SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Meditación

Meditación

Resumen:

La meditación en sus diversas formas se ha practicado desde hace miles de años por todo el mundo, con variadas técnicas espirituales que se originan en las prácticas filosóficas y religiosas del Oriente. En los tiempos modernos, se utilizan numerosos tipos de meditación, muchos de ellos por fuera de sus contextos religiosos y culturales originales.

La definición de meditación varía; una definición clásica para meditación es la autorregulación deliberada de la atención por medio de la cual el flujo de conciencia se suspende de manera temporal. Una meta común consiste en alcanzar un estado de "conciencia sin pensamientos" acerca de las sensaciones y actividad mental que ocurren en el momento presente. Sin embargo, la meditación a menudo se percibe de manera popular como cualquier actividad por la cual la atención de una persona está enfocada en la repetición de un pensamiento o palabra. La meditación generalmente no utiliza sugestión, autosugestión o trance. Las técnicas que utilizan la repetición constante de sílabas, visualizaciones u otras formas de pensamiento, pero que no alcanzan la conciencia sin pensamiento son descritas algunas veces como estados "cuasi-meditativos". Existen diversas formas y subtipos de meditación o "cuasi-meditación", algunas de las cuales se describen más abajo.

La plenitud mental es un enfoque en el cual la atención se enfoca en una sensación física (como la respiración). Cuando los pensamientos se entrometen, el individuo vuelve al punto focal. La atención se pone en el momento presente, en vez del futuro o el pasado. Esta técnica puede utilizar un "recorrido del cuerpo" durante el cual uno se enfoca en el cuerpo desde la cabeza hasta los pies, concentrándose en las áreas de dolor o enfermedad. Este proceso usualmente se realiza mientras se está acostado. Se sugiere practicar la técnica de manera habitual para alcanzar la autoconciencia.

La meditación analítica se diferencia de las otras en que el practicante no repite una palabra una y otra vez, sino que busca comprender el significado más profundo del objeto del foco. La meditación guiada o imaginería guiada es una técnica que dirige la imaginación hacia una meta conciente. El yoga nidra o "sueño" yóguico se considera un tipo de meditación guiada.

La meditación de respiración consiste en enfocarse en el proceso de inhalación y exhalación. Los ejercicios de respiración profunda que se enseñan en las clases prenatales son una variación de este tipo de meditación; contar mientras se respira puede ofrecer un foco meditativo.

La visualización consiste en enfocarse en un lugar o situación específica. La meditación al caminar o kinhin es un tipo de meditación Budista Zen con movimiento, en el cual la atención se enfoca en sentir la tierra bajo los pies; la meditación desde la posición de sentado se practica de la misma manera. El "nombramiento" consiste en nombrar las sensaciones físicas que se relacionan con emociones particulares, con el fin de ganar mayor autoconciencia. Existen muchas otras variaciones y subtipos de meditación. Tradicionalmente se dice que la meditación se distingue de la relajación dado que en la meditación, supuestamente ocurre un estado de conciencia sin pensamiento.

Generalmente, la meditación se practica en un ambiente silencioso, en posición confortable. Las sesiones varían en duración y número de ocasiones en que se practica cada día. Se recomienda que se medite a la misma hora, cada día.

Algunas religiones y organizaciones profesionales tienen sus requisitos propios para el adiestramiento formal y las credenciales que ofrecen a nuevos instructores. Existen programas de certificación para instructores de meditación. Pero no existen programas de credenciales o licencia para los instructores de meditación que sean reconocidos ampliamente.

Transcendental meditation® (TM®): La TM® es una práctica controvertida que consiste en una técnica de focalización en un "mantra" (un sonido, palabra o frase que se repite una y otra vez, sea en voz alta, silenciosamente o como cántico). El Yogi Maharishi Mahesh, quien adquirió reconocimiento general en razón a sus famosos seguidores tales como el grupo musical The Beatles, introdujo la TM® en Occidente a fines de la década de los 1950. Una meta de la TM® es alcanzar un estado de conciencia que va mas allá del estar totalmente despierto, dormido o soñando, en el cual se alcanza una conciencia relajada. Cuando los pensamientos interrumpen, se toma conciencia de ellos de manera pasiva antes de volver a la repetición del mantra. Algunos practicantes sugieren que cuando las personas que están meditando logran un estado de "conciencia pura", pueden influenciar las emociones o estados mentales de las personas que los rodean. Esta área no se ha evaluado científicamente. Otros afirman que los beneficios de la TM® son controvertidos, tales como mejoramiento del cociente intelectual, la reducción de tendencias violentas y el "viaje yóguico". Se ha discutido si la TM® debe clasificarse como una religión y algunos aseveran que constituye un culto o secta religiosa. La meditación trascendental es una marca comercial registrada con administración centralizada para centros del programa, alrededor del mundo.

