SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La gente que todo lo posterga

Por -
La gente que todo lo posterga
CRÉDITO: THINKSTOCK

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy", un refrán que muchos olvidan. ¿Eres de esas personas que dejan todo para después? Postergar un trabajo o una tarea escolar para jugar videojuegos o regar las plantas simplemente podría parecer una mala administración del tiempo, pero puede ser una estrategia de lidiar con el estrés y puede traer otro tipo de problemas.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Estocolmo publicó una de las primeras pruebas controladas y aleatorias sobre el tratamiento de la postergación. Como conclusión del estudio, se encontró que una terapia publicada online puede reducirla significativamente.

Sin embargo, los investigadores dicen que la postergación crónica es una estrategia emocional para lidiar con el estrés, y puede llevar a tener problemas en la relación, el trabajo, las finanzas y la salud.

En la Universidad de Estocolmo, los investigadores se propusieron comprobar si un tratamiento de autoayuda podría ser efectivo en las formas más graves de postergación, ya que la investigación en esta área era deficiente. Aunque existen muchos libros de autoayuda y estudios experimentales de laboratorio, el grupo quería diseñar una intervención que, de ser eficaz, podría ser lanzada al mercado de forma generalizada, como a través de Internet, dijo Alexander Rozental, psicólogo clínico, estudiante de doctorado y uno de los autores del estudio, publicado recientemente en la revista Journal of Consulting and Clinical Psychology.

Los resultados mostraron que después de la intervención de la autoayuda tanto guiada como no guiada, las personas mejoraron su postergación, aunque la terapia guiada pareció ser más beneficiosa. Los investigadores, que han continuado el seguimiento de los participantes durante un año, verán los resultados a finales de este año para ver si se mantuvieron.

Los psicólogos también están estudiando otras formas con las que las personas podrían ser capaces de reducir la postergación, tales como mejores estrategias para  regular la emoción y la visión del propio futuro.

Los científicos definen la postergación  como el retraso voluntario de una acción a pesar de las previsibles y futuras consecuencias negativas. Se opta por el placer o estado de ánimo a corto plazo a costa del de largo plazo. 

Tal vez no terminamos de preparar una presentación el fin de semana porque tuvimos vistas. Eso es simplemente un retraso intencional basado en una decisión racional, dice Timothy Pychyl, profesor de psicología de la Universidad de Carleton, en Ottawa, quien ha publicado extensamente sobre el tema.

Las personas pueden asumir que la ansiedad es lo que les impide ponerse en marcha. Sin embargo, los datos de muchos estudios muestran que para las personas que tienen una baja impulsividad, la ansiedad es justamente la señal para iniciar la tarea. 

Las personas altamente impulsivas, por el contrario, se desactivan cuando sienten ansiedad. Se cree que las personas impulsivas tienen más dificultades para hacer frente a las emociones fuertes y quieren hacer algo más para deshacerse de la mala sensación, dijo el Dr. Steel.

Algunas personas afirman que deliberadamente dejan las cosas para el último momento, ya que trabajan mejor bajo estrés, pero los verdaderos postergadores se estresan por esta postergación. Según el Dr. Pychyl, es discutible si la calidad de su trabajo es realmente mejor de la habrían obtenido que si lo hubieran empezado antes.

La esencia de la postergación es que sucumbimos para sentirnos bien, dijo el Dr. Pychyl.

La postergación es decir: 'Yo sé que debería estar haciéndolo, quiero hacerlo, me irrita cuando no lo hago "

Los psicólogos descubrieron que los postergadores crónicos a menudo tienen conceptos erróneos acerca de por qué posponen las cosas y lo que esto significa. Muchos postergadores crónicos creen que no pueden comenzar una tarea porque quieren hacerla perfecta. 

Sin embargo, los estudios muestran que la postergación crónica no se vincula realmente al perfeccionismo, sino más bien a la impulsividad, que es una tendencia a actuar de inmediato conforme a los deseos, según Piers Steel, profesor de comportamiento organizacional de la Universidad de Calgary.

Tips para postergar menos

Consejos de la  investigación liderada por Timothy Pychyl, Piers Steel y Alexander Rozental

Divida un proyecto a largo plazo en sub-metas específicas. Indique la hora de inicio exacta y cuánto tiempo (no sólo "mañana") va a trabajar en la tarea.

Simplemente comience. No es necesario escribir una larga lista de tareas o de cada paso intermedio.

Recuerde que terminar la tarea ahora le ayuda en el futuro. Posponer la tarea no va a hacer que sea más agradable.

Implemente "micro costos", o mini-retrasos, que le obliguen a hacer un pequeño esfuerzo para posponer las cosas, como tener que iniciar sesión en otra cuenta de usuario para acceder a los  juegos.

Recompénsese no sólo para completar todo el proyecto, sino también por las sub-metas alcanzadas.

Los expertos dicen que las consecuencias de la postergación crónica o extrema pueden ser graves: los matrimonios se disuelven, las personas pierden sus puestos de trabajo y a menudo se sienten como si fueran impostores. 

Fuschia Sirois, profesor de psicología de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra, hace poco comenzó a estudiar los efectos que causa la postergación con respecto a hacerle frente a las enfermedades crónicas.

Los efectos de la postergación en la salud mental están bien documentados: los postergadores habituales tienen índices más altos de depresión y un bienestar deficiente.

El Dr. Sirois y el Dr. Pychyl también se centraron en la recuperación del estado de ánimo a corto plazo como una estrategia contra la postergación. Enseñan a las personas a reconocer que aunque sientan emociones fuertes (como la ansiedad) al momento de comenzar un proyecto, no deben juzgarse. El paso siguiente es simplemente comenzar, paso a paso, limitando el enfoque.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?