SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los suicidios aumentan de forma marcada en el Ejército

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

El servicio en Irak y Afganistán parece ser la causa de los crecientes problemas de salud mental

MIÉRCOLES, 7 de marzo (HealthDay News) -- Los suicidios entre los soldados de EE. UU. aumentaron en 80 por ciento de 2004 a 2008, halló un estudio del Ejército.

Hasta el 40 por ciento de esos suicidios podrían haber estado relacionados con la experiencia de combate en Irak, pero casi un tercio de los soldados que se suicidaron no tenían ninguna experiencia de combate, señalaron los investigadores, del Comando de Salud Pública del Ejército de EE. UU.

"Nuestro estudio confirmó estudios anteriores de otros investigadores militares que hallaron un mayor riesgo de suicidio entre los que experimentan diagnósticos de salud mental asociados con el estrés de la guerra", señaló la investigadora líder Michelle Canham-Chervak, epidemióloga principal del comando.

"Este estudio sugiere que un ejército que participe en operaciones prolongadas de combate es una población bajo estrés, y que se puede esperar que las afecciones de salud mental y el suicidio aumenten bajo esas circunstancias", apuntó Canham-Chervak. "Al establecer que los soldados que son diagnosticados con un trastorno de salud mental o abuso de sustancias están en mayor riesgo de suicidio, tenemos un lugar al que dirigir las estrategias de prevención".

El informe aparece en la edición en línea del 7 de marzo de la revista Injury Prevention.

Los hallazgos se basan en un análisis de datos del Ambiente de datos integrados de salud conductual del Ejército de EE. UU., un registro que contiene información (que incluye consultas, diagnósticos y tratamientos) sobre los suicidios a partir de varias fuentes militares.

Este análisis halló que las tasas de suicidio en el personal del Ejército se mantuvieron más o menos igual que las tendencias en la población general de 1977 a 2003, y en realidad fueron un poco más bajas en ese periodo de 27 años, apuntaron los investigadores.

Sin embargo, en 2004 las tasas de suicidio comenzaron a elevarse. Para 2008, habían aumentado en más de 80 por ciento, a una tasa superior a la de la población civil.

En 2007 y 2008, 255 soldados en servicio activo se suicidaron, lo que equivale a una tasa de 20 por 100,000 personas, frente a una tasa de 12 por 100,000 en la población general, hallaron los investigadores.

Las tendencias históricas de los suicidios militares, en comparación con las tasas de 2008, sugieren que 39 por ciento de los suicidios podrían estar asociados con el servicio en Irak, donde EE. UU. inició una acción militar en 2003, o en Afganistán, señalaron los investigadores.

Casi la mitad (45 por ciento) de los que se suicidaron tenían entre 18 y 24 años. Más de la mitad (54 por ciento) eran soldados de baja graduación. Y 69 por ciento habían estado en combate activo, señalaron los investigadores. Los soldados de sexo masculino estaban en mayor riesgo.

Los soldados que se suicidaron eran más propensos a haber sido diagnosticados con una enfermedad mental en el año anterior al suicidio, hallaron los investigadores.

Las tasas de suicidio entre los hospitalizados por problemas de salud mental eran más de 15 veces más altas que entre los que no fueron hospitalizados. En cuanto a los soldados que tuvieron consultas ambulatorias por problemas mentales, la tasa de suicidio fue casi cuatro veces superior.

El aumento en la tasa de suicidios parece relacionarse con unas mayores tasas de depresión, ansiedad, estrés postraumático, abuso de sustancias, trastornos de la personalidad y de adaptación, y enfermedad mental grave, apuntaron los investigadores. Los que tenían depresión grave eran once veces más propensos a suicidarse, y los que tenían trastornos de ansiedad eran diez veces más propensos, hallaron los investigadores.

"Un hallazgo preocupante es que más del 25 por ciento de los soldados que se suicidaron tenían un diagnóstico primario de un trastorno de adaptación", señaló Simon Rego, psicólogo supervisor del Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York. "Trastorno de adaptación" es un término general para los problemas emocionales que resultan de estar en un ambiente estresante, como el combate.

"[Trastorno de adaptación] es un término generalmente usado como diagnóstico a corto plazo y/o cuando no se ha identificado un diagnóstico más preciso", explicó Rego. "Es especialmente prevalente entre los reclutas militares".

Los investigadores también hallaron que 31 por ciento de los suicidios sucedieron en soldados que nunca habían sido desplegados, lo que implica que problemas mentales y estrés distintos de la exposición al combate podrían contribuir al riesgo de suicidio en esta población, señaló Rego.

"Aunque el suicidio sigue siendo un evento relativamente poco común, los resultados de este estudio sugieren que está en aumento a un ritmo sin precedentes y que, a diferencia de cualquier otro momento en la historia, las tasas de suicidio en los militares de EE. UU. parecen haber superado a las de poblaciones civiles comparables", planteó. "Por tanto, es esencial que abordemos este problema emergente de salud pública al enfocar nuestros esfuerzos en estudios como este, que nos permiten identificar todos los factores de riesgo de suicidio, para mejorar nuestros esfuerzos de prevención".

Más información

Para más información sobre el suicidio, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?