SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Abuso: llegó el turno de maestras y alumnos

Por -
Abuso: llegó el turno de maestras y alumnos
CRÉDITO: CAPTURA DE PANTALLA

El caso de la profesora de gimnasia de Nueva York, que durante meses mantuvo relaciones incluso en el aula con un joven de 16 años, la de Washington que realizó sexo oral a un estudiante y el de la profesora de Texas que enseñaba biología, mandaba fotos desnuda y también tenía relaciones con un estudiante se suman la lista de adultos en situación de poder que tienen sexo con menores. 

Los hechos sucedieron en una de las aulas de un colegio católico de Staten Island, Nueva York. Megan Mahoney,  profesora de educación física, de 24 años, mantuvo relaciones sexuales con un estudiante de 16 durante varios meses. La docente enfrenta ahora 30 cargos de abuso a menores. ¿Cómo frenar estos abusos?

Todo ocurrió en el colegio secundario católico Moore Catholic High School, de Staten Island, en el estado de Nueva York. Como los encuentros se repitieron durante varios meses y no fueron algo casual, la docente enfrenta 30 cargos por abuso y podría tener hasta 4 años de cárcel. 

Aparentemente, Mahoney habría obligado al estudiante a tener sexo con ella y según datos publicados en el Daily Mail, la joven profesora renunció a su cargo después de ser vista por la ex novia del adolescente en una pizzería.

El menor, quien fue expulsado del colegio al estallar el escándalo,  dijo no tener conocimiento de la detención de Mahoney y expresó a la prensa "Realmente no sé lo que siento".

La docente ya fue puesta en libertad sin el pago de una fianza y se negó hablar con la prensa.

También se acaba de conocer el caso de una profesora sustituta de 22 años que en una escuela charter de Washington D.C habría realizado sexo oral a un estudiante jugador de fútbol americano, detrás del escritorio de los profesores, según reportó la policía. El alumno de 17 años, habría grabado en forma secreta parte del encuentro. Symone Greene está acusada por abuso sexual a un menor en primer grado, y se presentará ante la corte el 18 de noviembre próximo.

Con fotos también

Por otro lado, acaba de salir a la luz el caso de una profesora de biología de una escuela secundaria de Texas, también de 24 años, quien perdió su trabajo y se enfrenta a una acusación criminal, después de admitir que mantuvo por meses una relación sexual con un estudiante de 17 años.

La joven Ashley Elizabeth Zehnder  habló por primera vez de la situación a los directivos de la escuela,  quienes descubrieron que varios estudiantes tenían fotos de ella desnuda, las cuales Zehnder había enviado al adolescente con el que mantenía relaciones desde mayo hasta agosto.

La profesora admitió haber enviado fotos desnuda al estudiante, saber que era estudiante y haber tenido relaciones sexuales con un menor. El joven describió a las autoridades detalles fehacientes sobre el departamento de Zehnder que comprobaron que había estado allí.

La profesora de biología fue acusada del delito de mantener una conducta impropia con un estudiante, y pagó 10 mil dólares de fianza y ahora permanece en libertad.

En el último mes se ha conocido también los casos de dos profesoras de Lengua Inglesa de 32 y 24 años de edad, Shelley Dufresne y Rachel Respess, quienes fueron acusadas de haber mantenido relaciones sexuales con un alumno, menor de edad, del instituto en el que imparten clase en la localidad de Destrehan, Lousiana, entre muchos más.

El abuso 

Se considera violencia o abuso sexual a cualquier acto de naturaleza sexual al que se obliga a hacer algo una persona sin que ella lo desee. Esto incluye cuando a la víctima se la obliga cualquier tipo de contacto sexual y también cuando se la toca o se la obliga a tocar a alguien, a desnudarse o a acariciarse íntimamente, aunque el agresor no la toque.

Cada año, según estadísticas y proyecciones de la Sociedad Americana de Pediatría, el uno por ciento de los niños del mundo sufriría algún tipo de abuso sexual, definido éste como la la exposición intencional de niños menores a algún tipo de actividad sexual por parte de otra persona.

Según los expertos, lo más habitual es que los victimarios o abusadores sean adultos o niños mayores que forman parte del entorno social del abusado, es decir conocidos por el niño, lo cual lo hace aún más terrible y devastador, ya que el niño siente que se ha traicionado su confianza en esa persona. 

Ser víctima de abuso sexual es una de las experiencias más traumáticas que pueden vivir los jóvenes y muchas personas creen que en la adolescencia el riesgo de violencia sexual es menor, porque ya son capaces de defenderse. Pero las estadísticas dicen que precisamente la adolescencia es la edad de mayor riesgo.

La organización sin fines de lucro a favor de los derechos de la infancia,  Unicef publicó un informe llamado Ocultos a plena luz, en ese documento se señala que en Estados Unidos un cuarto de las adolescentes mujeres y uno de cada seis adolescentes hombres denunció un abuso o ataque sexual en los últimos 12 meses. 

La  National Survey of Children’s Exposure to Violence, menciona el reporte, realizada en el 2011, asegura que Estados Unidos en una población de adolescentes de  14 a 17 años el 35% de las niñas y el 20% de los varones sufrieron algún tipo de victimización sexual.

La Academia Nacional de Pediatría, por su parte, asegura en su website que se reportan más de 80 mil casos al año de abuso sexual a los niños y niñas, y que el número de casos que no se reportan es aún mayor, ya que los niños tienen miedo de decirle a alguien lo que les pasó y el proceso legal para validar un episodio es difícil. 

"El problema debe de ser identificado, debe de ponerse fin al abuso y el niño debe de recibir ayuda profesional. El daño emocional y psicológico a largo plazo debido al abuso sexual puede ser devastador para el niño", dicen los expertos.

También agregan que el abuso sexual a los niños puede ocurrir en la familia, a manos de un padre o madre, un padrastro, hermano u otro pariente y también un amigo, un vecino, la persona que lo cuida, un maestro o un desconocido y no hay niño preparado psicológicamente para hacerle frente a un abuso.

Hablar con ellos y que se sientan confiados de contar es la clave para detener estos atropellos, agregan.

Más información

Víctimas de abuso sexual

Nuevo plan sobre el abuso sexual

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?