Publicidad

Editar mi perfil

Un análisis halla que las inyecciones de esteroides para la ciática solo proveen un beneficio breve

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Crédito: HD

Los pacientes deben discutir los riesgos con el médico, aconseja un investigador

LUNES, 12 de noviembre (HealthDay News) -- Las inyecciones epidurales de esteroides (del tipo involucrado en el brote actual de meningitis fúngica en EE. UU.) proveen solo un alivio a corto plazo para el dolor de piernas y espalda relacionado con la ciática, según un nuevo análisis.

La ciática, un tipo común de dolor de la espalda baja, se caracteriza por intensas punzadas de dolor en una pierna, junto con hormigueo y entumecimiento, como resultado de una lesión o presión en el nervio ciático.

Los tratamientos esteroides epidurales (inyecciones en los espacios entre las articulaciones de la columna) se han usado para tratar el dolor de espalda durante medio siglo, pero no hay directrices constantes para su uso, según el nuevo estudio, que aparece en la edición del 13 de noviembre de la revista Annals of Internal Medicine.

En el nuevo análisis, los investigadores examinaron 23 ensayos clínicos con más de 3,100 pacientes. Los ensayos compararon las inyecciones de esteroides con otros tratamientos. Los investigadores habían dado seguimiento a los pacientes durante un año o más, midiendo el alivio del dolor en varios momentos.

"La revisión mostró que [las inyecciones epidurales] solo ofrecieron una mejora pequeña y a corto plazo en el dolor y la discapacidad a las personas con ciática, y no tuvieron un efecto a largo plazo", señaló el coautor del estudio, el Dr. Chris Maher, profesor de fisioterapia de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Sídney, en Australia.

A las dos semanas y a los dos meses de tratamiento, diez ensayos mostraron un alivio del dolor de la pierna y 14 reportaron mejoras en la discapacidad. Pero tras un año o más, no se hallaron diferencias en el dolor de pierna, el dolor de espalda ni la discapacidad entre los que recibieron las inyecciones, en comparación con los que recibieron un placebo.

"Dado que es probable que el efecto del tratamiento sea pequeño y a corto plazo, los pacientes de ciática deben hablar sobre los riesgos potenciales [de las inyecciones de esteroides] con el médico antes de aceptar someterse al procedimiento", señaló Maher, quien también es director del Instituto George de Salud Global, en Sídney.

Los resultados se hacen eco de algunos de los hallazgos de otro estudio, publicado hace unos meses, que concluyó que tras seis meses, las inyecciones epidurales de esteroides no eran mejores que el antiinflamatorio Enbrel (etanercept) o una inyección de anestesia y solución salina.

El Dr. Steven Cohen, profesor de anestesiología y medicina de atención crítica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore, y director del centro de investigación sobre el dolor del Centro Médico Nacional Militar Walter Reed, dijo que los hallazgos no deben hacer que se descarte el uso del tratamiento epidural con esteroides.

"Es probable que, al menos en algunas personas, las epidurales reduzcan las probabilidades de que necesiten cirugía, no porque duren mucho, sino porque reducen el dolor lo suficiente como para que el cuerpo se sane y/o evitan que ocurran cambios nocivos en el sistema nervioso", apuntó Cohen.

Cohen fue investigador en el estudio que comparó las inyecciones con el Enbrel, que fue publicado en la edición de abril de la revista Annals of Internal Medicine.

Apuntó que muchos factores tienen que ver con la efectividad de las inyecciones. Uno es la duración del dolor. Mientras más tiempo sufre el paciente de dolor, menos tiende a responder al tratamiento, no solo a las inyecciones sino también a otras terapias.

Maher apuntó que no se examinaron los riesgos de los pacientes. Siguen siendo preocupantes, sobre todo dado que unas inyecciones de esteroides contaminadas han acabado con las vidas de 32 personas y enfermado a 438 hasta la fecha desde el inicio del brote de meningitis fúngica en septiembre. Se determinó que el origen de los fármacos contaminados estaba en una farmacia de preparados magistrales, ahora clausurada, que producía medicamentos para satisfacer las necesidades de pacientes específicos. Esas farmacias especializadas son reguladas por juntas estatales, no por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU.

A pesar del brote, las inyecciones epidurales para el dolor de espalda son extremadamente seguras, apuntó Cohen, y "ciertamente son más seguras que las alternativas de uso común, como la cirugía o los narcóticos".

"Cuando se examinan las alternativas para la ciática, ningún tratamiento es muy confiable ni efectivo", lamentó, y añadió que los médicos deben ser más selectivos al elegir a los pacientes que podrían beneficiarse de las inyecciones.

El Dr. Roger Chou, profesor asociado de medicina interna de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland, se mostró de acuerdo.

"[Este nuevo estudio] subraya la importancia de una administración juiciosa de las inyecciones epidurales de esteroides en pacientes que tienen indicaciones claras, sobre todo a la luz del brote de meningitis fúngica", apuntó Chou. Por ejemplo, no hay evidencia de que las inyecciones funcionen en los que tienen dolor de espalda baja sin ciática.

Más información

Para más información sobre la ciática, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo