Editar mi perfil

La sexualidad tras una doble mastectomía

Por HolaDoctor -
Crédito: Getty Images

La sex symbol Angelina Jolie acaba de revelar que se hizo una doble mastectomía, la remoción completa de los senos, para prevenir el cáncer. En una columna en el periódico "The New York Times" contó que su esposo, Brad Pitt, estuvo a su lado a cada minuto, durante la operación y la reconstrucción de una parte única de la anatomía femenina. ¿Cómo logran las mujeres recuperar, o mantener, su sexualidad tras un procedimiento así?

Remover los senos no es como sacarse el apéndice. Esa parte tan femenina está vinculada con el concepto de "ser mujer", la lactancia y, claro, la sexualidad. ¿Puede el impacto de perderlos lesionar para siempre la vida íntima?. Expertos aseguran que no, que se puede tener una sexualidad plena tras una mastectomía.

Según explica la fundación Susan G. Komen, "la pérdida de los senos puede generar problemas únicos porque muchas mujeres sienten que sus cuerpos las traicionaron". Y la sensación de extrañeza con el propio cuerpo, enfatizan, provoca un alejamiento del placer y por ende, la pérdida del deseo.

Ante este escenario, la conexión franca y sincera con la pareja es esencial. Es el novio o el marido el que debe ayudar a reforzar el mensaje de que la mujer no pierde su atractivo por haber tenido una mastectomía y una reconstrucción de senos. 

Muchas veces, agregan, la terapia de pareja es útil no sólo para la mujer sino para que el compañero, que suele estar confundido, pueda expresar sus temores y ayudar en la recuperación de la sexualidad.

En el caso de Angelina Jolie, de 37 años, ella misma reconoció en su columna que el apoyo de Brad Pitt fue incondicional. "Soy afortunada de tener una pareja como Brad Pitt, que apoya y es amoroso". El rol de los hombres en este proceso es crítico, reconocen expertos. Y Pitt no sólo la acompañó durante los tres meses de exámenes y cirugía, sino que estuvo de acuerdo con que se hiciera la mastectomía, dijo que Jolie era "su heroína" por la decisión que había tomado.

La American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists (AASECT), cuyos profesionales miembros son los que ayudan a mujeres con mastectomías a retomar sus vidas de alcoba, asegura que los grupos de apoyo son de enorme utilidad: la idea de la experiencia compartida —saber que no son las únicas en el mundo con senos reconstruidos— fortalece la identidad de género.

De las cerca de 232,000 mujeres que reciben un diagnóstico de cáncer de seno cada año, según el Instituto Nacional del Cáncer, cada vez más eligen la doble mastectomía como una forma de supervivencia. Y cerca del 80 por ciento decide tener una cirugía reconstructiva tras la remoción de los senos.

Pero también ha aumentado el número de mujeres, como Angelina Jolie, que deciden hacerlo por prevención, porque la enfermedad está presente en sus familias y en sus genes. De hecho, la actriz redujo de 87 a 5 por ciento sus chances de sufrir este cáncer, que se llevó a su madre cuando tenía 56 años.

El desafío a la hora de enfrentar la vida íntima es el mismo para todas. La imagen corporal, asegura Jolie en su columna, no cambia. "En lo personal, no me siento menos mujer. Por el contrario, me siento fuerte al haber tomado una decisión que no disminuye mi femineidad", expresó.

Y envió un claro mensaje a otras mujeres en su situación: "ha habido tantos avances en estos procedimientos en tan pocos años... que el resultado puede ser bello".

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo