SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Fumar aumentaría el riesgo de psicosis

Por -
Fumar aumentaría el riesgo de psicosis
CRÉDITO: THINKSTOCK

¿Qué tiene que ver el hábito de fumar con el desencadenamiento de una enfermedad mental? ¿Por qué la gran mayoría de los esquizofrénicos fuma? ¿Podría el tabaco ser capaz de desencadenar una enfermedad mental tan severa? Tales fueron las preguntas que se hizo un grupo de investigadores a de británicos, el cual analizó 61 estudios sobre el tema para intentar explicar el por qué de esta conexión.

A pesar de que la asociación entre psicosis y el fumar cigarrillos es sabida, las razones por las que las personas que padecen esa enfermedad tienden a fumar más que la población en general, aún permanecen poco claras, explican los científicos del King's College de Londres en la introducción de su estudio. Es por eso, que el grupo de expertos se ha planteado una serie de hipótesis para intentar establecer esta conexión, ya que la mayoría de los psicóticos fuma regularmente.

Las hipótesis que se propusieron investigar los científicos fueron tres: El hábito de fumar diariamente fue asociado con un aumento de riesgo de padecer de un trastorno psicótico; el tabaquismo está asociado con un comienzo a edad temprana de la enfermedad y cuanto antes se comienza a fumar más riesgo de psicosis había.

Después de analizar 61 estudios diferentes sobre el tema, que recabaron información de unos 15 mil fumadores y 273 mil no fumadores, el grupo de expertos ha descubierto que el 57% de la gente que fue diagnosticada con algún tipo de psicosis fumaba regularmente. 

De acuerdo con su estudio publicado en la revista científica "The Lancet Psiquiatry", los fumadores diarios tienen el doble de probabilidades de desarrollar esquizofrenia y fueron diagnosticados con esa enfermedad mental en promedio un año antes que los que no fumaban.

"El exceso de dopamina , que es la neurohormona responsable del estado psíquico y emocional de las personas, es la mejor explicación de los trastornos mentales, como la esquizofrenia. Suponemos que el aumento del nivel de dopamina, provocado por la nicotina del tabaco, causa o acelera el desarrollo de las enfermedades mentales", explicó Robin Murray, uno de los autores.

Lo complejo, dicen los expertos es establecer una relación causal entre estos dos hechos.

"Resulta muy difícil establecer con este tipo de estudio la causalidad, pero lo que esperamos es abrir los ojos ante la posibilidad de que el tabaco pueda ser un agente causal en la psicosis", explicó en una entrevista James MacCabe, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King College.

Si bien en el mundo se da un caso de esquizofrenia cada 100 personas, lo que dicen los científicos es que en la población de fumadores ese riesgo se duplica, es decir, se daría una psicosis en dos de cada 100 habitantes fumadores.

La adicción a la nicotina es la forma más común de abuso de sustancias que se da en personas con esquizofrenia.  La relación entre el hábito de fumar y la esquizofrenia es compleja, ya qeue incluso la nicotina puede reducir la eficacia de los medicamentos anti psicóticos.

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es un trastorno mental severo, crónico e incapacitante que ha afectado a los seres humanos a lo largo de la historia. Son personas que se desconectan del mundo real, tienen alucinanciones, escuchan voces y piensan que los demás son capaces de leer su mente, controlar sus pensamientos y elaborar un plan para hacerles daño.

También suelen hablar en forma incongruente, sin sentido, permanecer sentados mirando al horizonte durante horas. Si bien los tratamientos tienen buenos resultados, la mayoría de las personas que padecen esta psicosis, deben lidiar con ella el resto de sus vidas.

Hay tres tipos de síntomas de la esquizofrenia: síntomas positivos, síntomas negativos y síntomas cognitivos.

Los síntomas positivos son comportamientos psicóticos que no se ven en personas sanas, como por ejemplo las alucinaciones y los delirios.

Las alucinaciones pueden aparecer dentro de la cabeza de un psicótico mucho antes que los demás lo noten. La mayoría de las veces escuchan voces dentro de su cabeza, ven cosas que no existen realmente y pierden contacto con la realidad.

 Los delirios son creencias falsas que no forman parte de la cultura de la persona y se mantienen firmes, con una certeza que asusta.  Tienen muchas veces la idea de que los demás confabulan para hacerle daño, le envían mensajes extraños e intentan controlarlo.

Sus pensamientos son totalmente desorganizados, inusuales y disfuncionales. También experimentan bloqueos del pensamiento, de repente dejan de hablar, o habla sin sentido, incluso inventando palabras.

Pueden mostrar movimientos agitados del cuerpo, que se repiten una y otra vez o quedarse quieto e inmóvil durante horas.

Los síntomas negativos se asocian con la interrupción de las emociones y los comportamientos normales. Estos síntomas son difíciles de reconocer porque se confunden con otras enfermedades como depresión.

Entre ellos están: la falta de afecto o afecto plano, la persona no mueve el rostro y habla con una voz monótona, muestra falta de satisfacción en la vida diaria, falta de comunicación, falta de iniciativa a tal punta que muchas veces necesitan ayuda para las tareas diarias y descuidan su higiene personal.

Los síntomas cognitivos son más sutiles y difíciles de reconocer pero incluyen la falta de habilidad para comprender información, tomar decisiones, problemas para concentrarse y prestar atención, todo lo cual les complica mucho la posibilidad de trabajar por ejemplo, explican los expertos del Instituto Nacional de Salud Mental.

 La esquizofrenia afecta a hombres y mujeres por igual y se da en todos los grupos étnicos alrededor del mundo. Los síntomas como las alucinaciones y los delirios generalmente comienzan entre los 16 y los 30 años.

Dejar de fumar suele ser muy difícil para las personas con esquizofrenia, dado que la abstinencia de la nicotina puede empeorar los síntomas psicóticos durante un tiempo.

Además de cuestiones genéticas, los científicos sostienen que la esquizofrenia deriva de un desequilibrio en las reacciones químicas complejas e interrelacionadas del cerebro, que incluyen los neurotransmisores dopamina y glutamato.

 Se trata con medicina, psicoterapia y terapia de rehabilitación. Si bien no es una enfermedad curable, muchas personas con esquizofrenia logran tener una vida gratificante.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?