Comentarios

Vinculas bebidas dietéticas con depresión

Publicado - Por Amy Norton, Reportero de Healthday

0 Comentarios | Tamaño del texto:
También se observaron mayores probabilidades entre los que bebían refrescos con regularidad Crédito: HD

MARTES, 8 de enero (HealthDay News) -- Los adultos mayores que beben varias bebidas de dieta al día podrían tener un mayor riesgo de desarrollar depresión, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores hallaron que de más de 260,000 adultos mayores en una encuesta de EE. UU., los que tomaban por lo menos cuatro porciones al día de refrescos, té helado o ponche de frutas artificialmente edulcorados tenían un mayor riesgo de ser diagnosticados con depresión en la próxima década.

Las personas a quienes les gustaban las bebidas endulzadas con azúcar también mostraron un mayor riesgo de depresión, en comparación con las que evitaban esas bebidas. Pero el vínculo fue menos firme que el que se halló entre las bebidas de dieta y la depresión, según el estudio, publicado el 8 de enero.

Por otro lado, los amantes del café tenían un riesgo de depresión ligeramente más bajo que las personas que no lo consumían generalmente.

Pero nadie sabe qué significa esto.

"Probablemente, esto genera más preguntas que respuestas", señaló Eva Redei, profesora de psiquiatría de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago. Y definitivamente no es posible culpar a las bebidas de dieta en sí, basándose tan solo en estos hallazgos, apuntó Redei, quien no participó en el estudio.

Hay que tener cuidado, concurrió el líder del estudio, el Dr. Honglei Chen, investigador del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental.

"La investigación es preliminar y se necesitan más estudios sobre el tema", apuntó Chen.

Pero añadió que los hallazgos son "interesantes", y que son consistentes con un pequeño pero creciente número de estudios que relacionan las bebidas con edulcorantes artificiales con una peor salud.

Los resultados fueron publicados por la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology) como adelanto de su reunión anual, que tendrá lugar en San Diego en el mes de marzo.

Los hallazgos se basan en más de 260,000 estadounidenses de 50 a 71 años de edad que reportaron sus hábitos usuales de consumo de bebidas. Más o menos una década más tarde, se les preguntó si habían sido diagnosticados con depresión en los años anteriores.

Poco más del 4 por ciento contestaron que sí. En general, las personas que consumían la mayor cantidad de bebidas de dieta endulzadas con aspartamo al inicio tenían un mayor riesgo de depresión. Los que tomaban por lo menos cuatro latas o vasos de refrescos de dieta al día tenían un 31 por ciento más probabilidades de reportar depresión que los que no.

Las ingestas elevadas de ponche de fruta y té helado artificialmente endulzados se relacionaban con riesgos similares. Lo mismo sucedía con los refrescos regulares, pero el aumento en el riesgo (del 22 por ciento) era más bajo que el relacionado con los refrescos de dieta.

Al contrario, las personas que bebían cuatro o más tazas de café al día tenían un riesgo de depresión más o menos un 10 por ciento más bajo, en comparación con las que no bebían café.

"Se trata de un estudio interesante, y se basa en una población grande", dijo Redei. Añadió que no es habitual que los estudios sobre la depresión se enfoquen en los adultos mayores, así que es bueno ver que los investigadores observen los factores de riesgo de la depresión a una edad avanzada.

El problema es que muchos otros factores podrían explicar por qué los refrescos de dieta o el café tienen una relación con el riesgo de depresión.

Dos factores importantes son la diabetes y la obesidad, apuntó Redei. Ambos son comunes entre los estadounidenses mayores, y ambas afecciones se relacionan con mayores probabilidades de desarrollar depresión. Las personas que son obesas o que tienen diabetes pueden ser partidarias de los refrescos de dieta para ayudar a controlar su peso o glucemia.

En cuanto al café, quizás los adultos sanos simplemente se sientan en mayor libertad de consumirlo en grandes cantidades. "Quizás el médico haya aconsejado a los adultos mayores con una peor salud que eviten la cafeína", planteó Redei. Y una peor salud física podría traducirse en un mayor riesgo de depresión.

Chen dijo que su equipo consideró estadísticamente muchos otros factores, como el peso y cualquier reporte de diabetes.

Pero anotó que el estilo de vida en general u otros factores podrían de cualquier forma explicar los hallazgos. Y no está claro, dijo Chen, por qué las bebidas de dieta o el café podrían tener algún efecto directo sobre el riesgo de depresión.

Hasta que se sepa más, Redei advirtió a los adultos mayores que no comiencen a acudir a Starbucks en masa para reducir el riesgo de depresión.

Los estudios presentados en reuniones médicas generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre la depresión, visite el Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

Ingresar o Ingresar con Facebook
En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s2.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/