Editar mi perfil

Cerrar

Selfie, la palabra del año: ¿qué hay detrás?

Por -
Crédito: Twitter

Selfie, la palabra que se utiliza en inglés para referirse a las fotos tomadas por uno mismo, acaba de ser nombrada la palabra del año 2013 por el Diccionario Oxford. Cientos de miles de millones de fotos se encuentran hoy publicadas en las redes sociales de internet.

Famosos y no famosos, disfrutan de sacarse fotos al natural en diferentes situaciones cotidianas. Hasta el Papa Francisco accedió a tomarse fotos autosacadas con algunos seguidores.

La palabra selfie es originaria de las redes sociales pero pasó a formar parte de un uso generalizado para referirse a los autorretratos, no sólo a los de las redes. 

El auge de las fotos va de la mano con los avances tecnológicas y las cámaras de fotos prácticamente en todos los teléfonos celulares.

El uso de la palabra selfie, ha aumentado nada menos que un 17.000% sólo el año pasado.

¿Qué hay detrás de estas fotos?

Lejos de ser una conexión a nivel humano, el publicar constantemente una foto auto-sacada puede ser un pedido de aprobación y aceptación de los demás, lo que puede ser un arma de doble filo, depende la repercusión y aceptación que encontremos, dicen los especialistas.

Según la Real Academia Española, un autorretrato es un "Retrato de una persona hecho por ella misma (fuente)" la costumbre de tomarse una foto a sí mismo para muchos tiene que ver con vanidad extrema y para otros con la necesidad constante de compartir la vida con los demás y ser aceptados.

El acto de tomarse autorretratos puede implicar varias cosas: por un lado es un acto de vanidad o narcisismo que se ve representado por estar de alguna forma posando todo el tiempo y viéndonos a nosotros mismos minuto a minuto en cada situación. Por otra parte, es una forma de exhibir nuestra rutina y compartir con los demás cada momento de nuestras vidas en un estado natural y espontáneo, a diferencia de lo que podría ser una fotografía tradicional.

Con nada menos que más de 240 mil millones de fotos publicadas, Facebook es sin duda la mayor red social de imágenes de internet.  Sin embargo, investigadores de la Sony Brook University de Nueva York, han encontrado que el uso excesivo de Facebook puede provocar una predisposición a desarrollar un trastorno de ansiedad y depresión en los adolescentes, sobre todo en las mujeres, que tienden a comparar sus realidades con las que ven en este mundo "ideal" de las redes sociales.

Sacar fotos es un acto en el tiempo en el que algo del momento se saca de su propio tiempo y se traslada y permanece. Congela en el tiempo algo que queremos hacer persistir sobre nosotros mismos.

Fotos y autoestima

Por otra parte, investigadores canadienses, en un reporte publicado en la revista cientifica Psychological Science, hallaron que las personas con una autoestima baja ahogan a sus amigos de Facebook con detalles negativos sobre sus vidas, lo que hace que resulten menos agradables y tengan menos seguidores.

"La necesidad de mostrarse, puede ser considerada una forma de existir socialmente, la gente muestra lo que quiere mostrar, en general adquisiciones, viajes, situaciones felices. Es una moda social que tiene que ver con la idea de lo que está en los medios es lo que existe, como una forma de auto-afirmar la existencia", explicó a Hola Doctor el psiquiatra argentino Daniel Navarro. 

"Un nuevo estudio indica que muchas personas están optando por cerrar sus cuentas de Facebook por la envidia y malas energías que pueden generar en los demás. Tenemos que entender que uno muestra lo que quiere de sus vidas y la imagen que deseamos que los demás retengan de nosotros mismos....una forma de levantar la autoestima y afirmar nuestra existencia social", agrega el médico especialista en psicopatología y psiquiatría forense.

Cuando se trata de personalidades famosas, este hábito de postear fotos y mensajes a cada momento también es una forma de publicitarse, de mantenerse vigente en los medios, de generar expectativas sobre sus vidas. Es sin duda un acto que corresponde a una conducta narcisista y de auto-afirmación, a la vez que muchas veces estas fotos y mensajes tienden a humanizar a la figura, ya que la muestran en un estado más natural y espontáneo.

Según algunas encuestas sobre el tema aparecidas en Internet, entre un 25 y un 50% de las fotos autorretratos o selfies se publican en Internet.  En general, las fotos que llegan a los demás tienen que ver con una imagen que la persona quiere reflejar de sí mismo o con el envío de un mensaje. Los mensajes que producen en los demás suelen ser en su mayoría positivos y tienden a levantar la autoestima de quien aparece en la foto.

En sus libros "Culto del Amateur" y "Vértigo digital" , el experto en redes AJ Keen, describe los sitios de redes sociales como "templos de culto de la auto publicación...una especie de tábula rasa de nuestros deseos individuales e identidad...no es sólo una invitación para apreciar el rostro de la otra persona sino también una vía de validación de la identidad del otro".

En conclusión, sacarse fotos a uno mismo y compartirlas con los demás no es sólo un acto de vanidad sino también de auto-afirmación y construcción de la identidad, ambas cosas, características de los jóvenes de hoy.

Más información

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo