SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El éxtasis podría usarse en psicoterapia

Por -
El éxtasis podría usarse en psicoterapia
CRÉDITO: THINKSTOCK

El éxtasis podría salir de la ilegalidad de los clubes nocturnos y pensarse como una herramienta terapéutica para tratar problemas de ansiedad, depresión y estrés post-traumático. Un grupo de psicoterapeutas del Condado de Marin, en California, logró la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para estudiar el potencial uso de esta droga para tratar pacientes con estas enfermedades mentales y evaluar los resultados obtenidos.

El Dr. Philip Wolfson, psiquiatra de San Anselmo y su equipo, reclutarán a unos 18 voluntarios para su proyecto, el cual está subsidiado por la Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos.

Dos meses atrás, el equipo había obtenido la autorización para administrarle la droga de club, como se la suele llamar, a sus pacientes.

De acuerdo con un informe, del Instituto Nacional de Drogas, el éxtasis o MDMA es una droga ilegal que actúa tanto como estimulante como psicodélico, produciendo un efecto vigorizante, además de distorsiones en el tiempo y la percepción, y la derivación de mayor placer de las experiencias táctiles. Típicamente, la MDMA (acrónimo de su nombre químico 3,4-metilenedioximetanfetamina) se toma por vía oral, generalmente en forma de pastilla o cápsula, y sus efectos duran aproximadamente de 3 a 6 horas. La dosis promedio reportada es de una a dos tabletas, con cada tableta generalmente conteniendo entre 60 y 120 miligramos de la droga.

Lo novedoso es que ahora la FDA ha autorizado a Wolfson a llevar a cabo un tratamiento de psicoterapia en los pacientes que recibieron éxtasis y sufren de estrés post-traumático. El psiquiatra confía en que el uso de la droga facilite el trabajo terapéutico con estos pacientes.

Para el experto, el éxtasis es una sustancia que puede potenciar el trabajo profundo con estos pacientes, cuando están a cargo de terapeutas entrenados. Un estudio realizado en el año 2010 sobre psicoterapia asistida con MDMA determinó que el 83% de los sujetos que habían sido tratados con esta droga ya no tenían síntomas de estrés post traumático. Un trabajo de seguimiento de estos pacientes, aseguró que dos años después, es decir en el 2012, estos mismos pacientes permanecían libres de esos síntomas.

En el estudio de Wolfson, 13 participantes tomarán la droga y asistirán a tres encuentros de 8 horas cada uno de terapia. Los otros 5 pacientes recibirán una pastilla de placebo y luego se evaluarán ambos grupos por igual.

La MDMA puede afectar el cerebro al alterar la actividad de los neurotransmisores, que son los mensajeros químicos que permiten que las células nerviosas se comuniquen entre sí. Por otro lado, la MDMA también hace que se libere otro neurotransmisor llamado norepinefrina, que probablemente causa el aumento en la frecuencia cardiaca y la presión, por lo que pacientes con problemas del corazón no deberían participar de estas investigaciones, advierten los especialistas.

El éxtasis se ha popularizado en parte por los efectos positivos que la persona puede llegar a experimentar aproximadamente en una hora de haber ingerido una sola dosis. Estos efectos incluyen sensaciones de estimulación mental, calor emocional, empatía hacia los demás, una sensación general de bienestar y disminución de la ansiedad.  Sin embargo, como se trata de un estimulante,  hay algunos usuarios que informan sufrir efectos indeseables de inmediato, incluyendo ansiedad, agitación y comportamiento imprudente.

Los investigadores aseguran que han descubierto cómo la droga de club éxtasis actúa sobre el cerebro, y que sus hallazgos sugieren que el medicamento podría ser útil en el tratamiento de la ansiedad y el trastorno de estrés post-traumático.

Un estudio previo

Una investigación publicada en el 2014 en  la revista científica Biological Psychiatry, realizó a 25 voluntarios que dos imágenes de resonancia magnética funcionales, una después de tomar éxtasis (MDMA) y otra después de tomar un placebo. En ambas ocasiones, los participantes no sabían qué sustancia se les había dado.

Lo que se demostró con las resonancias es que el éxtasis provocó una disminución de la actividad en el sistema límbico del cerebro, que participa en las respuestas emocionales. El fármaco también provocó una reducción en  la comunicación entre el lóbulo del cerebro temporal medial y la corteza prefrontal medial, que participa en el control emocional.

"Encontramos que la MDMA causó reducción del flujo sanguíneo en las regiones del cerebro relacionadas con las emociones y la memoria", dijo el autor del estudio, el Dr. Robin Carhart-Harris, del departamento de medicina del Colegio Imperial de Londres en un comunicado de prensa. 

"En voluntarios sanos, la MDMA parece disminuir el impacto de los recuerdos doloroso, lo cual encaja con la idea de que podría ayudar a los pacientes con TEPT elaboren sus experiencias traumáticas en la psicoterapia sin ser abrumado por las emociones negativas", agregó.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?