Teoría:

Se han formulado numerosas teorías sobre los mecanismos de acción y potenciales efectos benéficos de la meditación. Se ha sugerido que reduce la actividad del sistema nervioso simpático, el cual es responsable de la respuesta "defensa o huida," lo que lleva a un ritmo cardiaco menor, disminución de la presión arterial, respiración lenta y relajación muscular. En múltiples estudios sobre la Trascendental Meditation® se ha notado disminución del metabolismo, ritmo cardiaco, presión arterial, respiración y consumo de oxígeno. Se han reportado cambios en el fluido sanguíneo hacia el cerebro y en los patrones de las ondas cerebrales, así como alteraciones de los niveles hormonales. También se han reportado disminuciones en los niveles de ácido láctico. Se requieren estudios de buen diseño sobre el mecanismo de acción de los diferentes tipos de meditación antes de sacar conclusiones firmes.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Alergias, angina (dolor en el pecho), arritmia, trastorno de déficit de atención con hiperactividad, trastornos de vasos sanguíneos, anormalidades en leche materna, enfermedades crónicas, habilidades para enfrentar las situaciones adversas, disminución del ritmo cardiaco, diabetes, diarrea, diagnosis o tratamiento de enfermedades (adjunto sicoterapéutico), dislexia, enfisema, actuación física (en pacientes con dolor en el pecho), anormalidades del reflejo nauseoso, infertilidad, síndrome de intestino inflamatorio, niveles bajos de cortisol en la sangre, síntomas de menopausia, tensión muscular, cuidado paliativo (cuidado al final de la vida), enfermedad de Parkinson, neuropatía periférica (en VIH), enfermedad vascular periférica, dolor post-polio, síndrome premenstrual, sicosis, enfermedad de Raynaud, reducción de consumo de oxígeno, relajación, esquizofrenia, trastornos de la piel, prevención de apoplejías, prevención de suicidio, trauma, molestia estomacal.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Presión arterial alta (B)

    En general, parece que la práctica habitual de la meditación puede promover la relajación y reducir la presión arterial. Se requiere investigación adicional antes de sacar conclusiones firmes; sin embargo, la meditación, adicionalmente a una dieta saludable y al ejercicio físico, se puede recomendar para la prevención (frente al tratamiento) de la hipertensión.

  • Calidad de vida (cáncer) (B)

    Existe evidencia promisoria que varios tipos de meditación pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de pacientes con cáncer. Los estudios han demostrado beneficios en el estado de ánimo, calidad del sueño y tratamiento del estrés. Los efectos específicos de la meditación aún no se comprenden por completo; sin embargo, se puede recomendar la meditación como una forma de respaldo para los pacientes con cáncer.

  • Estrés (B)

    La evidencia indica que la meditación puede ayudar a reducir los efectos del estrés en personas saludables. Se requieren estudios adicionales para examinar la dinámica del estrés y la meditación con mayor profundidad, aunque puede recomendarse la meditación como una actividad para la promoción de la salud en general.

  • Envejecimiento (C)

    La meditación puede ayudar a mejorar el funcionamiento cognitivo y la presión arterial en los ancianos, lo cual a su vez puede promover la salud en general y la longevidad. Se requiere investigación adicional a fin de identificar nuevamente los efectos específicos de la meditación en el envejecimiento. Sin embargo y con base en la evidencia disponible, la meditación puede ser una actividad de promoción de la salud para los ancianos.

  • Alcoholismo (C)

    La meditación puede ofrecer efectos reductores del estrés en general para el tratamiento o prevención del abuso del alcohol. Sin embargo, se requieren estudios adicionales antes de sacar conclusiones firmes sobre la meditación para el tratamiento o prevención del alcoholismo.

