SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Psicología de un terrorista del Siglo XXI

Por HolaDoctor -
Psicología de un terrorista del Siglo XXI
CRÉDITO: GETTY IMAGES

Eran dos estudiantes universitarios prominentes, deportistas y sin complicaciones aparentes. De pronto, se descubrió que los hermanos Tsarnaev fueron los responsables del atentado terrorista en la maratón de Boston que terminó con la vida de dos personas e hirió a cientos más. El que sobrevivió siente celos del que murió porque alcanzó la gloria más alta. No sienten culpa y creen que sus actos están justificados, y así atacan al país que les dio asilo, vivienda, educación y salud. ¿ Cuál es la psicología de un terrorista del Siglo XXI?

Dzokhar Tsarnaev, estudiante de medicina de la Universidad de Massachusetts-Dartmouth de 21 años, recibió sin inmutarse la noticia de que fue encontrado culpable de todos los cargos que se le imputaron, por ser el autor del atentado durante una maratón en Bostón hace casi dos años, en el cual murieron tres personas y resultaron heridas otras 264. 

Luego de una minuciosa investigación, en abril del 2013, la policía de Boston identificó a los responsables de los ataques terroristas en la Maratón de Boston a Tamerlan Tsarnaev, de 26 años de edad, y Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años de edad, quienes eran hermanos y residentes de Cambridge, Massachusetts. 

Ambos jóvenes nacieron en la antigua región soviética de Chechenia e inmigraron legalmente a Estados Unidos en épocas distintas, donde pidieron asilo y tuvieron acceso a numerosos beneficios como educación, cuidados médicos y vivienda, concedida por diferentes agencias del gobierno americano. 

Muchos de los que conocieron a los dos hermanos, hablan de ellos como estudiantes talentosos y atletas con una carrera prometedora por delante.

Según los fiscales a cargo de la causa, los hermanos Tsarnaev con el atentado buscaban castigar a los estadounidenses por las guerras en Irak y Afganistán. Para asegurar esto, se basaron en una carta escrita por el terrorista en la que justificaba el "castigo".

Lejos de arrepentido, al ser capturado, dijo Dzhokhar Tsarnaev dijo:  "Estoy celoso de mi hermano porque ha recibido el jannutul Firdaus (el nivel más alto del paraíso musulmán) antes que yo", y señaló que no estaba de duelo porque "el alma de mi hermano está muy viva..." y agregó que espera algún día reunirse con él en ese nivel más alto.

El terrorismo Yihad del Siglo XXI no tiene que ver con la pobreza, la insuficiente educación u otras precondiciones sociales que antes se creía que eran motivadoras de estos actos, sino que la causa hay que buscarla en las principales enseñanzas del Islam, lo cual instala una era de preocupación en la sociedad, explica la escritora Ayaan Hirsi Ali’s new book is “Heretic: Why Islam Needs a Reformation Now" (Por qué el islam necesita ser reformado ahora).

La mirada psicológica

Durante años, los psicólogos han intentado descifrar las características individuales de un terrorista intentando explicar qué tipo de sentimientos pueden llevar a una persona a cometer hechos de violencia contra otros y no tener sentimientos de culpa al respecto, sino todo lo contrario, sentirse orgullosos de sus actos destructivos.

Sin embargo, lejos de encontrar trastornos piscológicos particulares, los especialistas hallaron ciertos patrones similares pero no perfiles psicopatológicos que expliquen esas conductas..

"Los datos actuales indican que terroristas y terroristas suicidas no muestran ninguna psicopatología marcada. … Sin embargo, se ha sugerido que los terroristas poseen rasgos de personalidad patológicos, pero no disponen de los trastornos clínicos reales", explicó en una entrevista el general retirado GI Wilson, un oficial retirado del Cuerpo de Marines de reserva y experto en la lucha contra el terrorismo, el comportamiento criminal y psicología forense. "La violencia hoy en día puede ser una norma para estos jóvenes radicalizados, ya sea a gran escala o en una comunidad pequeña o familia. Se puede llegar a considerar (a la violencia) como la respuesta normal para alcanzar los objetivos", explicó.

Pero el poder determinar qué es lo que a una persona la puede llevar a cometer un acto terrorista no es una tarea fácil. En general, son personas de difícil acceso para poder entrevistar y estudiar. Además las convicciones religiosas y políticas nos pueden llevar a conclusiones erróneas, por lo que quienes han investigado el tema han llegado a la conclusión de que hay que pensarlo no como un tema individual sino grupal o social.

"Hoy estamos reconociendo muchos de los conceptos erróneos que teníamos antes con respecto a los terroristas y sus perfiles. Los terroristas no son psicópatas o personas mentalmente desordenadas, ni sufren trastornos de la personalidad importantes.El origen de estas conductas, según los datos que tenemos, no está basado en la frustración personal, la privación económica o coacción psicológica", dijo Wilson.

Algunas características comunes

La mayoría de los psicólogos que han tenido contacto con terroristas aseguran que no son personas patológicas en el sentido tradicional de la palabra. Sin embargo, existen algunas características comunes. 

El psicólogo John Horgan, que dirige el Centro Internacional para el Estudio del Terrorismo de la Universidad Estatal de Pennsylvania ha entrevistado unos 60 ex-terroristas y logró identificar una serie de características que hace a las personas más propensas a ser reclutadas por alguna organización terrorista:

  • Se sienten enojados, con sentimientos de despersonalización y que han sido privadas de su derecho al voto.
  • Creen que su participación política actual no les está dando la posibilidad de realizar un cambio real.
  • Se identifican con personas que perciben como víctimas de la injusticia social contra la que están peleando.
  • Tienen necesidad de tomar acción y no solamente de hablar de los temas.
  • Creen que involucrarse en episodios de violencia en contra del estado no es inmoral.
  • Tienen amigos o familiares que también adhieren a la causa.
  • Creen que unirse al movimiento terrorista les ofrecerá una recompensa social, psicológica, como la camaradería, la vivencia de aventuras y un elevado sentimiento de identidad y por supuesto, una recompensa religiosa también de inmortalidad de las almas.

Si bien estas características comunes son importantes , los psicólogos han descubierto que es muy útil estudiar también cómo las personas involucradas en actividades terroristas cambian a partir de entrar al grupo.

Para eso, es importante determinar por qué han entrado a tal o cual organización, cómo los lideres influyen en su participación y en adoptar ciertos roles, por ejemplo cómo los motivan para por ejemplo convencerlos de que poner una bomba suicida puede llevarlos a la glorificación y sobre todo, investigar cómo podría ser la salida del grupo ya que muchos de estos terroristas se involucran de adolescentes y después toman conciencia de lo que realmente han hecho con las “manos llenas de sangre”.

"Los terroristas utilizan grupos y redes de apoyo tanto logístico y psicológico. Estos grupos  les ofrecen un sentido de pertenencia, un sentido de propósito, tal vez incluso un sentido de identidad", agregó el experto.

Por su parte, durante el juicio, los abogados defensores de Tsarnaev, quien escuchó pasivamente el dictamen del tribunal, no negaron su culpabilidad, pero apuntaron a evitar que sea condenado a muerte. 

Más información

La historia de la esposa de un terrorista

El estigma de ser hijo de un asesino

¿Se pueden prevenir las tragedias con armas?

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?