más difícil de hallar y obtener".

Más información

Para más información sobre la gripe, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?