Comentarios

Jesse Jackson Jr. se recupera del trastorno bipolar

Publicado - Por HolaDoctor

0 Comentarios | Tamaño del texto:

El demócrata Jesse Jackson Jr. había sido internado en agosto del 2012, para tratar su desorden bipolar, sin embargo, ya fue dado de alta y ahora se encuentra en Washington, con su familia, y se espera que retome sus actividades políticas lo antes posible.

El congresista demócrata Jesse Jackson Jr., de 47 años, ha sido dado de alta de la Clínica Mayo, donde se encontraba tomando un tratamiento contra el trastorno bipolar.

Según Rick Bryant, jefe del staff de la oficina de Jackson Jr., el político habría abandonado la institución médica el viernes, y ahora se encontraría en Washington, con su familia.

Aun no se sabe cuándo el congresista retomará sus actividades políticas, sin embargo, se espera que sea lo antes posible. 

A principios de junio, Jackson Jr. había solicitado una licencia para ausentarse por cuestiones de salud; en ese momento, la razón del problema no fue esclarecida, lo que dio lugar a especulaciones: había quienes consideraban que el político estaba siendo tratado por abuso de sustancias.

Poco tiempo después, en julio, la oficina del demócrata aclaró que en realidad se trataba de un problema psicológico; sin embargo, fue a mediados de agosto cuando se conoció la enfermedad que del político: trastorno bipolar tipo dos.

En su momento, la Clínica Mayo informó que "el congresista estaba respondiendo bien al tratamiento, y estaba recobrando su fuerza".

Jesse Jackson Jr. competiría por la reelección en noviembre, sin embargo, no se sabe cómo el anuncio sobre su enfermedad influiría en su carrera política.

Según informa el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), el trastorno bipolar, o trastorno maníaco-depresivo, consiste en el padecimiento de cambios severos del estado de ánimo.

El paciente atravesaría por episodios de gran excitación y euforia (manía), los cuales se verían alternados con episodios de tristeza y desesperanza profundas (depresión). Estos cambios de ánimo afectarían también otras áreas de su vida: niveles de energía, patrones de sueño y cambios en la alimentación.

El trastorno bipolar puede ser dividido en cuatro tipos, según su gravedad:

  • Trastorno bipolar tipo uno: Consiste en la alternancia de períodos depresivos y maníacos severos, de larga duración y que implican un cambio tan radical en el comportamiento del paciente que pueden requerir hospitalización inmediata.
  • Trastorno bipolar tipo dos: En este caso, tanto la depresión como la manía son más ligeras, por lo que el paciente es completamente funcional.
  • Trastorno bipolar no identificado: Este problema se da cuando el paciente presenta síntomas de bipolaridad, sin embargo, estos no coinciden adecuadamente con los de los tipos uno o dos.
  • Ciclotimia: Ésta es una forma ligera de la depresión bipolar, en la que el paciente atraviesa por episodios de manía ligera, alternados con períodos de una depresión poco grave; estos cambios suelen durar sólo un par de años.

Aunque el trastorno bipolar no puede ser curado, existen tratamientos que pueden mantener los síntomas bajo control, permitiéndole al paciente llevar una vida normal.

El INMH informa, además, que cerca de 5.7 millones de personas padecen este problema en Estados Unidos.

Más información:


Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

Ingresar o Ingresar con Facebook
En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s2.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/