SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Conozca su dolor de cabeza

Por Consumer Reports -
Conozca su dolor de cabeza
CRÉDITO: THINKSTOCK

Casi todo el mundo tiene dolor de cabeza de vez en cuando pero, cada año, alrededor de 1 de cada 10 personas adultas en los EE. UU. experimenta, al menos, uno tan intenso que consulta a un médico.

El 18% de las mujeres y el 6% de los hombres tienen migrañas en un año determinado, que pueden ser intensos y difíciles de tratar.

En un estudio sobre personas que sufren migraña, más del 40% pensó erróneamente que el dolor era provocado por problemas en los senos paranasales. Aproximadamente la misma cantidad de personas dijo que recibió ese diagnóstico incorrecto de un médico. Muchas personas que tienen dolores de cabeza crónicos han probado antibióticos o descongestivos sin obtener resultados, y algunas incluso se someten a cirugías innecesarias de los senos paranasales. Algunos estudios también han mostrado que más de la mitad de las personas que sufren migraña tratan sus dolores de cabeza sin consultar con un médico. Tal vez por eso solo 1 de cada 5 personas que tienen migrañas persistentes e intensas toma medicamentos para prevenirlas.

En el otro extremo, muchas personas quedan atrapadas en un ciclo de uso excesivo de medicamentos, en el que el uso creciente de medicamentos para el dolor hace que los dolores de cabeza se produzcan más a menudo, lo que reduce la eficacia de los medicamentos. En una encuesta de 2010, casi 1 de cada 4 personas que tenían dolores de cabeza crónicos a diario dijo que tomaba medicamentos para el dolor todos los días. Es posible que el uso excesivo de medicamentos explique la mitad de los casos de ese tipo de dolor de cabeza.

Definir el tipo y la causa de un dolor de cabeza es clave para determinar cómo tratarlo o prevenirlo. Alrededor del 90% de los casos diagnosticados son dolores de cabeza primarios, que se producen en los sistemas sensoriales del cerebro y de señalización del dolor.

Los dolores de cabeza también pueden ser señal de que hay un problema subyacente, como el estrés, los malos hábitos alimenticios o el hecho de dormir muy poco. A veces, pueden ser una señal de problemas más graves, como depresión, presión arterial alta, infección aguda en los senos nasales, trastorno del sueño o, en casos poco frecuentes, infección o un tumor en el cerebro, o un accidente cerebrovascular. Si los dolores de cabeza se presentan 10 o más días al mes, están asociados con otros síntomas neurológicos o empeoran, consulte a un médico. Preste atención a los signos de peligro que se mencionan continuación.

Qué desencadena un dolor de cabeza

Los dolores de cabeza tensionales, las migrañas y los dolores de cabeza en racimo pueden prevenirse evitando los factores que pueden provocarlos. Estos pueden incluir:

• Estrés

• Falta de sueño

• Vino u otras bebidas alcohólicas

• Determinados alimentos, como el chocolate y los quesos añejados

• Exposición a la luz artificial brillante o a la luz solar

Cómo prevenir los dolores de cabeza

Lleve un registro de cada episodio y preste atención a las posibles relaciones con alimentos, bebidas, patrones de sueño o con determinados eventos. (Puede encontrar una plantilla gratuita para llevar un diario de sus dolores de cabeza en el sitio Web de la Sociedad Estadounidense del Dolor de Cabeza [American Headache Society] en www.americanheadachesociety.org.) Las siguientes son otras medidas para prevenir el dolor de cabeza o lidiar con él:

Maneje los factores desencadenantes inevitables. Los lentes oscuros ayudan a minimizar los efectos de la luz brillante. Es posible que algunas mujeres que tienen ataques de migraña relacionados con la menstruación se beneficien de tomar medicamentos preventivos justo antes y durante su periodo menstrual. Algunas buenas opciones son el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y su genérico) o el medicamento de venta con receta sumatriptán (Imitrex y su genérico).

