SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Si tienes ADHD corres más riesgo de muerte

Por -
Si tienes ADHD corres más riesgo de muerte
CRÉDITO: THINKSTOCK

Las personas que padecen un trastorno de déficit de atención con hiperactividad tendrían el doble de chances de sufrir una muerte prematura sobre todo debido a accidentes automovilísticos pero también problemas de desobediencia a la autoridad, criminalidad y mal uso de sustancias, asegura un nuevo estudio.

El estudio, publicado en la revista científica británica The Lancet, ha analizado un muestreo de dos millones de daneses, asegura que las personas que sufren de déficit de atención e hiperactividad, trastorno conocido por la sigla en inglés ADHD, tienen el doble de posibilidades de morir en un accidente que el resto de la población. 

En ese informe, también se señala que el riesgo es aún mayor en las mujeres que en los hombres y que esas posibilidades de muerte prematura aumentan con la edad, es decir, tiene una mayor prevalencia en personas de más edad. 

Las personas que fueron diagnosticadas a los 18 años o más, tuvieron cuatro veces más posibilidades de morir jóvenes que la población en general, asegura el informe. Por otro lado, el índice de fallecimiento en mujeres con ADHD fue del doble que los hombres con ese trastorno. 

Mucho de esto puede explicarse por la distracción y la impulsividad asociada a esta patología que hace que la persona que la padece pueda distraerse conduciendo un vehículo, al operar una máquina e incluso al cruzar la calle. 

El director del grupo de investigadores de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca fue Soren Dalsgaard analizó los casos de 32 mil personas que sufren de déficit de atención señaló que "el descubrimiento enfatiza la importancia de diagnosticar la dolencia pronto, especialmente en chicas y mujeres". 

Los científicos aclararon que aunque el riesgo es más elevado en esta población, si pensamos en valores absolutos, es decir, generales sigue siendo bajo. 

Si bien el hablar de muerte prematura puede sonar preocupante para amigos, familiares y mismo para las personas que padecen algún déficit de atención, el número de fallecimientos es muy bajo y si la persona recibe el tratamiento correcto y toma ciertos recaudos pueden minimizarse aún más, advierten los expertos. 

Estudios previos han mostrado que las personas que tienen ADHD tienen ciertos desafíos en el día a día pero el estudio danés es el primero en mostrar fehacientemente el riesgo de muerte por causas no naturales que conlleva el tener conductas impulsivas y la falta de atención. "ADHD es un diagnóstico frecuentemente criticado y debatido pero nuestra investigación demuestra que no debe ser tomado a la ligera", explicó Dalsgaard. "Espero que nuestra investigación contribuya a demostrar que se trata de una verdadera enfermedad", agregó. 

¿Qué es el ADHD? 

La sigla ADHD se refiere al Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. Anteriormente, se refería con esta sigla Trastorno por Déficit de Atención o ADD. En 1994, su nombre cambió a ADHD y se utiliza la denominación "Trastorno por Déficit de Atención" para describir un tipo de ADHD que no incluye hiperactividad. 

El ADHD es un trastorno que afecta la capacidad de una persona de mantenerse quieta, concentrarse y prestar atención. 

Las personas con este trastorno tienen alteraciones en las partes del cerebro que controlan la atención y la actividad, con lo que pueden tener problemas para concentrarse en determinadas tareas. 

Son personas que pueden parecer nerviosas todo el tiempo , actuar impulsivamente y muestran una tendencia en involucrarse en problemas. Si bien el ADHD comienza en la niñez, algunas veces no se diagnostica hasta que una persona llega a la adolescencia, y en ocasiones, incluso no se diagnostica hasta que la persona llega a la adultez. 

Algunos síntomas: Las personas con este trastorno muestran dificultad para prestar atención o permanecer concentrado en una tarea o actividad, problemas para terminar las tareas en la escuela o en el hogar, pasan de una actividad a otra y tiene problemas para concentrarse en las instrucciones y dificultad para llevarlas a cabo, pierde u olvida cosas, se distrae fácilmente, incluso cuando realiza una actividad divertida, tiene problemas para prestar atención a los detalles o comete errores tontos, le cuesta organizar las tareas o las actividades, le cuesta esperar su turno, interrumpe o importuna a los demás, responde impulsivamente las respuestas antes de que se hayan completado las preguntas, juguetea con las manos o los pies, se siente inquieta y habla excesivamente.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?