SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nunca le digas a tu hijo "eres especial"

Por -
Nunca le digas a tu hijo "eres especial"
CRÉDITO: THINKSTOCK

¿Sueles decirle a tu hijos lo especial que es? Si lo haces, seguramente, tus intenciones sean las mejores pero quizás sin saberlo, estés criando un niño narcicista y egoísta. Así lo documenta un nuevo estudio que intenta explicar los orígenes del narcicismo y egoísmo, algo que vemos en forma tan frecuentemente en la actualidad tanto en adultos como en niños. ¿Pero no hay que enseñarles a quererse a sí mismos? ¿Cuál es la diferencia entre autoestima y narcicismo?

En un intento por encontrar los orígenes del narcicismo, se realizó un estudio en el que un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio y de la Universidad de Amsterdam, en los Países Bajos, entrevistaron a 565 niños holandeses junto a sus padres a lo largo de un año y medio.

La investigación, publicada en la revista científica ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, asegura que los niños que fueron descritos por sus padres como "más especiales que los otros niños" o que "merecen algo extraordinario de la vida" tenían más posibilidades de tener  altas puntuaciones en los exámenes de narcisismo que los pequeños que no recibían de sus padres este tipo de halagos.

Entre las preguntas que les hacían a los padres estaba si coincidían o no con declaraciones del estilo de: "Mi hijo es un ejemplo a seguir por los otros niños".

Los niños estudiados tenían entre siete y 11 años cuando comenzaron el estudio. 

“Los niños les creen a sus padres cuando éstos les dicen que son más especiales que otros. Eso no puede ser bueno para ellos ni para la sociedad”, afirma uno de los autores del trabajo Brad Bushman, profesor de Comunicación y Psicología en la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos.

Otro de los autores es Eddie Brummelman, investigador de la Universidad de Amsterdam en los Países Bajos.  “En lugar de elevar la autoestima, la sobrevaloración puede elevar los niveles de narcisismo”, afirma Brummelman, quien señala que éste es el primer estudio prospectivo para ver cómo se desarrolla el narcisismo con el tiempo y sus orígenes.

Tanto los niños como sus padres indicaron cuánto estaban de acuerdo con declaraciones como “Dejo que mi hijo sepa que lo que lo amo” o “Mi padre o madre me deja saber que me ama”.

Autoestima y narcicismo

Lo que se midió en los niños fueron sus niveles de narcisismo y autoestima.  Lo que los psicólogos explican es que una buena cuota de autoestima y confianza en uno mismo es fundamental para alcanzar ciertos objetivos en la vida. Sin embargo, si hablamos de una personalidad narcicista o de un trastorno narcicista de la personalidad es otra cosa, ya que tiene que ver con un trastorno de personalidad. Se denomina narcicista a una persona definida como egoísta, enfocada en sí mismo y vanidosa.

En esta investigación, los niños con alta autoestima no se veían como especiales sino que se mostraron contentos con ellos mismos como personas y a gusto con el tipo de persona que eran.

“Las personas con alta autoestima suelen pensar que son tan buenos como los demás, mientras que los narcisistas piensan que son mejores que otros”, explica Bushman. La autoestima y el narcisismo , por otro lado, también se desarrollan de diferentes maneras.

El narcisismo se define como un rasgo de personalidad que hace que esas personas parezcan estar siempre centradas en sí mismo, exageran sus talentos y habilidades, y carecen de la suficiente empatía hacia las demás personas.

Las demostraciones de afecto de los padres se relacionan más con la autoestima, explican los investigadores, mientras que la sobrevaloración y la comparación con los demás crea niños narcicistas.

“La sobrevaloración predijo narcisismo, no autoestima, mientras que el calor emocional predijo autoestima, no narcisismo”, resume Bushman. 

A esta sobrevaloración, es importante sumarle cuestiones genéticas y temperamentales de los propios niños, explica el informe.  "Algunos niños pueden ser más propensos que otros a ser narcisistas cuando sus padres les sobrevaloran”, agrega.

Como padre, el mismo Bushman, dijo que la investigación le hizo cambiar algunas cosas de la crianza de sus tres hijos. “Cuando empecé a hacer esta investigación en la década de 1990, solía pensar que mis hijos deben ser tratados como si fueran extraespeciales. Ahora procuro no hacerlo”.

Otra investigación

Si bien no es privativo de los hombres o de las mujeres, otro reciente estudio de la Universidad de Georgia,  asegura que en los hombres es mucho más que las mujeres. Este análisis ha realizado un recorrido por nada menos que 355 estudios publicados anteriormente sobre el tema, que incluye las respuestas y la investigación a 475 mil participantes encontró que estadísticamente los hombres tienen un mayor puntaje en el test de personalidad narcicista que las mujeres de todas las edades.

"Generalmente vemos a los hombres como personas más externas cuando se trata de interactuar con el mundo. En cambio las mujeres tienden a ser más interpersonales. Eso es consistente con el narcicismo...una visión inflada de uno mismo, como alguien muy especial e importante", explicó en una entrevista  Keith Campbell, profesora de la Universidad de Georgia y autora de un trabajo que habla de la epidemia narcicista en que vivimos hoy en día.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?