  • Enojo (C)

    Los estudios indican que la meditación puede ofrecer algunos beneficios para el manejo del enojo. Sin embargo, se requieren estudios adicionales para recomendar la meditación como una forma de intervención comportamental para el enojo.

  • Ansiedad (C)

    Se han estudiado diversas formas de meditación, tales como plenitud mental, Trascendental Meditation® y "programas de reducción de estrés basados en la meditación" para evaluar sus efectos sobre la ansiedad. Se requieren mejores estudios antes de sacar conclusiones firmes.

  • Asma (C)

    Existen estudios que indican que la Trascendental Meditation® puede ser benéfica para pacientes con asma. De la misma manera, el yoga Sahaja, que incorpora técnicas de meditación puede tener beneficios en el manejo del asma en grado moderado a severo. Se requieren estudios adicionales sobre el efecto de la meditación considera aisladamente, antes de poder ofrecer conclusiones definitivas.

  • Equilibrio (C)

    La meditación (Tai Chi o Qi gong) puede ayudar a mejorar el equilibrio en personas ancianas saludables. Se requiere investigación adicional para entender los efectos específicos de la meditación sobre el equilibrio.

  • Prevención del cáncer (C)

    Existe evidencia preliminar de que la meditación puede ayudar a mejorar la calidad de vida durante el tratamiento. Sin embargo, los hallazgos de los estudios no son suficientes para establecer que la meditación ayuda a la prevención del cáncer. Se requieren estudios adicionales.

  • Enfermedad cardiovascular (C)

    No existe evidencia suficiente de que la meditación tiene efectos clínicos en la enfermedad cardiovascular. Se requieren mayores estudios a fin de determinar si la meditación puede tener beneficios y si las técnicas específicas pueden ser más efectivas que otras.

  • Rehabilitación cardiovascular (C)

    La meditación puede ofrecer beneficios generales para el ánimo y el estrés, los cuales pueden ayudar en el cuidado cardiaco. Sin embargo, se requieren estudios adicionales para recomendar la meditación como tratamiento específico durante la rehabilitación cardiaca.

  • Síndrome de fatiga crónica (C)

    La meditación de plenitud mental con Qi gong puede contribuir a mejorar la salud en general. Sin embargo, no se han examinado suficientemente los efectos específicos de la meditación en el síndrome de fatiga crónica. Se requieren estudios adicionales antes de que se pueda recomendar la meditación para el tratamiento de esta afección.

  • Dolor crónico (C)

    La meditación, el yoga y otras técnicas para manejo del estrés pueden ayudar al alivio del dolor crónico. Sin embargo, como la meditación se usa a menudo junto con otros tratamientos y terapias, sus beneficios específicos no son aún claros. Se requieren estudios adicionales para examinar los efectos específicos de la meditación como tratamiento para el dolor crónico.

  • Funcionamiento cognitivo (C)

    Algunas formas de meditación pueden tener efectos positivos en el funcionamiento cognitivo. Sin embargo, no existe evidencia clara suficiente de que alguna forma específica de meditación pueda respaldar o mejorar el funcionamiento cognitivo.

  • Insuficiencia cardiaca congestiva (C)

    La meditación puede mejorar la calidad de vida en pacientes ancianos e incluso puede potencialmente, reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca congestiva. Sin embargo, no existe evidencia suficiente para recomendar la meditación para esta enfermedad, por lo que se requiere investigación adicional.

  • Enfermedad de Crohn (C)

    La meditación puede mejorar los síntomas de la enfermedad de Crohn. However, there is not enough evidence to make recommendations for meditation in Crohn's disease, and more studies are needed.

  • Depresión (C)

    Algunas formas de meditación pueden prevenir la recaída en pacientes que han tenido episodios de depresión mayor. Sin embargo, se requieren estudios adicionales para confirmar que la meditación puede usarse como parte del tratamiento para la depresión.

  • Desórdenes alimentarios ()

    Existe evidencia preliminar que la meditación puede ayudar a tratar el impulso de comer desmedidamente en personas con sobrepeso. Se requieren estudios adicionales en este ámbito.

  • Angustia emocional (C)

    Un estudio randomizado controlado ha muestro que la meditación puede reducir la angustia y mejorar estados del animo positivos. Se requieren estudios adicionales en este ámbito.

  • Epilepsia (C)

    La meditación yoga puede ayudar a prevenir convulsiones en epilépticos, aunque se requieren estudios de calidad antes de sacar conclusiones firmes.

  • Fibromialgia (C)

    Se ha indicado que la meditación de plenitud mental puede ayudar a mejorar los síntomas de pacientes con fibromialgia. Se requiere investigación adicional de buena calidad antes de sacar conclusiones firmes.

  • Colesterol alto (C)

    Evidencia preliminar sugiere que la meditación puede ayudar en el manejo del colesterol alto. Se requieren estudios adicionales en este ámbito.

  • VIH/SIDA (C)

    Las investigaciones indican que la meditación puede ayudar a mejorar la calidad de vida en pacientes con VIH/SIDA. También puede afectar el funcionamiento inmunológico, aunque los estudios aún no son concluyentes. Se requieren estudios adicionales a fin de establecer la utilidad de la meditación como terapia complementaria en pacientes con VIH/SIDA.

  • Funcionamiento inmunológico (C)

    La investigación indica que podría haber incremento en la respuesta de los anticuerpos después de la meditación. Se requieren estudios adicionales para confirmar estos hallazgos.

  • Síndrome del intestino irritable (C)

    Algunas formas de meditación pueden ayudar a disminuir los síntomas del síndrome del intestino irritable. Se requiere investigación adicional para sacar conclusiones firmes.

  • Migraña (C)

    Algunas formas de la meditación puede ayudar a los síntomas migrañas. Se requiere investigación adicional para sacar conclusiones firmes.

  • Mejoramiento del estado anímico (C)

    Para sujetos saludables, no existe suficiente evidencia científica de que la meditación pueda mejorar el estado de ánimo. Se requieren estudios adicionales para determinar si la meditación tiene efectos específicos sobre el estado de ánimo.

  • Esclerosis múltiple (C)

    Estudios sugieren que los síntomas de esclerosis múltiple mejoran después de la meditación. Se requieren estudios adicionales para confirmar estas conclusiones.

  • Trasplante de órganos (C)

    Se indica que la meditación puede ayudar a mejorar la calidad de vida en pacientes sometidos a trasplantes de órganos. Sin embargo, se requieren estudios adicionales antes de sacar conclusiones firmes.

  • Trastorno de estrés postraumático (C)

    Existe alguna evidencia de que ciertas técnicas de meditación pueden mejorar los síntomas de personas con trastorno de estrés postraumático. Sin embargo, se requiere investigación adicional a fin de examinar los beneficios específicos de la meditación antes de recomendarla en pacientes con este trastorno.

  • Embarazo (C)

    Alguna evidencia indica que la meditación puede ayudar a la reducción de las complicaciones en el embarazo o el parto. Sin embargo, se requieren estudios adicionales para determinar los beneficios específicos de la meditación durante el embarazo.

  • Soriasis (C)

    Se ha indicado que la meditación puede ayudar a la curación de la soriasis cuando se usa en combinación con tratamientos estándar. Se requiere investigación adicional para determinar los efectos específicos sobre esta afección.

  • Trastornos sicológicos (C)

    Cuando se utiliza en combinación con el tratamiento siquiátrico estándar, la meditación puede mejorar los resultados del tratamiento en pacientes con trastornos sicológicos diversos. Sin embargo, se requiere de investigación adicional antes de sacar conclusiones firmes sobre el uso de la meditación junto con la sicoterapia.

  • Calidad de vida (C)

    Se ha usado la meditación para mejorar la calidad de vida en una variedad de poblaciones de pacientes. Se requiere de investigación adicional en este ámbito.

  • Trastornos del sueño (C)

    Se ha indicado que la meditación es útil para mejorar la calidad del sueño en pacientes bajo tratamiento contra el abuso de drogas, así como para pacientes con cáncer de seno. Sin embargo, la evidencia cínica actual no es suficiente para afirmar que la meditación mejora el sueño en pacientes con cáncer de seno, con problemas de abuso de drogas o en sujetos saludables.

