SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Estudian radiación de los teléfonos celulares y TDAH

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Estudian radiación de los teléfonos celulares y TDAH

Las conductas parecieron aumentar con la exposición añadida, pero los expertos enfatizan que los hallazgos en los roedores son preliminares

JUEVES, 15 de marzo (HealthDay News) -- En experimentos con ratones, la exposición fetal a la radiación de los teléfonos celulares pareció relacionarse con síntomas en la descendencia que se parecían al trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) en niños humanos, informan investigadores de la Universidad de Yale.

Además, estos problemas de atención, hiperactividad y memoria continuaron cuando los ratones se hicieron adultos, y empeoraron mientras más tiempo pasaban expuestos a la radiación de los teléfonos celulares en la matriz, apuntaron los investigadores.

"La hipótesis era que el cerebro en desarrollo podría ser más susceptible a este tipo de agravio", señaló el investigador principal, el Dr. Hugh Taylor, profesor y jefe de la división de endocrinología reproductiva e infertilidad del departamento de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción.

"Hallamos que parecen tener cambios conductuales parecidos al TDAH. No quiero sensacionalizar esto (los ratones no sufren de TDAH), pero tenían problemas con la memoria, impulsividad e hiperactividad", explicó.

Estudios en humanos han correlacionado el tiempo que las mujeres embarazadas pasan en un teléfono celular con el TDAH en sus hijos, añadió Taylor.

"Pero esos estudios se obviaron en gran parte porque demasiadas otras cosas se correlacionan con el uso de los teléfonos celulares", señaló. "Este estudio es el primero en mostrar una relación causal", al menos en roedores, planteó.

Pero aunque los estudios con animales pueden ser útiles, con frecuencia no logran producir resultados similares en los humanos.

Por tanto, los hallazgos no se pueden extrapolar directamente a las mujeres, pero sí indican que la exposición a los teléfonos celulares en el embarazo podría tener efectos, comentó Taylor. "Debemos comenzar a pensar sobre qué cantidad es segura en los humanos y a limitar esa exposición", aconsejó.

"Creo que debemos tener cuidado con la exposición a radiofrecuencias en las mujeres embarazadas", apuntó. "La radiación podría tener consecuencias para el cerebro en desarrollo".

El informe aparece en la edición del 15 de marzo de la revista Scientific Reports.

Durante los 19 días del embarazo, el equipo de Taylor expuso a los ratones a radiación de los teléfonos celulares, que estaban en silencio, colocados encima de la jaula.

En otro grupo, se mantuvo a los ratones bajo las mismas condiciones, pero con un teléfono desactivado.

Los investigadores midieron la actividad eléctrica en los cerebros de ratones adultos expuestos a la radiación cuando eran fetos. Además, llevaron a cabo pruebas psicológicas y conductuales.

Hallaron que los ratones expuestos a la radiación tendían a ser más hiperactivos, tenían más ansiedad y una memoria reducida.

La explicación de este hallazgo no está clara, apuntó Taylor. Podría deberse al calentamiento de las neuronas en desarrollo, o a cambios eléctricos en esas células, teorizó.

Taylor anotó que no hay que estar hablando por teléfono celular para estar expuesto a la radiación de la radiofrecuencia. "Siempre que el teléfono está encendido se transmite radiación", advirtió.

En declaraciones del sector del teléfono celulares, John Walls, vocero de CTIA-The Wireless Association, dijo que "la evidencia científica revisada por profesionales ha indicado de manera abrumadora que los dispositivos inalámbricos, dentro de los límites establecidos por la FCC, no plantean un riesgo de salud pública ni provocan ningún efecto adverso de salud".

Sin embargo, algunos médicos creen que se podría justificar que haya más estudios.

La Dra. Francene Gallousis, perinatóloga del Hospital de Northen Westchester en Mt. Kisco, Nueva York, dijo que "creo que hay algo en todo esto, pero no sé exactamente qué ni qué tan preocupados debemos estar".

"No se puede ignorar, hay que estudiarlo", añadió.

Gallousis sugirió que, para estar seguras, las mujeres deben limitar su exposición a la radiación de los teléfonos celulares. Les aconsejó intentar limitar el tiempo que pasan hablando por teléfono celular, y no dejarlo encendido si no es necesario.

El Dr. Nagy Elsayyad, profesor asistente del departamento de oncología de la radiación del Centro Oncológico Integral Sylvester de la Universidad de Miami, ha estudiado la radiación de los teléfonos celulares y el riesgo de cáncer. También considera que es demasiado pronto para decir si los efectos observados en ratones se traducen a los humanos.

"Estos hallazgos son interesantes, pero muy preliminares", comentó. "Se trata de investigación para generar hipótesis, así que es demasiado pronto para saltar a conclusiones, pero vale la pena invertir dinero en investigarlo".

Más información

Para más información sobre el TDAH, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?