Haga cambios simples. Reducir la cantidad de alcohol que consume, comer menos y controlar el estrés con meditación, con relajación o por otros medios pueden ayudar a prevenir los dolores de cabeza. Si el problema se origina por la falta de sueño, tome medidas para dormir entre 6 y 8 horas todas las noches. Acuéstese y despiértese aproximadamente a la misma hora y no mire televisión ni use la computadora en la cama. Si ronca, pregunte a su médico si usted debe ser evaluado para determinar si sufre de apnea de sueño.

Considere la posibilidad de hacer terapias no farmacológicas. En un estudio de septiembre de 2011, un grupo de investigadores de Suecia asignó en forma aleatoria a 91 personas que sufrían migraña a 1 de 3 programas. Un grupo hizo ejercicio en bicicletas fijas durante 40 minutos 3 veces a la semana durante 3 meses. Otro practicó relajación en una clase semanal y todos los días en su hogar. El tercer grupo tomó dosis diarias de topiramato (Topamax y su genérico), un medicamento antiepiléptico que se usa a dosis menores para prevenir las migrañas. Los investigadores descubrieron que el ejercicio y la relajación reducían la frecuencia de las migrañas y la necesidad de analgésicos en forma tan eficaz como el topiramato, pero sin efectos secundarios.

La acupuntura es otra opción, pero las investigaciones realizadas han tenido resultados inconsistentes. Una revisión de 2009 sobre 22 estudios llegó a la conclusión de que podría funcionar un poco mejor en la prevención de migrañas que los medicamentos como los betabloqueantes. Pero la acupuntura tradicional no dio mejores resultados que la acupuntura “falsa”, en la que se insertaban agujas en lugares al azar o no se insertaba ninguna aguja.

Medicamentos preventivos

Los betabloqueantes, como el propranolol (Inderal y su genérico) y el timolol (Blocadren y su genérico) a menudo son los mejores como primera opción porque son económicos y cuentan con antecedentes de seguridad bien documentados. Los efectos secundarios pueden incluir agotamiento y desmayos provocados por presión arterial baja.

Los antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina (Elavil y su genérico) también son una opción. Los efectos secundarios comunes incluyen resequedad en la boca, sedación y aumento de peso.

Los medicamentos antiepilépticos topiramato (Topamax y su genérico) y valproato (Depakote y su genérico) son otra opción. Pero no hay evidencia de que sean más eficaces que los betabloqueantes ni los tricíclicos, y estos medicamentos pueden provocar efectos secundarios como caída del pelo, náuseas, temblores y vértigo y, en algunos casos, incluso daño a los órganos internos, pensamientos suicidas e hinchazón de la lengua.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó recientemente el uso de inyecciones de Botox para la prevención de migrañas en adultos que experimentan 15 o más dolores de cabeza al mes durante 3 meses o más. El costoso tratamiento requiere alrededor de 30 a 40 inyecciones en la frente, las sienes y el cuello cada 3 meses. Pero algunos ensayos clínicos determinaron que las inyecciones no tienen mejor efecto que un placebo. Y un estudio pequeño sugirió que las inyecciones podrían tener un mejor efecto en determinado tipo de migrañas: las que se centran detrás de un ojo o que provocan dolor opresivo más que las que provocan un tipo de dolor explosivo.

Varios suplementos dietéticos, incluidos la petasita, la coenzima Q10, la matricaria, el magnesio y la vitamina B riboflavina, redujeron la frecuencia o la intensidad de las migrañas en pequeños ensayos aleatorizados controlados con placebo. Si desea tomarlos, busque la marca “USP Verified” (Verificado por la Farmacopea de los EE. UU. [USP, por sus siglas en inglés]) en el envase, que indica que el fabricante ha cumplido los criterios establecidos por la Farmacopea de los EE. UU., una autoridad sin fines de lucro encargada del establecimiento de normas sobre la calidad, la pureza y la potencia del producto y de los ingredientes.

Cómo manejar las migrañas

Para ataques leves o moderados, una combinación de aspirina, acetaminofeno y cafeína (Excedrin Migraine y su genérico) actúa tan bien como los medicamentos de venta con receta para muchas personas. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés), como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y su genérico) o el naproxeno (Aleve y su genérico) también pueden ser muy eficaces.

