Editar mi perfil

La rivalidad entre hermanos se pone en juego en el Super Bowl

Por -

Este domingo los 49ers de San Francisco y los Ravens de Baltimore se enfrentarán en la super final del campeonato de la NFL, el Super Bowl. Sin embargo, en este partido los hermanos Harbaugh, John de los Ravens y Jim de los 49ers, sumarán a la competencia deportiva la tradicional rivalidad y competencia entre hermanos. Un tema del que la psicología se ha ocupado durante años.

Esta es la segunda oportunidad en que se enfrentan deportivamente los hermanos Harbaugh, ya que en el día de Acción de Gracias del 2011 ambos equipos jugaron en lo que fue el primer partido de la NFL donde dos hermanos oficiaron de entrenadores. En esa oportunidad, los Ravens ganaron el juego.

La competencia o rivalidad entre hermanos es algo absolutamente normal, aseguran los especialistas y no discrimina entre razas ni edades. Los hermanos, adultos o niños, tienden a competir entre sí, una competencia que puede ir desde cosas triviales y sin demasiada importancia hasta luchar por el cariño de los padres.

Se entiende como "rivalidad entre hermanos" los sentimientos y acciones competitivas que ocurren frecuentemente entre los niños en la familia, explica la oficina del Protección de Niños del Departamento de Salud y Servicios Humanos del Gobierno de Estados Unidos.

La competencia es considerada como normal en la naturaleza humana, y se puede observar en diferentes ámbitos de la vida de los adultos y niños, en centros de trabajo o en equipos deportivos. Pero esta competencia, cuando se trata de hermanos, arrastra emociones y conflictos que van mucho más atrás en la historia.

John Harbaugh, de 50 años, es el único entrenador de la historia de la NFL en llevar a su equipo a las clasificatorias en sus cinco temporadas. Jim Harbaugh, de 49, ha llevado a los  49ers al juego de campeonato NFC en cada una de sus dos primeras temporadas.

"Ya lo dije muchas veces. Creo que soy la mitad de buen entrenador de lo que él es, pero estoy tratando de mejorar" dijo Jim Harbaugh en declaraciones a la prensa. "Puede ser un poco generoso decir esto, pero tengo la mitad de la experiencia que él tiene, en campeonatos, clasificaciones, victorias, etc.", agregó.

Por su parte, el hermano mayor asegura estar orgulloso de Jim. "Me está tratando de ablandar," dijo John . "Sé cómo trabaja. Eso ya lo he escuchado antes. Es un gran entrenador. Estoy muy orgulloso de Jim y de lo que está haciendo. Estoy orgulloso de sus logros, y muy impresionado por lo que está haciendo su equipo. No es una sorpresa para mí, es la misma forma en que ha jugado y entrenado su vida entera", agregó.

Lo cierto, es que uno de los dos será el ganador este domingo, y a ambos les tocará lidiar con eso.

¿Por qué existe la rivalidad entre hermanos?

Por mucho o poco que los hermanos peleen,  usualmente no existe una razón específica para explicar la rivalidad entre hermanos.  En general, según expertos de la organización parenting.org la rivalidad ocurre por varias razones y varía  de familia en familia  e incluso de hermano a hermano.

Entre las razones  más comunes por las cuales los hermanos pelean están:  

  • Posición - Muchos hermanos pelean por  su posición y el lugar que ocupan en la familia.
  • Atención- Muchos hermanos pelean por la atención de sus padres. 
  • Posesión - Muchos niños pelean por sus pertenencias, amigos, o por el tiempo de los padres.

Elizabeth Pantley, en su libro "Paternidad perfecta y chicos colaboradores", ofrece una serie de consejos para los padres para ayudar a los hermanos a lidiar con el tema de la rivalidad. 

  • Trata a cada hijo como un individuo. Ayúdales a entender que los tratas de diferente manera y que tienen diferentes privilegios y responsabilidades porque son individuos diferentes.
  • Respeta el espacio, pertenencias y tiempo de cada hijo, y también su deseo de estar solo/sola o lejos de sus hermanos.
  • Evita calificar o comparar un hijo con el otro. Esto fomenta la competitividad de cada hijo.
  • Cuando un nuevo hijo llega a la familia, prepara al hermano/a mayor para su nuevo e importante rol. Hágale sentir que el bebé también es suyo.
  • Juega al detective. Mira y toma nota de los momentos cuando los hermanos no se están llevando de acuerdo (antes de la cena, en el automóvil, antes de ir a dormir) y planea actividades separadas para cada uno de esos eventos.
  • Observa cómo tratas a cada hijo para ver si estás contribuyendo a la rivalidad. Asegúrate que no esté teniendo favoritos.
  • Ten expectativas realistas acerca de cómo sus hijos se deberían llevar, cooperar, compartir, y gustarse.
  • Refuérzalos positivamente cuando ellos se lleven bien o cuando ellos resuelvan sus propios conflictos.
  • Haz que cada niño se sienta especial e importante. Intenta pasar tiempo con cada hijo todos los días.
  • Toma tiempo para re-energizarse. Recuerda, las rivalidades entre hermanos es una parte normal de cada familia.
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo