SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hormona ayudaría a tratar adicción al sexo

Por -
Hormona ayudaría a tratar adicción al sexo
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

La llamada adicción al sexo suele ser tratada por psicólogos y sexólogos y busca detener las conductas, controlar los impulsos y cambiar los hábitos de quienes la sufre, sin embargo, una hormona del aparato digestivo que estimula el apetito, los deseo de alcohol o de otras drogas, podría tener la clave para futuros tratamientos al respecto, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Gothenburg, en Suecia.

El estudio publicado en la revista Addiction Biology, refiere que al inhibir la cantidad de grelina también se reduce el apetito sexual, al menos así lo mostró un experimento realizado con ratones en el que se descubrió que cuando recibían un complemento de la hormona su actividad sexual aumentaba, mientras que si se administraba un inhibidor de la grelina el apetito sexual disminuía.

"Ya se sabía que la grelina afecta los mecanismos de recompensa que se desencadenan por la comida, el alcohol y otras drogas adictivas. Nuestro estudio muestra ahora por primera vez que la grelina también tiene un papel en los mecanismos de recompensa naturales como el sexo", resaltó la farmacóloga Elisabet Jerlhag Holm, una de los autores del trabajo.

"Esto no significa que la grelina tenga la misma función en los seres humanos. Descubrirlo exigirá investigaciones considerables en ese ámbito. Pero los inhibidores de grelina podrían ser quizás una clave de los tratamientos futuros contra la adicción al sexo y los abusos sexuales”, añadió.

¿Qué es la adicción sexual?

La adicción sexual, también llamada dependencia sexual, hipersexualidad, ninfomanía (en mujeres), satiriasis o donjuanismo (en varones) se define como una serie de comportamientos sexuales compulsivos que los individuos son incapaces de controlar. Se caracteriza por una necesidad de sexo intensa, el uso descontrolado de pornografía, la masturbación compulsiva, prácticas de riesgo que terminan afectando muchos aspectos de la vida.

Si sientes un deseo sexual incómodo que debe ser satisfecho, si el impulso sexual trae fantasías no comunes que se vuelven obsesivas, si consumes en demasía material pornográfico, si tus actividades laborales y relaciones se deterioran, si no logras controlar tus impulsos sexuales, si pagas lo que sea por sexo, si tienes sexo en cualquier lugar, a cualquier momento y luego sientes remordimiento o culpa, es momento de pedir ayuda.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?