  • Abandono del tabaquismo (C)

    La evidencia disponible no indica si la meditación puede ayudar a que las personas abandonen el tabaquismo. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Abuso de sustancias (C)

    La meditación puede no ser tan efectiva como otras terapias para prevenir la recaída en adictos a la cocaína en recuperación. Se requieren estudios adicionales antes de ser una conclusión sobre la meditación para el tratamiento de dependencia a la cocaína.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

La mayoría de los tipos de meditación se consideran seguros para individuos saludables. Los reportes de efectos adversos son poco comunes y se refieren a personas con enfermedades mentales subyacentes, tales como episodios maniacos o de despersonalización. Algunas publicaciones advierten que la meditación o retiramiento intensivo puede ocasionar desorientación, ansiedad o depresión. Las personas con trastornos siquiátricos deben consultar con su médico primario antes de comenzar un programa de meditación y deben evaluar si la meditación es adecuada o no en relación con su plan de tratamiento actual.

Un estudio de diseño débil reportó un riesgo incrementado de convulsiones y por tanto, las personas con riesgo de convulsiones deben consultar con su médico primario antes de comenzar cualquier programa de meditación.

La práctica de la meditación no debe retrasar el momento para recibir un diagnóstico o iniciar un tratamiento con técnicas o terapias que han sido probadas más extensamente y no debe utilizarse como el único método de tratar una enfermedad.

Referencias:

  • Abgrall-Barbry G, Consoli SM. [Psychological approaches in hypertension management] Presse Med 2006 Jun;35(6 Pt 2):1088-94.
  • Barnes VA, Treiber FA, Davis H. Impact of transcendental meditation on cardiovascular function at rest and during acute stress in adolescents with high normal blood pressure. J Psychosom Res 2001;51(4):597-605.
  • Barnhofer T, Duggan D, Crane C, et al. Effects of meditation on frontal alpha-asymmetry in previously suicidal individuals. Neuroreport 2007 May 7;18(7):709-12.
  • Brazier A, Mulkins A, Verhoef M. Evaluating a yogic breathing and meditation intervention for individuals living with HIV/AIDS. Am J Health Promot 2006 Jan-Feb;20(3):192-5.
  • Carlson LE, Garland SN. Impact of mindfulness-based stress reduction (MBSR) on sleep, mood, stress and fatigue symptoms in cancer outpatients. Int J Behav Med 2005;12(4):278-85.
  • Holloway E, Ram FS. Breathing exercises for asthma. The Cochrane Library 2002;(2).
  • Kabat-Zinn J, Massion AO, Kristeller J, et al. Effectiveness of a meditation-based stress reduction program in the treatment of anxiety disorders. Am J Psychiatry 1992;149(7):936-943.
  • Keefer L, Blanchard EB. A one year follow-up of relaxation response meditation as a treatment for irritable bowel syndrome. Behav Res Ther 2002;40(5):541-546.
  • Krisanaprakornkit T, Krisanaprakornkit W, Piyavhatkul N, et al. Meditation therapy for anxiety disorders. Cochrane Database Syst Rev 2006 Jan 25;(1):CD004998.
  • Lee SH, Ahn SC, Lee YJ, et al. Effectiveness of a meditation-based stress management program as an adjunct to pharmacotherapy in patients with anxiety disorder. J Psychosom Res 2007 Feb;62(2):189-95.
  • Morone NE, Greco CM. Mind-body interventions for chronic pain in older adults: a structured review. Pain Med 2007 May-Jun;8(4):359-75.
  • Oman D, Richards TA, Hedberg J, et al. Passage meditation improves caregiving self-efficacy among health professionals: a randomized trial and qualitative assessment. J Health Psychol. 2008 Nov;13(8):1119-35.
  • Paul-Labrador M, Polk D, Dwyer JH, et al. Effects of a randomized controlled trial of transcendental meditation on components of the metabolic syndrome in subjects with coronary heart disease. Arch Intern Med 2006 Jun 12;166(11):1218-24.
  • Schneider RH, Alexander CN, Rainforth M, et al. Randomized controlled trials of effects of the transcendental meditation program on cancer, cardiovascular, and all-cause mortality: a meta-analysis. Ann Behav Med 1999;21(Suppl):S012.
  • Speca M, Carlson LE, Goodey E, et al. A randomized, wait-list controlled clinical trial: the effect of a mindfulness meditation-based stress reduction program on mood and symptoms of stress in cancer outpatients. Psychosom Med 2000;62(5):613-622.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?