SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los adolescentes con TDAH necesitan ayuda en la universidad

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Los adolescentes con TDAH necesitan ayuda en la universidad

Los expertos ofrecen sugerencias a los estudiantes sobre cómo compensar por el trastorno

Para los estudiantes que sufren de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), hacer la transición a la universidad puede resultar particularmente difícil. Pero si adoptan ciertas estrategias, como cumplir con un horario diario estructurado y aprovechar los servicios de discapacidad de la universidad, a los estudiantes de primer año con TDAH les puede ir bien, según expertos y adolescentes que sufren de la afección.

"Les irá mejor a los que lleguen a la universidad preparados, estén conscientes de sus puntos débiles y tengan estrategias para compensar", aseguró Kristy Morgan, graduada doctoral reciente de la Universidad Estatal de Kansas en asuntos estudiantiles y educación superior, que llevó a cabo entrevistas a fondo con ocho estudiantes universitarios de primer año que sufrían de TDAH sobre lo que habían aprendido de su experiencia.

Emergieron ciertos temas.

Aunque la mayoría de estudiantes dijeron que pasaron por la secundaria sin tener que estudiar demasiado, hallaron que las clases universitarias eran mucho más difíciles, y la mayoría pensaban que no tenían las habilidades de estudio para afrontarlas.

"Pudieron pasar por la secundaria bastante bien, y obtener notas suficientemente buenas para entrar en la universidad", apuntó Morgan. "Entonces, llegaron a la universidad. Hallaron que tenían que estudiar de forma muy independiente, había menos oportunidades para prepararse para los exámenes en clases, y resultaba más difícil".

Los estudiantes con TDAH también dijeron que habían estado ilusionados sobre la "libertad" de un horario universitario menos regimentado, pero que hallaron que manejar su tiempo sin la estructura provista por la secundaria les resultaba más difícil.

"En muchos casos, los adolescentes con TDAH dependen en distintos grados de sus padres para que les ayuden en términos de la gestión del tiempo y la organización, a priorizar, a mantener sus cosas organizadas, a permanecer enfocados en las fechas de entrega y asegurar que logran un equilibrio adecuado entre la diversión y el estudio", señaló el Dr. Andrew Adesman, jefe de pediatría del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Steven y Alexandra Cohen de Nueva York. "Cuando van a la universidad, todo eso desaparece en gran medida".

Sobre todo para los chicos con tendencia a la gratificación inmediata o que tienen dificultades con la impulsividad, la universidad ofrece distracciones infinitas, advirtió Adesman. "Podrían tender a permitirse una forma de distracción y otra. Quizás sea relajarse y no estudiar, o beber e ir de fiestas", dijo Adesman.

Y aunque muchas universidades tienen servicios de respaldo para la discapacidad a los que los estudiantes con TDAH pueden recurrir para obtener ayuda adicional, apenas dos de los ocho estudiantes lo habían hecho. Los otros seis dijeron que no sabían que ese servicio estaba disponible, o que no habían llegado a pedir ayuda, que puede incluir tutorías o facilidades para tomar exámenes, como tomarlos en aulas tranquilas y sin distracciones.

Algunos estudiantes quizás también no quisieran pedir el respaldo adicional debido a "la vergüenza, a no desear ser distintos que sus compañeros de clase, o porque tenían concepciones erróneas sobre lo que esos servicios conllevaban", apuntó Morgan.

A pesar de los desafíos, cinco de los ocho estudiantes tuvieron éxito en su primer año universitario, señaló Morgan.

Para ayudar a los estudiantes con TDAH a hacer la transición a la universidad, los expertos ofrecieron a adolescentes y padres los siguientes consejos:

  • Informarse sobre el TDAH: Aunque algunos niños superan el TDAH, los síntomas, que incluyen falta de atención, hiperactividad e impulsividad más allá de lo que se observa normalmente para la edad y el desarrollo de un niño, con frecuencia persisten hasta la adultez. Pero la mayoría de los estudiantes entrevistados tenían ideas erróneas significativas sobre el TDAH. La mayoría dijeron que pensaban que lo habrían superado, aunque alrededor del 80 por ciento de personas con TDAH no lo hace, apuntó Morgan. Antes de que los adolescentes vayan a la universidad, los padres (quizás con la ayuda de un pediatra o psicólogo) deben asegurarse de que los adolescentes comprendan en qué consiste el TDAH y los continuos desafíos que deben esperar, señaló Morgan.
  • Desarrollar estrategias de estudio: Casi todo el mundo deja las cosas para después de vez en cuando, pero para los estudiantes con TDAH, ese rasgo puede ser extremo. En la universidad, donde una calificación completa podría depender de un trabajo o de uno o dos exámenes, estar al día con el trabajo es particularmente importante. Una estrategia para lograrlo es desarrollar un plan, por ejemplo, leer un capítulo cada noche, o planificar estudiar todos los días a la misma hora, y cumplirlo.
  • Fijar un horario: Los horarios diarios inconstantes en sí mismos también plantean desafíos para los adolescentes con TDAH. Los estudiantes universitarios podrían tener una clase a las 8 a.m., y luego otra a las 3 p.m., y un horario completamente distinto al día siguiente. ¿Cómo se puede aprovechar todo ese tiempo libre, sin desperdiciarlo jugando frisbee en el patio? Una vez más, los estudiantes deben desarrollar un horario y cumplirlo.
  • Comunicarse con los servicios de respaldo de la discapacidad: Muchas universidades cuentan con recursos para estudiantes con discapacidades que varían desde impedimentos físicos hasta la dislexia y el TDAH. Esos servicios se proveen de forma discreta, aseguró Morgan. Sin embargo, el estudiante tendrá que rellenar ciertos formularios o papeleo para poder acceder a ellos, y hacerlo podría resultar desafiante para los que sufren de TDAH. Insta a los estudiantes universitarios con TDAH a convertirlo en una prioridad.
  • Seguir tomando los medicamentos: Adesman aconsejó tomar los medicamentos para el TDAH según las indicaciones. También aconsejó a los estudiantes no informar a sus compañeros de dormitorio o amigos que toman estimulantes para el TDAH. A veces, los estudiantes sin TDAH abusan de los estimulantes, creyendo que los fármacos los ayudarán a concentrarse. Podrían presionar a los chicos con TDAH a compartir sus pastillas, lo que viola la ley, señaló Adesman.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU. tiene más información sobre el TDAH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?