Editar mi perfil

Cerrar

Los niños "cool" no terminarían tan bien

Por -

Si bien cuando son chicos los demás los miran con envidia y admiración, un reciente estudio asegura que a largo plazo estas conductas pseudomaduras los arrastran a enfrentarse con una serie de nuevos problemas. 

Las niñas usan maquillaje, se pintan el cabello y salen con chicos más grandes. Los varones, se animan a probar una cerveza y se ofanan de comprar preservativos. Estas conductas que a los 13 puede ser vistas como "cool" y el modelo a seguir por los demás, a la larga podrían retrasar la maduración y traer consecuencias no deseadas, asegura una nueva investigación.

Un nuevo estudio publicado en el journal Child Development afirma que las conductas socialmente riesgosas de estos niños precoces muchas veces no se traducen en un adultez tan exitosa y los encuentra en una situación difícil. "Los  niños rápidos y precoces no terminan bien", dijo el director del estudio, el psicólogo  Joseph P. Allen, de la Universidad de Virginia.

De acuerdo con la investigación, en sus veinte años, muchos de esos mismos niños admirados por todos terminaron teniendo algunos problemas de alcoholismo, problemas para relacionarse con los demás,  adicción a las drogas e incluso algunas actividades criminales.

El estudio observó y analizó a 184 jóvenes entre 13 y 23 años en Charlottesville, en el estado de Virginia.

Según palabras del experto, es justamente esa pseudomadurez en la adolescencia la que los lleva a desarrollar esas actividades problemáticas en sus 20 años. "Hacen cosas extremas para mostrar que son "cool" pero socialmente no son competente,como si aún de adultos todavía vivieran en un mundo adolescente".

Según los expertos, estas conductas pseudomaduras, que los chicos realizan para ganarse popularidad y simpatía son mucho más peligrosas para un futuro conflictivo que el consumo mismo de sustancias durante la temprana adolescencia. 

Lo que sucede, es que estos niños "precoces" hacen las cosas para ganar popularidad, mientras que los otros, los que maduran y las hacen porque están más maduros para eso, pueden sostener esas conductas de romance y cierta transgresión y son de alguna forma, conductas más genuinas y acordes a su edad. Así opinan especialistas en adolescencia como B. Bradford Brown, de la Universidad de Wisconsin-Madison, quien escribe sobre adolescencia y la relación con sus pares.

Esta pseudomadurez se caracteriza por buscar amistades que sean personas físicamente atractivas, buscan tener varios romances, algunos emocionalmente intensos y también exploran sexualmente mucho más que los demás y se involucran en hechos menores de delincuencia, como escaparse del colegio o vandalismo.

Al terminar el estudio, los profesionales encontraron que a los 23 años esos chicos tenían un 45% más de tendencia a tener problemas de alcoholismo y consumo de marihuana. También mostraron una inestabilidad mayor en las relaciones interpersonales.

La hipótesis de los psicólogos es que por buscar la popularidad, estos jóvenes han perdido un período de desarrollo fundamental en la vida de un ser humano. "Los adolescentes maduros son aquellos que son buenos amigos, leales, contenedores y responsables", explica Allen quien agrega que hay que sacarle a los padres la idea de que si los jóvenes no salen tanto o no andan en pareja,  es porque no son populares.

Más información

El sexo casual no es tan malo

Adolescencia y embarazos

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo