SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Tu fe te puede enfermar?

Por -
¿Tu fe te puede enfermar?
CRÉDITO: THINKSTOCK

En estos últimos días, dos noticias que han tomado estado público se relacionan con la disyuntiva que enfrentan las autoridades frente a las personas enfermas que no aceptan los tratamientos médicos convencionales o las vacunas porque son contrarios a sus creencias. ¿Se los puede obligar a que lo hagan, o se los debe respetar?

En Ohio, una niña de 10 años perteneciente a la comunidad Amish padece de linfoma linfoblástico -una forma agresiva de Linfoma no Hodgkin- y sus padres no quieren que reciba quimioterapia. La enfermedad tiene una tasa de supervivencia de 85%, siempre y cuando se lleve a cabo el tratamiento médico indicado.

Los Amish o Menonitas son un grupo etnorreligioso que desciende de inmigrantes germanos, llevan una vida sencilla y alejada de la tecnología y la vida moderna.

La comunidad más grande se encuentra en Ohio, con más de 200 mil personas. Los Amish no tienen seguros y no aceptan asistencia gubernamental en salud ni en alimentación, por eso la niña ahora está siendo tratada con hierbas, el único tratamiento permitido por su comunidad, pero su condición ha empeorado.

Frente a la insistencia de los médicos del Hospital de Akron Children, de que la niña morirá si no recibe tratamiento médico, un tribunal de apelaciones revocó el martes 27 de julio una medida que respetaba la decisión de los padres y falló a favor de que la pequeña sea tratada.

Despúes de la decisión del tribunal, Robert McGregor, Director Médico del hospital, dijo que ellos tienen la obligación moral y legal de asegurarse que la niña reciba la atención adecuada para tratar su enfermedad.

  • Las creencias y la salud

El reciente brote de sarampión entre miembros de la organización cristiana Eagle Mountain International Church, en Texas, vinculado a 21 casos, también plantea el debate sobre el tema de la responsabilidad social que existe sobre las vacunas, más allá de las costumbres o creencias religiosas, sobre todo, porque quienes se enferman, pueden contagiar a otros.

De los 21 afectados por la enfermedad, 16 no estaban vacunados y el resto no habían recibido el plan completo de inmunización, dijeron las autoridades locales, quienes también pusieron de manifiesto el peligro de contagio que eso implica.

En Argentina, una joven de 19 años murió tras rechazar una transfusión de sangre que la hubiera salvado. Pertenecía a la religión de los Testigos de Jehová, quienes tienen prohibido recibir sangre de otra persona, aún a costa de su vida.

En los casos mencionados, los médicos tienen que enfrentar el dilema ético de respetar su juramento o preservar la voluntad del paciente, enfrentando la delicada y peligrosa frontera entre salvar una vida y enfrentar las prohibiciones de las creencias religiosas.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?