SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mayoría de fumadores desean abandonar el hábito

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
La mayoría de fumadores desean abandonar el hábito

Expertos señalan que los fármacos y la consejería pueden duplicar o triplicar las probabilidades de éxito

JUEVES, 10 de noviembre (HealthDay News) -- A pesar de los peligros conocidos de fumar, alrededor del 20 por ciento de los estadounidenses siguen haciéndolo, pero casi 70 por ciento desean abandonar el hábito, muestra un informe gubernamental reciente.

"Este estudio nos da esperanzas", aseguró el jueves en una conferencia al mediodía el Dr. Tim McAfee, director de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Había la inquietud de que hubiera un grupo de fumadores que seguirían siendo fumadores y que no estarían interesados en dejar de fumar, pero "de hecho, lo que este estudio muestra es todo lo contrario", aseguró McAfee.

El porcentaje de fumadores parece rondar el 20 por ciento a medida que la gente adquiere el hábito, apuntó. "Pero en los últimos cinco años ha habido un declive en la tasa de tabaquismo, y los fumadores en realidad fuman menos", añadió.

"Quizás la situación más peligrosa es que en los últimos años hemos visto que la tendencia decreciente en la iniciación juvenil se ha estabilizado. Nos preocupa mucho que en el sector tabacalero han sucedido muchas cosas en términos de técnicas de mercadeo que afectan a los jóvenes", señaló McAfee.

El informe aparece en la edición del 11 de noviembre de la revista de los CDC Morbidity and Mortality Weekly Report.

Según el informe, 68.8 por ciento de los fumadores actuales afirman que desean abandonar el hábito, y 52.4 por ciento intentaron abandonarlo en el año anterior.

Además, 48.3 por ciento de los fumadores que consultaron al médico en el año anterior dijeron que les aconsejaron dejar de fumar. 31.7 por ciento también recibieron consejería sola o con fármacos para ayudarles a dejar de fumar en el año anterior. Y alrededor del 6 por ciento dejaron de fumar exitosamente en el año anterior.

McAfee anotó que la mayoría de fumadores que logran dejar de hacerlo lo consiguen sin la ayuda de fármacos o consejería. "Alrededor del 20 por ciento de las personas toman medicamentos o se apuntan a la consejería", comentó.

Otro factor que tiene que ver con dejar de fumar es la educación. Once por ciento de los que tenían una licenciatura lograron abandonar el hábito, frente a tres por ciento de los que no se graduaron de secundaria, dijo McAfee.

Además, los negros tenían el mayor interés en dejar de fumar, y la mayor tasa de intentos de todos los grupos, pero también la tasa de éxito más baja, lamentó McAfee. Los negros también eran menos propensos a usar medicamentos o consejería, anotó.

Además, los negros eran más propensos a fumar cigarrillos mentolados, que reducen la tasa de abandono del hábito, dijo McAfee.

Si uno no puede dejar de fumar solo, la mejor manera de lograrlo es mediante una combinación de consejería y fármacos como Zyban, Chantix u otra terapia de reemplazo de la nicotina, según el informe de los CDC.

"Los fumadores que intentan dejar de fumar pueden duplicar o triplicar las probabilidades de lograrlo mediante consejería, medicamentos o ambas cosas", aseguró en una declaración el director de los CDC, el Dr. Thomas R. Frieden.

"Otras medidas para aumentar las probabilidades de que los fumadores dejen el tabaco como lo desean incluyen campañas mediáticas contundentes, políticas 100 por ciento libres de humo, y unos precios más altos en el tabaco", añadió.

Los CDC publican el informe como parte del Gran día de no fumar (Great American Smokeout) anual, el 17 de noviembre. El evento es patrocinado por la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society), y anima a los fumadores a hacer planes para dejar de fumar, o a dejar de fumar ese día.

El informe también apunta que el aumento en los lugares de trabajo y lugares públicos libres de humo ofrece a los fumadores otro incentivo para abandonar el hábito.

Además, el sector de la atención de salud puede ayudar a los fumadores a dejar de fumar a través de una cobertura de seguro integral sin deducibles ni copagos para los tratamientos y servicios de abandono del hábito.

Fumar sigue siendo la principal causa prevenible de muerte y enfermedades, que incluyen cáncer, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras enfermedades pulmonares. Cada año en EE. UU., fumar y la exposición al humo de segunda mano matan a unas 443,000 personas, anotó el informe.

Además, por cada muerte relacionada con el tabaquismo hay 20 personas que viven con una enfermedad relacionada con fumar, advirtió la agencia.

Vince Willmore, vicepresidente de la Campaign for Tobacco-Free Kids señaló que "el informe de los CDC confirma que la mayoría de fumadores desean dejar de fumar, pero muchos no obtienen la ayuda que necesitan para lograrlo exitosamente".

"Para ayudar a más fumadores a dejarlo, es crítico que todos los planes de salud privados y gubernamentales provean una cobertura económica y asequible para los medicamentos y consejería para dejar de fumar, y que los estados utilicen una mayor parte de sus ingresos provenientes del tabaco para financiar adecuadamente los programas para la prevención y la cesación del tabaquismo", comentó.

Los estados también deben seguir promulgando políticas que animen a dejar de fumar, que incluyen unos mayores impuestos sobre el tabaco y leyes de aire libre de humo, aseguró Willmore.

En una medida relacionada, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. señaló el jueves que la mayoría de cartas de advertencia que envió recientemente a más de 1,200 minoristas de tabaco eran sobre las ventas ilegales de cigarrillos y otros productos de tabaco a menores de edad.

Las inspecciones de la FDA a los minoristas de tabaco hallaron que la mayoría cumplen con la ley, pero algunos siguen vendiendo productos de tabaco a los jóvenes. Los minoristas que sigan violando la ley podrían ser objeto de multas.

"A todos los padres debería preocuparles que 20 por ciento de los estudiantes de secundaria de EE. UU. fuman cigarrillos", apuntó en un comunicado de prensa de la agencia la comisionada de la FDA, Margaret A. Hamburg.

"Para muchos jóvenes, ese primer cigarrillo o uso de otros productos de tabaco llevará a toda una vida de adicción, y para muchos, a enfermedades graves", lamentó. "Más del 80 por ciento de los fumadores adultos comenzaron a fumar antes de los 18 años. Los minoristas son socios esenciales en los esfuerzos de la FDA para prevenir el uso de tabaco en los niños".

Más información

Para más información sobre cómo dejar de fumar, visite Smokefree.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?