SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Asesinos que enamoran

Por -
Asesinos que enamoran

Charles Manson, de 80 años, conocido mundialmente por ser el cerebro del crimen de Sharon Tate, la pareja de Román Polanski y sus invitados en Beverly Hills, en agosto de 1969, obtuvo permiso para casarse con una admiradora de 26 años, que desde el 2007 lo visita periódicamente en la cárcel. Los expertos llaman a este fenómeno enclitolfilia. Conoce de qué se trata esta forma extraña del amor.

En una entrevista concedida a la revista "Rolling Stone" el año pasado, Afton Elaine Burton había confesado su intención de casarse con Charlie, como llama a su prometido. 

"La gente cree que estoy loca, pero ellos no saben lo que yo pienso. Esto es lo correcto para mí. Para esto nací", dijo en esa entrevista la joven que fue rebautizada como "Star" y es una de las encargadas del sitio de Internet MansonDirect.com, donde se recaudan fondos y se hacen publicaciones y escritos sobre el asesino. 

Manson lleva ya 45 años en la cárcel de California y fue sentenciado a morir en la cámara de gas en 1971. Su pena de muerte fue transformada en cadena perpetua después de que se declarara inconstitucional en ese estado. 

Manson, líder de una secta racista que se hacía llamar "La Familia", y con una cruz esvástica tatuada en su frente, armó a cuatro de sus seguidores y los instó a entrar en una mansión de Hollywood en el que se celebraba una fiesta. 

Allí murió de 16 puñaladas la esposa de Roman Polanski, embarazada de ocho meses, y tres invitados más. Si bien nunca se supo el motivo del crimen, siempre se sospechó que tuvo relación con la película de Polanski "El bebé de Rosmary" que hablaba de temas esotéricos y diabólicos por la cual el director ya había recibido amenazas de grupos religiosos. 

El pedido de matrimonio fue realizado el 7 de noviembre y la pareja tiene 90 días para concretarlo. Los novios tienen permiso de convocar a unos 12 invitados, incluidos dos presos. 

Amor y locura 

¿Qué puede llevar a una mujer a enamorarse de un criminal? Sin duda la fascinación, la psicopatía, la manipulación de la personalidad asesina juega un papel en estos casos. 

Estas personalidades psicopáticas generan fascinación en algunas personas y los adolescentes son especialmente vulnerables para esto. 

Burton comenzó a visitar a Manson a los 17 años y utilizó dos mil dólares que había ahorrado para mudarse a California y visitar a Manson todos los sábados y domingos. 

La creencia en la inocencia y el intentar ejercer justicia es una de las motivaciones de este acercamiento. Burton dijo que cree que Manson es inocente y cree que el casarse le permitirá acceder a documentación restringida y poder ayudarlo. Sus padres no están de acuerdo con este accionar. 

La psiquiatría y la psicología denominan a este fenómeno de enamoramiento de un asesino enclitofilia y lo definen como una "atracción" que sienten las mujeres por los asesinos. 

Ese sentimiento, que puede resultar incomprensible para la mayoría de las personas, se encuadra dentro de una patología que es analizada por los especialistas desde hace años. 

Los expertos describen a estos asesinos como personalidades muy seguras, seductoras, mentirosas, grandes creadores de fantasías y que hablan con gran convicción y seducen a mujeres vulnerables. Si bien no figura en el diccionario de la Real Academia Española, enclitofilia es un término acuñado por el criminalista francés Edmon Locard, a principios del siglo X X para definir la atracción sentimental y sexual que algunas mujeres sienten por asesinos, delincuentes o presos y lo definió como una parafilia extraña. 

 Las personas enclitofílicas eligen y sienten fascinación por los individuos más peligrosos y brutales para “domarlos”, y en ese juego, mezcla de sojuzgamiento y protección, encuentran la satisfacción y el goce. 

Otros casos 

José Luis Calva Zapata fue un actor y poeta mexicano, pero no trascendió por su talento artístico sino que se hizo famoso por ser un tenebroso asesino de mujeres. Su carrera criminal comenzó en 2004 en México, cuando mató a su novia Verónica Consuelo, a quien descuartizó. Luego conoció a Alejandra Galeana Garabito, quien corrió la misma suerte que su anterior novia: la descuartizó. Pero esta vez, cocinó partes de su cuerpo en una sartén y los comió. Al final, lo detuvieron el 8 de octubre de 2007. En la cárcel era visitado por Dolores Mendoza, una joven que se enamoró de él. Se pusieron de novios. “Nunca conocí a ese caníbal del que hablan, sólo conocí a un hombre nuevo”, dijo a los medios. La Policía sospechaba que el llamado “Caníbal poeta” había descuartizado a otras dos mujeres. Finalmente, se suicidó en la cárcel dos meses después, aunque no se descarta que haya sido asesinado. 

Otra es la historia de María Escobar aún conmueve a la población de Colombia. En 2003, su pequeño hijo fue asesinado de tres balazos por un hombre llamado Ricardo, quien había discutido con Escobar porque ella lo había rechazado cuando él la invitó por la calle a ir a tomar algo a un bar. Dos años después del asesinato, la mujer fue a seis clases de un taller de “Reconciliación y Perdón”, que estaba a cargo del sacerdote Pedro Narváez. Las lecciones la impulsaron a visitar al asesino de su hijo en una cárcel de Bogotá. el hombre fue condenado a 14 años de prisión. “Por ti perdí a lo que más amaba, pero te perdono”, le dijo la mujer en la primera visita. El asesino lloró sin consuelo y le dijo que su dura infancia (confesó que fue un niño no deseado y que mendigaba en las calles) lo había llevado al delito. Con el tiempo, la relación creció y se enamoraron y hasta tuvieron un hijo. 

Kenia Gómez creyó que con su amor podía cambiar el destino de Carlos Castaño Gil, el jefe paramilitar nacido en Antioquia que lideró grupos armados ilegales de extrema derecha ligados al tráfico de drogas en Colombia. Se casaron en 2001: ella era una joven campesina de 19 años que se había enamorado perdidamente de un hombre que fue acusado de ejecutar la masacre de cientos de personas, entre ellas líder políticos y sociales. Tuvieron una hija, Rosa, y Castaño prometió dejar las armas para vivir en familia. Kenia le propuso irse a vivir a Europa y cambiar de identidad. Pero Castaño fue asesinado y Kenia se exilió en los Estados Unidos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?