SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Medicamentos comunes que pueden afectar tu vida sexual

Por Consumer Reports -
Medicamentos comunes que pueden afectar tu vida sexual

Si su vida sexual no es lo que solía ser, las hormonas, el envejecimiento o el aburrimiento en la cama podría no ser el problema; podrían ser los medicamentos que está tomando.

Algunos de los peores enemigos de la vida sexual son los antidepresivos, pero las medicinas de receta comunes como los medicamentos para la presión arterial e incluso los remedios como Advil también pueden provocar problemas, tal como verá a continuación.

Medicamentos y efectos secundarios para las mujeres

Medicamentos contra la ansiedad como alprazolam (Xanax), diazepam (Valium).
Menos deseo, resequedad vaginal, dificultad para alcanzar el orgasmo.

Antidepresivos como citalopram(Celexa), fluoxetina (Prozac), sertralina (Zoloft), paroxetina (Paxil), venlafaxina (Effexor), duloxetina (Cymbalta).
Menos deseo, menos sensación o excitación, dificultad para alcanzar un orgasmo.

Antimicóticos como ketoconazol (Nizoral).
Menos deseo.

Antihistamínicos como difenhidramina (Benadryl Allergy).
Menos deseo, menos sensación o excitación.

Medicamentos para la presión arterial como atenolol (Tenormin), metoprolol (Lopressor), clonidina (Catapres), metildopa (Aldomet) y diuréticos.
Menos deseo.

Medicamentos para la acidez como famotidina (Pepcid) y ranitidina (Zantac).
Menos deseo.

Relajantes musculares como baclofeno (Lioresal)
Dificultad para alcanzar un orgasmo.

Analgésicos como aspirina, medicamentos antiinflamatarios no esteroideos incluyendo ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve), oxicodona (Oxycontin) e hidrocodona (Vicodin).
Resequedad vaginal.

¿Qué hacer?

Incluso si la causa probable de sus problemas sexuales es un medicamento que está tomando, existen algunas cosas que puede hacer para recobrar su ritmo. Además de considerar los consejos que le damos aquí, no sienta pena de tener una plática sincera con su médico acerca del tema. Puede tener un problema de salud, como apnea del sueño o diabetes, que esté afectando su deseo sexual.

Espere y observe. A veces, los problemas sexuales desaparecen a medida que el cuerpo se adapta a un nuevo medicamento. Si un medicamento está funcionando de manera diferente, vale la pena esperar algunos meses para ver si las cosas vuelven a la normalidad.

Vuélvase más saludable. Los cambios en el estilo de vida como perder peso, hacer más ejercicio y dejar de fumar pueden mejorar su salud en general, así tal vez pueda dejar de tomar un
un medicamento para la presión arterial o analgésico, por ejemplo.

Elija un medicamento diferente. Con el antidepresivo bupropión (Wellbutrin y genérico) y el medicamento para la presión arterial, captopril (Capoten y genérico) puede haber un menor riesgo de efectos secundarios en su vida sexual que con los demás.

Reduzca la dosis. Con la aprobación de su médico, trate de reducir la dosis de una medicina que esté tomando.

El momento adecuado. Una solución simple: trate de tomar su medicina luego de tener sexo en vez de antes.

Considere agregar un medicamento. Si nada funciona, a veces un médico puede recomendar un nuevo medicamento junto con el anterior. Por ejemplo, podría agregarle bupropión (Wellbutrin) a su terapia de antidepresivos, darle una receta para pastillas, cremas, óvulos o parches de estrógeno para ayudar con la resequedad o aumentar la sensibilidad o incluso, probar sildenafil (Viagra; pruebas preliminares sugieren que podría ayudar tanto a las mujeres como a los hombres).

Para leer el informe completo, visite Consumer Reports

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?