SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Depresión afecta a cónyuges de víctimas de ataque cardíaco

Por HealthDay -

Y los hombres son más susceptibles que las mujeres a los problemas psicológicos, apunta un estudio reciente

Un estudio reciente halla que los cónyuges de las víctimas de ataque cardiaco están en mayor riesgo de depresión, ansiedad o suicidio, incluso si su pareja sobrevive.

Los investigadores también hallaron que los hombres son más susceptibles que las mujeres a la depresión y el suicidio después de que su pareja sufre un ataque cardiaco.

Los investigadores analizaron datos nacionales de Dinamarca sobre los cónyuges de las personas que habían muerto o que habían sobrevivido tras sufrir un ataque cardiaco, y a los cónyuges de personas que habían sido hospitalizadas o habían muerto por otros motivos.

Más de tres veces más personas cuyos cónyuges habían muerto de un ataque cardiaco usaban antidepresivos el año después del evento, en comparación con el año anterior. Casi 50 veces más personas cuyos cónyuges murieron de ataque cardiaco usaban fármacos para tratar la ansiedad.

Las personas cuyos cónyuges sobrevivieron a un ataque cardiaco usaban 17 por ciento más antidepresivos el año tras el evento, frente al año anterior.

El uso de antidepresivos y ansiolíticos fue mayor entre las personas cuyos cónyuges murieron o sobrevivieron tras un ataque cardiaco que entre aquellos cuyos cónyuges fueron hospitalizados o murieron de otras causas.

Los investigadores estadounidenses y daneses también hallaron que los hombres eran más propensos que las mujeres a sufrir de depresión y a suicidarse después de que su pareja hubiera muerto o sobrevivido tras un ataque cardiaco, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 22 de agosto de la revista European Heart Journal.

La naturaleza súbita e inesperada del ataque cardiaco podría ser el motivo de que tenga un mayor impacto sobre el cónyuge que otros problemas de salud, sugirieron los investigadores.

"Si su pareja muere de repente de un ataque cardiaco, no hay tiempo para prepararse psicológicamente ante la muerte, mientras que si alguien está enfermo de cáncer, por ejemplo, hay más tiempo para acostumbrarse a la idea", señaló en un comunicado de prensa de la revista el primer autor del estudio, el Dr. Emil Fosbol. "El impacto psicológico más potente de una pérdida súbita es similar al trastorno por estrés postraumático".

Los hallazgos tienen importantes implicaciones de salud pública, ya que cada año más de siete millones de personas de todo el mundo sufren un ataque cardiaco, y alrededor de 16 por ciento de ellas mueren en un plazo de un mes, señalaron los investigadores.

"Esto podría significar que es probable que alrededor de 11,000 personas comiencen a tomar antidepresivos tras un (ataque cardiaco) no letal de su pareja, y 35,000 tras la muerte del cónyuge por (un ataque cardiaco). Además, aunque las tasas de suicidio fueron bajas, podríamos esperar que aproximadamente 1,400 personas acaben con sus propias vidas en el año tras la muerte del cónyuge por un ataque cardiaco", señaló Fosbol.

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre los ataques cardiacos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?