SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tiroteo en Colorado: ¿se podrán detener estas masacres?

Por -
Tiroteo en Colorado: ¿se podrán detener estas masacres?
CRÉDITO: FACEBOOK

Cuando sólo faltaba un día para el aniversario de la Tragedia de Newtown, una nueva masacre en una escuela en Colorado redobla la pregunta sobre si alguna vez se podrá terminar con estas tragedias. ¿Qué opinan los psicólogos?

Otra vez, un estudiante armado inició un tiroteo en una escuela secundaria de Centennial, Colorado. El joven aparentemente buscaba a un profesor en el Arapahoe High School, a 12 millas de Denver, cuando tiró contra tres personas antes de quitarse la vida, según informaron autoridades de la institución.

El profesor logró escapar, mientras los alumnos heridos fueron hospitalizados. 

Posiblemente con el transcurrir de las horas se difundirá más información que ayude a armar el rompecabezas, como la identidad del autor del tiroteo. Sin embargo, cada vez más padres y familias se hacen la misma pregunta una y otra vez: ¿no hay forma de prevenir estas masacres?

El tiroteo masivo en la escuela Sandy Hook, en Newtown, ocurrido el 14 de diciembre de 2012, no es el único disparador en el inconsciente colectivo que intenta comprender qué es lo que está ocurriendo en los jóvenes que son capaces de tomar un arma y entrar a matar a sus maestros o compañeros. También, recuerda uno de los peores tiroteos de la historia de los Estados Unidos, en el Columbine High School, en 1999. 

Lo que dejó la masacre de Newtown

Si bien no tienen idea del motivo, los investigadores policiales sí han podido determinar que Lanza de 20 años,  actuó solo tanto en el asesinato de su madre como en el ataque en la escuela de Newtown, según un informe oficial de la fiscalía de Connecticut de 43 páginas que acaba de ser publicado.

 ¿Había mostrado Lanza algún indicio?

El reporte oficial también establece que en el 2006 Lanza tenía un coeficiente intelectual promedio, sin problemas de aprendizaje cuando fue evaluado en séptimo grado por un cambio de conducta, su incapacidad de mirar a los ojos y rechazo por el contacto físico, conductas obsesivas como lavarse compulsivamente las manos y cambiar de ropa, negación a tocar picaportes, entre otras cosas.

Entre las recomendaciones que se le dieron en ese momento, estaba la de tomar medicación, hacer terapia y tener un tutor para continuar en el colegio.

El joven habría rechazado la medicación y la terapia, asegura el informe y agrega que su madre habría estado investigando el tema del Asperger por la cantidad de libros sobre el tema que tenía.

"Los profesionales de la salud mental que lo evaluaron no vieron nada que les haya permitido predecir el futuro", explica el informe de la policía.

El informe señala que Lanza estaba obsesionado con matanzas masivas como el tiroteo escolar del instituto Columbine ya que encontraron material sobre ese acontecimiento en el dormitorio del joven.

Los investigadores encontraron también un juego  de computadora llamado Tiroteo Escoalr en el que el protagonista ataca una escuela y dispara a los alumnos. También encontraron numerosas armas de fuego, armas blancas como cuchillos y accesorios, todos comprados por su mamá legalmente.

Por otra parte, al revisar la casa de Lanza, los investigadores se encontraron con que el joven destruyó el disco duro de su computadora, al parecer antes de los ataques,  lo cual privó a los  investigadores de información importante sobre sus hábitos, patrones de conducta y sus focos de interés.

Asperger, videojuegos y genética

Desde el primer momento, se habló de Lanza como un niño y un adulto joven con problemas, con comentarios y expresiones como de un "un niño raro", que "no estaba bien" y que "detestaba mirarte a los ojos", según informaron en su momento los medios de prensa.

Sin embargo, los expertos en salud mental señalan que a pesar de que puede llamar la atención, el notar que un niño parece "raro" no es suficiente para afirmar que necesita atención profesional. 

También, se habló de que el joven asesino sufría de Asperger, una forma leve de autismo pero los expertos señalaron rápidamente que no hay un vínculo entre la afección y la violencia.

"Realmente no hay ninguna evidencia que relacione el autismo o el Asperger con la violencia", explicó Geraldine Dawson, científica del grupo sin fines de lucro Autism Speaks, y profesora de psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

El Asperger aparece en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales como "trastorno del espectro autista". Lanza era tímido, reservado y socialmente torpe, según los informes de las noticias, los cuales pueden ser características típicas del Asperger, sin embargo, la forma de agresividad que muestran algunas personas autistas no tiene nada que ver con la tragedia de Newtown explicaron los expertos.

Por otro lado, los investigadores también habrían solicitado a un grupo de científicos de la Universidad de Connectitut para analizar en profundidad el mapa genético del asesino para intentar encontrar una explicación a su violencia.

Si bien los genetistas pudieron encontrar algunas mutaciones genéticas en el ADN,  aparentemente no han sido suficientes para encontrar una razón que pueda explicar semejante arrebato de violencia.

Otro de los focos de estudio que ha desatado este caso es el tema de los videojuegos, ya que se comprobó que Lanza era fanático de esta forma de entretenimiento. El debate se abrió en torno a si los videojuegos violentos, que incitan a matar, robar e incendiar "virtualmente" puede ser disparador de conductas violentas.

Aunque los estudios sobre el tema son abundantes, ninguno ha tenido éxito en correlacionar directamente la violencia de los videojuegos con las conductas violentas en los niños o adolescentes.

El papel de centinela de padres y maestros

Es muy duro y difícil para un padre reconocer un problema de conducta o salud mental en un niño, pero es importantísimo que pueda recibir atención temprana.

En esta red de prevención, los maestros y otros  trabajadores de la escuela cumplen también un papel importante para llamar la atención de los padres si el niño muestra conductas atípicas para su edad, no socializa con sus pares o es extremadamente tímido por ejemplo.

Pero es muy complicado y casi imposible poder predecir acontecimientos como éste.

Un año atrás, el periódico Washington Post había informado que los directivos de la escuela de secundaria de Lanza le habían asignado un psicólogo de forma permanente durante su primer año en 2007, además de informar al jefe de seguridad de la escuela acerca del chico. Sin embargo, Richard Novia, director de seguridad del Distrito Escolar de Newtown en aquel momento, declaró al diario que lo que les preocupaba era la seguridad de Lanza y no la seguridad de los demás.

"En ese momento de su vida, él no suponía ninguna amenaza para nadie", aseguró Novia. "Nos preocupaba que él fuera la víctima o que se hiciera daño a sí mismo".

La atención psiquiátrica tan necesitada

Según datos del sitio oficial MentalHealth.gov, uno de cada cinco adultos sufre algún tipo de trastorno o enfermedad mental y de acuerdo a estadísticas del Instituto Nacional de Salud Mental, millones de los que necesitan tratamiento no acceden a él debido al costo que implica o el estigma negativo que acarrea. 

Según el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, la mitad de todos los casos de salud mental empiezan a desarrollarse antes de los 14 años de edad, pero el país cuenta con una grave escasez de proveedores de salud mental especializados en niños.

Sin embargo, acorde con datos de la organización gubernamental, menos de un 20% de los niños y adolescentes con problemas de salud mental reciben el tratamiento que necesitan. 

Por otro lado, también habría una falta de profesionales de la salud mental especializados. Como ejemplo de esto, el gobierno federal tiene previsto que se necesiten 12,624 psiquiatras especializados en niños y adolescentes para 2020. En la actualidad hay solo 6,300 psiquiatras especializados en niños y adolescentes en todo el país, de los cuales solo unos pocos están en zonas rurales y de bajos ingresos, explica un informe oficial.

Las enfermedades mentales consideradas serias o graves como esquizofrenia, desorden bipolar o depresión grave, se calculan que afectan a uno de cada 20 estadounidenses. 

La prevención es clave

La nueva ley de Seguros de Salud a Bajo Precio apunta a que las enfermedades mentales sean tratadas de la misma forma y cubiertas por las aseguradoras como cualquier otra enfermedad y uno de los puntos claves que maneja es la prevención. 

Otro de los puntos de las nuevas reglas apuntan a terminar la discriminación que tienen algunos pacientes de salud mental con costos más altos que no son cubiertos por los seguros o límites más estrictos en las hospitalizaciones o visitas al médico. 

Se desconoce en este caso, si Lanza podría haber atravesado un episodio psicótico o de locura temporaria que lo haya apartado de la realidad el 14 de diciembre pasado, pero algo que sí está claro es que uno de los objetivos de esta nueva ley es justamente prevenir e intentar evitar episodios de la violencia armada como el de Newtown que por algún motivo, puedan ser producto de la falta de atención médica recibida a tiempo.

Más información

 Cómo ayudar a víctimas de las tragedias

¿Necesito ir al psicólogo?

¿Quién tiene salud mental?

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?