SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Peligro: estimulantes para trabajar más

Por -
Peligro: estimulantes para trabajar más
CRÉDITO: THINKSTOCK

Las largas horas de trabajo y la competencia despiadada cada vez mayor del mundo empresarial de hoy, sumados a la vorágine y presiones en todos los aspectos de la vida pueden ser una fuente de tentación para el uso de estimulantes que ayudan a mantenerse despiertos y concentrados por más tiempo. Cada vez más personas consumen Adderall y otras drogas para los problemas de atención sin necesitarlas. Cuáles son los peligros.

A diferencia de lo que sucede en el mundo deportivo, donde existe un control del uso de estimulantes para determinar la igualdad y la limpieza de la competencia, en el mundo laboral y la vorágine competitiva de hoy en día en las empresas no hay restricciones.  

"Corriendo todo lo rápido que puedas te mantendrás en el mismo lugar. Si quieres avanzar e ir a otro lado, deberás correr el doble de rápido", dijo la Reina de Corazones en el libro Alicia en el País de las Maravillas. 

Pero los estimulantes psíquicos, derivados de las anfetaminas, no son inocuos y en general, conllevan importantes riesgos para la salud tanto a corto como a largo plazo, en general las personas que los consumen reportan una mayor concentración pero una menor capacidad creativa por ejemplo, entre otras dificultades.

Lo que preocupa es el uso de estimulantes de las funciones cerebrales sintéticos cuando en realidad no son prescritos para una condición médica específica. Hasta ahora se escuchaba del uso y abuso en los estudiantes pero recientemente, comenzaron a aparecer informes sobre el uso de Adderall como estimulante en la fuerza laboral y se han difundido historias donde se cuentan casos de personas que para la presentación de un proyecto de trabajo, ingieren estas pastillas y permanecen despiertos casi toda la noche.

Si bien aún no existen estadísticas o estudios científicos que permitan cuantificar esta tendencia, ya se está hablando de esto por las entrevistas y confesiones en general anónimas de los mismos protagonistas.

Uno de los temas que más preocupan a los profesionales es que el consumo de estos estimulantes se haya incrementado en el mundo de los adultos. "Hemos visto este tipo de adicción en estudiantes pero es raro verlo en adultos", dijo la Dra. Kimberly Dennis, directora de un centro de abuso de sustancias en Chicago en una entrevista con el NYTimes. "Pero desde hace un año o dos, estamos viendo este tipo de problemas en personas de entre 25 a 45 años", agregó.

 La mayoría de los usuarios obtienen la receta simulando síntomas del Trastorno de Déficit de Atención como distracción, incapacidad de concentrarse e impulsividad. Otros sencillamente, la obtiene a través de dealers, lo cual además de incurrir en un crimen federal, los pone en riesgo de adicción o muerte por sobredosis.

Un reporte de la Administración y Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias reportó que la cantidad de visitas a la sala de emergencia por el uso de estimulantes legales en adultos se triplicó entre el 2005 y el 2011, en el que unos 23 mil casos fueron reportados, mayoría hombres, de una edad promedio de 33 años.

Algunos estudios reportan un beneficio limitado, dice un informe de los Institutos Nacionales de Salud advierten que el uso de estos estimulantes conocidos también con el sugestivo nombre de 'smart pills' (pastillas de inteligencia) mejoran la atención y motivación sobre todo en las tareas consideradas tediosas o aburridas pero no mejoran la capacidad de la persona de razonar y entender.

Entre los ámbitos laborales, existen algunas industrias como la aeronáutica por ejemplo que tienen prohibido el uso de estos estimulantes, por ejemplo los pilotos de avión o los atletas tienen prohibido el uso de estas sustancias.

El número de personas que utilizan estos estimulantes sin receta o sin necesidad no está claro pero su uso se calcula que aumentó un 53% en 4 años, según datos de la mayor empresa de administración de medicamentos con recetas en Estados Unidos, Express Scripts. Cerca de 2.6 millones de estadounidenses habrían consumido medicación para el déficit de atención en el año 2012.

La mayoría de los expertos asegura que una evaluación adecuada de este desorden requiere una entrevista profunda y extensa para determinar la historia de impulsividad y falta de atención. Muchos entrevistados aseguran que han sido medicados con sólo una entrevista de pocos minutos con su doctor para obtener la receta.

Lo que debes saber sobre el ADHD

El Adderall salió al mercado en 1996 como una anfetamina farmacéutica que sirve como estimulante del sistema nervioso. Adderall es un psicoestimulante que contiene dextrometilfenidato compuesto por una combinación de dextroanfetamina y sales de anfetamina racémicas.  También se utiliza para tratar la narcolepsia y cuadros severos de depresión.

¿Qué es y cómo actúa el Adderall?

El Adderall y drogas similares son derivados de anfetamina o dextroamphetamine que actúan como estimulantes de sistema nervioso central, ya que afectan a los químicos en el cerebro y nervios que contribuyen a el control de los impulsos e hiperactividad.

Son drogas que se utilizan para diferentes tratamientos como la narcolepsia y el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH; ADHD por sus siglas en inglés). 

Existen estudios de que estas medicinas provocan en el cerebro efectos similares al consumo a largo plazo de cocaína y en el mercado se venden ilegalmente como drogas con el nombre de speed (velocidad), meth, Ice (hielo), cristal y éxtasis.

Las anfetaminas actúan a nivel cerebral estimulando la liberación de catecolaminas, incluyendo la dopamina y la noradrenalina. 

Sin embargo, dicen los expertos, hay estimulantes muchos más sanos y efectivos. "Los mejores estimulantes de las funciones cerebrales son la educación, no necesariamente formal, el dormir en forma adecuada y la ausencia de estrés crónico", dijo en una columna en el periódico New York Times, el  neurólogo Anjan Chatterjee, del Hospital de Pennsylvania.

Posibles efectos secundarios

La Ritalina,  el Adderall y las anfetaminas en general frecuentemente causan los mismos problemas que se suponen atacan, como la falta de atención, hiperactividad e impulsividad. 

El Dr. Peter Breggin, psiquiatra y autor de "Talking Back to Ritalin", y  Director del Centro Internacional de Estudio de la psiquiatría y psicología (International Center for the Study of Psychiatry and Psychology - ICSPP) advierte en su libro que “ La Ritalina y las Anfetaminas tienen efectos adversos en el cerebro, la mente y el comportamiento, incluyendo desórdenes inducidos por estas drogas como psicosis, manías, abuso de drogas y adicción".

Entre las consecuencias se citan como posibles se encuentran: el aletargamiento, y el síndrome de abstinencia cuando se interrumpe, ideas suicidas, comportamiento psicótico, convulsiones, comportamiento violento y agresivo, Síndrome de Tourette, (trastorno neurológico que provoca movimientos y sonidos involuntarios o tics), inquietud, mareos, insomnio, euforia, ansiedad, transpiración excesiva, visión borrosa, irritabilidad, emotividad, llanto, insomnio, somnolencia, depresión, pérdida de interés, espasmos musculares, dolores de cabeza y hasta alucinaciones visuales.

Si sospechas una sobredosis busca atención médica de emergencia o llama a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222. La sobredosis de estos medicamentos puede causar la muerte.

Personas con ADD suelen ser más creativas

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?