SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Sentirse más joven alarga la vida

Por -
Sentirse más joven alarga la vida
CRÉDITO: THINKSTOCK

Dicen por ahí que la edad es un estado de alma. Ahora, un nuevo estudio científico lo confirma: quienes se sienten más jóvenes de lo que son, viven más años que los que se sienten viejos. Analizando la tasa de mortalidad y la percepción que tenían de sí mismos, los investigadores llegaron a la conclusión de que quienes se ven tres o cuatro años menores a lo que realmente son, viven más.

La percepción que las personas tienen de sí mismos y de su edad podría reflejar su estado de salud, sus límites físicos y su bienestar, destacaron los científicos británicos del Instituto de Epidemiología y Salud del University College London.

Durante un periodo de 99 meses en el que se analizaron los datos, el grupo de científicos británicos encontró que la tasa de mortalidad fue de 14,3% entre los que se sentían más jóvenes, 18,5% entre los que sentían que tenían su edad cronológica exacta y 24,6% entre los participantes que se sentían mayores de lo que realmente son, según el estudio publicado en la revista médica estadounidense, JAMA Internal Medicine. 

Para realizar el estudio, todos los participantes respondieron a la pregunta ¿Cuán viejo te sientes? y luego compararon sus respuestas a su edad cronológica e índices de riesgo de muerte.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron los datos de un informe sobre envejecimiento de 6.489 personas de un promedio de 65,8 años.  La mayoría ( un 69,6%) se sentía tres o cuatro años más joven de lo que era mientras que 25,6% tenía el sentimiento de tener su edad real, y 4,8% tenía la impresión de tener al menos un año más.

Entre los índices que los científicos consideran que son los que hacen que una persona se sienta mayor están las enfermedades crónicas, dificultades de movilidad y cuestiones de salud mental como la depresión, dijo el experto Andrew Steptoe, uno de los autores del estudio.

Más de dos tercios de los participantes se sentían tres o cuatro años antes de su edad real. La actual promedio de los participantes es de 66 pero el promedio en el que se percibían eran de 57.

"No sabemos si es por ansiedad o por mal manejo del estrés pero (sentirse mayores)  coloca a las personas en un mayor riesgo cardiovascular y no de cáncer, lo cual no es una sorpresa para mí", explica el investigador.

"Ser optimista vale la pena...A pesar de que existan componentes genéticos en ser optimistas o pesimistas, también se puede aprender", agrega.

El optimismo es una profecía auto-cumplida en muchos sentidos, dicen los expertos. Si te sientes joven y en control de tu salud, te sientes capaz de manejar el estrés, comer bien y hacer ejercicio, tiendes a hacer más y más.  

Está probado que una mirada positiva sobre el futuro protege de accidentes cerebrovasculares, aumenta el sistema inmunitario, ayuda a sanar las heridas y reduce también los riesgos de enfermedad cardíaca, así lo confirman también investigadores de la Universidad de Michigan.

Consejos para sentirte joven

Diviértete. La risa tiene fortalece el sistema inmunológico, genera endorfinas, reduce el cortisol, la hormona del estrés, alivia los dolores y hasta rejuvenece.

Realiza ejercicio aeróbico, aumenta las endorfinas, por ende la sensación de bienestar y armonía con uno mismo y nos hace sentirnos mejor y más jóvenes. Al menos unos 45 minutos tres veces por semana. El ejercicio puede ayudar a las personas de toda edad a sentirse mejor y disfrutar más la vida, incluso aquellos que piensan que  creen que están demasiado viejos o muy fuera de forma.

Sí a un rato de sol. El estar al sol y al aire libre entre 15 y 30 minutos por día activa sustancias del sistema inmunológico, aumenta la producción de vitamina D y  la absorción del calcio, tan importante para el fortalecimiento de los huesos. Pero eso sí, ten cuidado porque el sol también produce el envejecimiento de la piel.

Dormir bien trae importantes beneficios para la salud, entre otros mejora el sist  Se calcula que entre 50 y 70 millones de adultos tienen trastornos de sueño o de vigilia en Estados Unidos, según cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).  Las personas que no duermen bien,  son más propensas a padecer de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, depresión y obesidad, así como también cáncer y una menor calidad de vida y productividad.

Incorpora antioxidantes a tu dieta. Las sustancias antioxidantes mejoran la apariencia de la piel, la memoria y detienen el envejecimiento celular de manera natural. Entre los más comunes se  incluyen los beta carotenos, luteína, licopeno, selenio, vitamina A, vitamina C y E que los puedes encontrar en muchos alimentos, como las frutas, vegetales, nueces, granos y algunos aceites, carnes, aves, pescados, miel de maple y curry.

Un yogur cada día. Los yogures contienen bacterias saludables (probióticos) que combaten los gérmenes en el intestino, mejoran la defensa inmunológica y la flora intestinal . Son además una excelente fuente de proteínas y nutrientes esenciales, como calcio, potasio y magnesio. 

Asegúrate que tu dieta incluye todos los alimentos necesarios, incluidos vitaminas y minerales. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?