SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Caso Rice: la esposa explica su perdón

Por -
Caso Rice: la esposa explica su perdón
CRÉDITO: CAPTURA DE PANTALLA

Dicen por ahí que cada pareja es un mundo y que en "todas las casas se cuecen habas". Pero cuando las cosas se hacen públicas, todo se vuelve muy difícil de manejar. Nueve meses después de haber recibido un golpe en un elevador que la dejó inconsciente, Janay Rice, esposa de la estrella del fútbol americano, Ray Rice, habló a la prensa de ese incidente y explicó por qué sigue en pareja. ¿Negación o perdón?. El ciclo de la violencia.

"Me desperté esta mañana sintiendo como si hubiera tenido una horrible pesadilla. Nadie sabe el dolor que causa revivir un momento de nuestras vidas que lamentamos todos los días, es una cosa horrible" así explicó Janay Palmer, esposa del jugador de los Baltimore Ravens el día después de sufrir una brutal golpiza por parte de su marido en un elevador.

Sin embargo, la publicidad del video fue un segundo golpe a superar, asegura. "Cuando supe que el video era público me puse a llorar. Luego mandé un mensaje a todos las personas cercanas pidiéndoles que no lo vean", explicó Janay.

La NFL es la organización deportiva más popular y poderosa de Estados Unidos, con enormes audiencias de público e ingresos anuales calculados en unos 10 mil millones de dólares. Por lo tanto, no llama la atención que si una de sus estrellas, como lo era Rice, aparece en un video maltratando a su pareja, se genere una reacción de increíbles proporciones.

Inmediatamente luego de la difusión del video en YouTube, Ray Rice fue expulsado de los Baltimore Ravens y la liga NFL lo suspendió de forma indefinida.

Días atrás, el jugador ganó la apelación de la suspensión indefinida y fue restablecido en la liga deportiva. Ahora Rice puede jugar en cualquier equipo que decida contratarlo y ambas partes lleguen a un acuerdo.

El jugador, a través de un comunicado, dijo que agradecía a la jueza Barbara Jones, así como a la Asociación de Jugadores, a sus abogados, consejeros, familia, amigos y aficionados, así como a su esposa Janay y admitió que cometió un error y que aceptaba la consecuencia de sus acciones, pero agregó que ahora comenzaba un nuevo capítulo en su carrera profesional.

En el video mencionado, Rice golpeó a su esposa dentro de un elevador y la dejó inconsciente. Posteriormente, la sacó arrastrándola.

"Es nuestra vida"

"Nadie sabe el dolor que los medios y las opciones no deseadas del público le han causado a mi familia.... “Hacernos revivir un momento en nuestras vidas del que nos arrepentimos todos los días es algo horrible...Es nuestra vida, por qué no lo entienden, escribió en Instagram.

La esposa del jugador dio recientemente una entrevista a varios medios para explicar el contexto en que se dio esa situación de violencia.

"Después del club, decidimos ir con unos amigos a un restaurante en el casino tarde en la noche...estábamos tomados y cansados...aunque suene increíble ninguno de los seis podemos recordar por qué Rice y yo discutíamos...era insignificante...Mientras discutíamos el estaba con el teléfono y no me miraba..cuando quise agarrar el celular, me lo sacó, me escupió y le di una cachetada...Subimos al ascensor y lo que sucedió ahí dentro me es aún confuso. Lo único que sé (me lo dijo Ray porque yo no lo recuerdo) es que le pegué nuevamente y entonces él me golpeó...luego recuerdo estar en el lobby del hotel rodeada de policías", explicó la esposa del jugador.

"Me cuesta sentirme una víctima"

La mujer asegura que no se siente una víctima y que sabe hacerse respetar.

"Me cuesta sentirme una víctima...sé que hay muchas opiniones en la gente sobre mi persona, que soy débil, que estoy poniendo excusas y que estoy negando el abuso y me cuestionan que siga casada. Sin embargo, soy una mujer fuerte que vengo de una familia fuerte. Nunca he visto abuso en mi vida ni en la de mi familia, siempre me enseñaron a respetar, respetarme y hacerme respetar sobre todo por parte de un hombre", explicó.  

Janay contó también la historia de cómo se conocieron y explicó que la pareja había comenzado a ir a terapia después de tener a su hija como medida preventiva porque sabe lo difícil que es muchas veces para las esposas de los jugadores el mudarse constantemente de lugar de vivienda. "A pesar de que existe cierto prejuicio sobre la terapia, sobre todo dentro de la comunidad afroamericana, Ray y yo queríamos trabajar para establecer una buena comunicación en nuestra relación", agregó.

Se han vinculado muchos casos de violencia doméstica con deportistas y hay quienes aseguran que algunos pasan inadvertidos porque los equipos o ligas deportivas no actúan de manera expedita o transparente, y también porque muchas veces no se inician procesos legales en contra de los agresores.

De acuerdo con una compilación del sitio Sidespin, durante la gestión de ocho años del hoy Comisionado de la NFL, Roger Goodell, han sido documentados 56 casos de violencia doméstica de parte de jugadores de la liga. La lista, que se basa en datos de USA Today, indica que el castigo acumulado por dichos casos es de 13 juegos de suspensión, con apenas 10 de esos jugadores siendo dados de baja por sus equipos.

El ciclo de la violencia

La violencia familiar o doméstica es un tipo de abuso que implica lastimar a alguien, por lo general un cónyuge o una pareja, pero también puede ser un padre, un hijo u otro familiar.

Cada minuto, en promedio, 24 mujeres son víctimas de algún tipo de violencia doméstica en Estados Unidos, de las cuales más de 19% ha sido violada y 31.5% ha sido víctima de golpes por parte de su pareja, según datos de los CDC o Centro de Control y Prevención de Enfermedades.

Sin embargo, este tipo de violencia no se limita a personas de bajos ingresos o de cierta raza o grupo étnico, sin embargo afecta a 41.2% mujeres de raza negra, 30.5% de raza blanca, 29.7% hispanas y 15.3% son asiáticas.

Muchas víctimas experimentan un ciclo de abusos en tres fases, dicen las organizaciones de lucha contra la violencia doméstica: 

Fase uno: la negación de la violencia inminente, caracterizada por: acumulación de tensión, conflictos menores, temor ante la llegada del agresor, intento sin éxito de la víctima de agradar al agresor para evitar problemas,  maltrato psicológico y la esperanza de que el comportamiento agresivo cese.

La fase dos está caracterizada por un incidente violento grave que la víctima no logra detener. Puede ser desencadenado por cualquier tipo de desacuerdo con la pareja, por pequeño que pueda parecer. Esta es la etapa donde más mujeres buscan ayuda y salen de las relaciones violentas

Fase tres: Reconciliación. Es una etapa frecuentemente llamada “fase de la luna de miel, el agresor pide perdón y promete que nunca volverá a agredir y a maltratar, hace regalos y compromisos de rehabilitación.  La mujer reconsidera sus razones para no abandonar la relación y decide ofrecer otra oportunidad, a veces, no muy esperanzada.

Cuándo pedir ayuda

Si tu pareja te persigue a menudo, te acusa constantemente de infidelidad, te prohíbe tener relaciones con familiares y amigos, te prohíbe trabajar o estudiar, te critica cruelmente, te golpea, te humilla, te amenaza, destruye tus pertenencias, te obliga a copular contra tu voluntad, debes pedir ayuda.

En 1994 el gobierno firmó la Ley de Violencia contra las Mujeres (VAWA, por sus siglas en inglés), disminuyendo dramáticamente los índices de violencia.

Encontrar un lugar seguro y económico para vivir es uno de los obstáculos a los que se enfrentan las víctimas al huir de sus abusadores.

Si eres mayor de edad y necesitas ayuda, puedes llamar a la Línea Nacional de Violencia Doméstica 1-800-799-7233.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?