Editar mi perfil

Larry, el robot que vomita microbios

Por HolaDoctor -

Un equipo de científicos británicos creó un sistema original para estudiar el norovirus: un robot que vomita continuamente desde hace varias semanas en el Laboratorio de Salud y Seguridad en Derbyshire. El objetivo es conocer el alcance del contagio del virus.

En el sorprendente ascenso de los robots en la vida cotidiana y la ciencia, el robot Larry tiene la misión de ayudar a entender el norovirus: al vomitar con líquidos fluorescentes preparados especialmente, permite medir hasta dónde las partículas del virus podrían ser expandidas.

“El norovirus es uno de los virus humanos más infecciosos", dijo Ian Goodfellow, profesor de la Universidad británica de Cambridge, quien ha estado estudiando los norovirus durante 10 años. Y agregó: "hacen falta menos de 20 partículas de virus para infectar a alguien. Así que cada gota de vómito o gramo de heces de una persona infectada puede contener suficiente cantidad de virus para infectar a más de 100,000 personas”.

El norovirus, que puede contaminar los alimentos o el agua con facilidad, se propaga rápidamente en poblaciones confinadas, por ejemplo en los cruceros, los dormitorios, asilos de ancianos, hospitales y prisiones. Según los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, su sigla en inglés) cada año el norovirus provoca un estimado de 91,000 visitas a las salas de emergencias y 23,000 hospitalizaciones entre los niños menores de cinco años.

Pero lo que hace al norovirus un enemigo tan temible, es su capacidad para evadir la limpieza y sobrevivir durante largos períodos fuera de los seres humanos: los científicos afirman que puede permanecer con vida durante 12 horas en superficies duras y hasta 12 días en los tejidos contaminados, como alfombras y tapicería. Y en el agua, puede sobrevivir durante meses, incluso años.

En la primera semana de enero, en un crucero que navega entre Nueva York y Southampton, atracado en el Caribe, 200 personas a bordo contrajeron el norovirus.

  • En busca de una vacuna

Uno de los pocos avances que se han logrado es descubrir que no todo el mundo es susceptible al virus. Según los científicos británicos, alrededor del 20% de los europeos tiene una mutación en un gen llamado FUT2, que los hace resistentes al norovirus.

El resto tendrá que esperar los resultados de los ensayos de una vacuna potencial que ha desarrollado un laboratorio estadounidense, o una solución que surja de los numerosos equipos de todo el mundo que trabajan sobre posibles nuevos fármacos antivirales para tratar la infección.

Los síntomas incluyen un comienzo repentino de vómitos y diarrea, que puede ser profusa y acuosa. Algunas víctimas también sufren fiebre, dolores de cabeza y calambres estomacales.

Más para Leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo