Editar mi perfil

Fármacos que alteran la plenitud sexual

Por -

Algunos medicamentos afectan el funcionamiento sexual en hombres y mujeres, a tal punto que pueden causar disfunción. Conoce los que parecen enemigos del placer, ya que alteran la posibilidad de tener una sexualidad plena.

Aunque no es un tema que se hable durante un barbecue, o una charla de café, la disfunción sexual es frecuente: el 43% de las mujeres y el 31% de los hombres en Estados Unidos declaran tener al menos un síntoma, desde falta de deseo hasta dolor o anorgasmia (cuando no se llega al orgasmo), informa la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva.

Las causas que pueden llevar a la disfunción sexual pueden ser orgánicas, psicológicas o ambas, pero en una gran parte, puede obedecer a los efectos secundarios de algunos fármacos.

La Asociación Española de Sexualidad y Salud Mental, que lleva 20 años investigando qué medicamentos interfieren en la vida sexual de los pacientes con estudios a largo plazo, informa que lo que más preocupa a los médicos es el efecto de los fármacos que se toman diariamente para enfermedades crónicas.

Medicamentos en la mira

Antihipertensivos

La hipertensión es uno de los mayores problemas de salud que hay en el mundo actualmente. Esta enfermedad puede ser prevenida y tratada con antihipertensivos. Pero los bloqueadores, inhibidores de enzimas, los vasodilatadores directos y los diuréticos, pueden causar a la larga, dificultades sexuales como falta de e erección en el hombre y pérdida del deseo sexual en las mujeres.

Antidepresivos

Ángel Luis Montejo González, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Salamanca, explica a elmundo.es, que los antidepresivos, cuyo mecanismo de acción es aumentar la serotonina, pueden deteriorar mucho la vida sexual: provocan pérdida de la libido y disfunción sexual en hombres y mujeres.

Antipsicóticos

Muchos de los medicamentos que hacen aumentar la prolactina provocan problemas sexuales. En estudios realizados por la Asociación Española de Sexualidad y Salud Mental, se halló que cerca del 40% de los pacientes ha pensado en abandonar el tratamiento debido a los problemas sexuales que experimentan tras la toma de algunos antipsicóticos, como alteración de la erección y bajo deseo sexual.

Otras drogas que pueden causar problemas sexuales son los antihistamínicos, algunas drogas para la diabetes y la úlcera, como la ranitidina, informan los Institutos Nacionales de Salud (NIH, su sigla en inglés).

Algunos fármacos recetados para estas enfermedades pueden producir impotencia o dificultarle al hombre la eyaculación. Y pueden disminuir el deseo sexual en las mujeres.

Ante la duda de tomar un medicamento que puede afectar la vida sexual, el Dr. Montejo González recalca la importancia de consultar a su médico todos los síntomas, problemas o malestares que puedan tener.

"Si tiene algún problema sexual, es importante que lo diga, porque de este modo se le podría cambiar el tratamiento, si fuera preciso y necesario y, por supuesto, conveniente para el paciente", declaró el especialista.

Más para Leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo