SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

De qué lado duermes afectaría el sueño

Por -
De qué lado duermes afectaría el sueño
CRÉDITO: THINKSTOCK

Si tienes dificultades para dormir, ¿se te ocurrió pensar que el lado en el que duermes en tu cama, el enfrentar o no a tu pareja, puede afectar la calidad de tu sueño? En la semana  nacional de conciencia sobre el buen dormir, te presentamos una nueva encuesta llevada a cabo por la empresa Saatva Mattress asegura que el 40% de los estadounidenses duerme siempre del mismo lado, y que el lado derecho es el más elegido y en el que se duerme más relajado.

El relevamiento encontró que más de la mitad de los encuestados no eligieron el lado en que duermen en forma consciente el lado en el que duermen y el 30% dijo que si pudiera volver a elegir el lado hoy en día, reconsideraría su decisión, mientras que el 20% dijo que preferiría dormir del otro lado de la cama.

La encuesta se denominó "Elige tu lado" o "Pick Your Side" y se realizó en los últimos meses del 2014 y enero del 2015 por Internet entre 1033 personas, 1105 de nacionalidad estadounidense y mayores de 18 años. La encuesta fue dirigida por la firma especializada Kelton y cuenta con un margen de error mínimo, que la ubica en un nivle de 95% de confianza en los resultados.

Entre las conclusiones de la encuesta se encuentra el hecho de que los hombres estadounidenses si se recuestan, eligen en su gran mayoría el lado derecho de la cama y que las mujeres para dormir eligen en un 58% ese lado.

Según el estudio, quienes duermen más relajados lo hacen del lado derecho, un 11% de los hombres dijeron que dormían más relajados del lado derecho que del izquierdo. 

Con respecto hacia dónde mirar mientras duermen, la mayoría de los estadounidenses (el 64%) dice que se siente mejor cuando sus parejas duermen mirando hacia afuera más que mirando hacia su pareja, sobre todo las mujeres.

Por otra parte, está el tema de la tecnología. Un 75% de los estadounidenses asegura que la tecnología es un gran determinante sobre el lado de la cama en que duermen, más que el lugar donde se encuentra el baño (67%), la ventana (58%) y la puerta (48%). 

"Los estadounidenses necesitan ser más conscientes de cada uno de los aspectos que hacen al buen dormir y de las decisiones que toman en ese sentido", dijo Ron Rudzin, director ejecutivo de la empresa encuestadora. 

 "Si hacemos un esfuerzo cada uno de nosotros podemos entender qué factores se ponen en juego en el buen dormir. También es útil tener conversaciones abiertas sobre de qué lado dormir de la cama, eso puede hacer una gran diferencia en la noche", agregó.

Sobre las parejas y el dormir, el informe también determinó que si bien ambos preferían el mismo lado, tuvieron que ceder y negociar en la mayoría de los casos (un 79% dice que cedió su lado favorito).

En términos generales, un 20% de los estadounidenses no les gustaría que sus parejas les hagan cambiar el lado de la cama y cuando han cambiado lados, los hombres aseguran que han cedido el lugar más frecuentemente (75 versus 59%).

El lado de la cama parece tan importante, que la mayoría de los encuestados dijo que prefiere dar el control remoto en lugar de ceder el lugar en la cama (51% prefiere resignar el control remoto y 37% el lado de la cama).

¿Dormir juntos es malo para la salud?

Algunos prefieren hacerlo bien pegados, abrazados, otros separados y mirando hacia afuera. in embargo, hay estudios que aseguran que dormir juntos  puede ser dañino para la salud y la relación.

Dr. Neil Stanley, experto en temas del sueño e investigador británico de la Universidad de Surrey sobre el tema desde hace 25 años, asegura que dormir bien es mucho más importante que acercarse a nuestro compañero durante la noche.

La investigación explica que las parejas que duermen juntos en la misma cama experimentan un 50% más de problemas derivados de la falta de sueño que las que duermen en camas separadas. Entre los signos mencionados se mencionan, una mayor incidencia de depresión, problemas cardíacos, problemas respiratorios, accidentes de tráfico e industriales.

El Dr. Stanley, quien duerme en camas separadas con su esposa recomienda a las personas hacer lo mismo que ellos y asegura que el sexo no tiene nada que ver con esto, ya que las parejas pueden mantener su ritmo e intensidad y separarse a la hora de dormir. 

Por otra parte, una encuesta de la Fundación Nacional del Sueño realizada en el 2005 aseguró que el 31% de las parejas han cambiado sus hábitos de sueño para adaptarse a los problemas de sueño de sus parejas.

La encuesta también dice que el 23% de las parejas duermen en camas separadas y el 38% asegura haber tenido problemas de sueño por los problemas en el dormir a causa de los problemas de su pareja, como por ejemplo, el roncar.

Sin embargo, psicólogos y especialistas de parejas aseguran que la forma en que duerme una pareja habla de una conexión y un estilo de relación.

La psicóloga británica experta en relaciones Corine Sweet asegura que la forma en que una pareja duerme habla del estado de una relación, ya que durante el sueño no se puede fingir el lenguaje corporal. "En este momento uno es honesto y vulnerable, y su posición puede decir mucho acerca de la relación”, explica.

“Las parejas adquieren hábitos, formas habituales de dormir juntos que encajan con su personalidad y sus preferencias personales. Estas costumbres se negocian antes de llegar a la cama. Entonces, si algo cambia en la forma de dormir juntos, puede reflejar un cambio en la relación”, comentó la psicóloga en una entrevista a la prensa.

Basándose en una encuesta realizada por la cadena hotelera británica TRavellodge a dos mil parejas, la experta llegó a las siguiente conclusiones según la forma de dormir.

Por ejemplo, el 18% de las parejas dijo dormir con contacto pero espalda con espalda. Eso representa una forma de relacionarse íntima y relajada. Si la posición más frecuente es espalda con espalda sin contacto puede significar independencia.

Si duermes cara a cara o con las piernas entrelazadas significa que necesitas contacto y que la pasión está a la orden del día en esa relación, dicen los expertos.

El 13% de los encuestados dijeron dormir como la famosa cucharita, posición en la cual el hombre abraza a la mujer. Evidencia seguridad, pasión intacta y a la vez una cierta protección del hombre hacia la mujer. La mujer puede abrazar al hombre por atrás también y protegerlo, así dijeron dormir el 5% de las parejas.

Los estados psicológicos individuales también afectan cómo dormimos y las posiciones al dormir, ya que si alguno está estresado o preocupado, es probable que lo manifieste tomando distancia en el momento del sueño.

Algunos tips para conciliar el sueño

Según un estudio hecho por la Fundación Nacional del Sueño en conjunto con Procter&Gamble, 1 de cada 5 habitantes de Estados Unidos tiene dificultades para conciliar o mantener el sueño sobre todo los domingos por la noche, a diferencia de otras noches de la semana.  Dado este caso, el programa Pruébalo y te Encantará - Domingos de Dulces Sueños; ofrece una serie de herramientas y consejos para ayudar a toda persona disfrutar una noche de descanso más profunda y conciliar una buena noche de sueño.

Es importante ser consistentes con el horario de sueño: irse a dormir y despertarse a la misma hora todos los días ayudará a regular el reloj biológico de tu cuerpo, y podrían ayudarte a conciliar y mantener el sueño por la noche.

Crea un ambiente de sueño óptimo: una temperatura fresca y aromas relajantes contribuyen al relax del físico, haciendo que sea más fácil conciliar el sueño. Ajusta la temperatura de tu habitación a entre 60 y 67 grados. Impregna tu dormitorio con un aroma relajante, con esencia de lavanda, por ejemplo, para un aroma duradero y una atmósfera relajante a la hora de ir a dormir.

Tu rutina nocturna es importante: establecer una rutina antes de irte a dormir ayuda a separar la hora de sueño de aquellas actividades que te mantienen despierto. Apaga tus aparatos electrónicos de 15 a 30 minutos antes de ir a dormir para darle a tu cuerpo tiempo de “desconectarse” de los aparatos electrónicos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?