Si esos medicamentos no funcionan, nuestros consultores sugieren que pruebe uno de los medicamentos de venta con receta para las migrañas denominados triptanos. Estos medicamentos provocan menos efectos secundarios que otros medicamentos de venta con receta y siete cuentan con la aprobación de la FDA para determinados tipos de migrañas. Un análisis de Consumer Reports Best Buy Drugs destaca dos medicamentos con beneficios notables:

● Sumatriptán (Imitrex y su genérico) es el único triptano disponible como genérico. Cuesta de $20 a $24 por tableta, en comparación con $29 a $43 por píldora para los triptanos de marca. Hay estudios que muestran que es tan eficaz como otros triptanos para controlar el dolor provocado por la migraña. El sumatriptán genérico también está disponible como aerosol nasal y en una formulación inyectable. Esas formulaciones actúan en forma más rápida que las píldoras y pueden ayudar si las migrañas van acompañadas de vómitos.

● Rizatriptán (Maxalt) alivia el dolor en el término de dos horas, más rápido que la mayoría de los demás triptanos. A un precio de $35 a $38 por píldora, es más costoso que el sumatriptán genérico, pero es una buena alternativa si el sumatriptán no le hace efecto.

Los triptanos actúan mejor al presentarse los primeros signos de una migraña. En alrededor de un tercio de las personas que sufren migraña, los triptanos no actúan en forma confiable. Pruebe con varios para ver cuál es mejor para usted. Es posible que tengan un mejor efecto si los toma con otros NSAID. Todos los triptanos pueden provocar efectos secundarios preocupantes, que incluyen mareos, agotamiento, bochornos, entumecimiento y hormigueo. Y han sido asociados a casos poco frecuentes de ataques cardíacos, alteraciones posiblemente mortales del ritmo cardíaco, accidentes cerebrovasculares y muerte. No los use si usted es obeso, fuma, tiene enfermedad de las arterias coronarias, diabetes, enfermedad vascular periférica o antecedentes de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Los medicamentos combinados que contienen butalbital (Fioricet, Fiorinal y su genérico) carecen de evidencia en ensayos clínicos que respalde su eficacia para combatir las migrañas, y podrían provocar dependencia y uso excesivo. Los opioides provocan náuseas, somnolencia y estreñimiento, y su uso frecuente puede provocar dependencia y dolores de cabeza ocasionados por el uso excesivo del medicamento. Si usted no responde a los triptanos o no puede tolerarlos, considere la posibilidad de tomar opioides.

¿Demasiados medicamentos?

Para evitar los dolores de cabeza provocados por el uso excesivo de medicamentos, tome la mínima dosis que sea efectiva y lleve un registro de la frecuencia con la que toma cada medicamento. Usted está en riesgo de uso excesivo si toma medicamentos para el dolor a causa de un dolor de cabeza durante 10 días al mes o más. Si un analgésico ya no es tan eficaz como solía serlo, considérelo una señal de advertencia.

Algunos medicamentos tienen mayores probabilidades de provocar dolores de cabeza provocados por el uso excesivo o “de rebote” que otros. El butalbital y los opioides están entre los más riesgosos, junto con los triptanos y los analgésicos de venta libre. Si usted sospecha que está usando una cantidad excesiva de medicamentos, redúzcala en forma gradual. Tomar un medicamento para prevenir los dolores de cabeza podría ayudar.

La mayoría de las personas que buscan tratamiento para el uso excesivo de medicamentos tienen éxito. Pero cerca de la mitad tienen una recaída en el término de cinco años, por lo que se necesita vigilancia constante.

Signos de peligro

Busque ayuda médica inmediata si su dolor de cabeza:

1. Se presenta en forma repentina y es intenso.

2. Es un nuevo dolor de cabeza que dura más de 24 horas.

3. Se presenta después de una lesión en la cabeza o de otro traumatismo.

4. Es provocado por esfuerzo físico.

5. Duele mucho más que cualquier dolor de cabeza anterior.

6. Viene acompañado de fiebre, rigidez en el cuello, vómitos, pérdida del equilibrio, cambios en la vista o el habla, o entumecimiento o debilidad en un lado del cuerpo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?