SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Día 2. Una cocina saludable

Por Equipo de nutricionistas de Mi Dieta -
Día 2.  Una cocina saludable

Mantener una buena higiene en tu cocina y manejar tus alimentos adecuadamente, son algunas de las herramientas necesarias para evitar enfermedades. Estas recomendaciones te serán de mucha utilidad para hacerlo.

  • Lavate las manos. Siempre lávate las manos con agua tibia y jabón antes de  cocinar, cuando cambies de actividad y al tocar alimentos crudos.
  • Limpia y desinfecta superficies de trabajo, tablas y utensilios de cocina. En caso de usar trapos, que estén perfectamente limpios en todo momento, para evitar contaminación. 
  • Separa los alimentos crudos de los cocidos. Si colocas un alimento previamente cocido junto a uno crudo, éste puede pasarle microorganismos al alimento cocido. De igual forma si utilizas el mismo utensilio o tabla para ambos alimentos, éste puede servir de vehículo para los microorganismos. A este fenómeno se le conoce como “contaminación cruzada”. Evita usar utensilios de madera.
  • Lava bien los alimentos antes de cortarlos. Cuando cortas los alimentos sin antes lavarlos, estos están más expuestos a los microorganismos, por lo tanto es recomendable lavarlos muy bien antes de cortarlos y comerlos.
  • Usa agua potable para lavar las frutas y verduras. El agua puede transportar  microorganismos que contaminen tus alimentos, por ello es mejor que los laves con agua potable.
  • Desinfecta las frutas y verduras. Muchos microorganismos mueren cuando entran en contacto con una sustancia ácida. desinfectante. Puedes utilizar una solución desinfectante comercial o una solución de agua y cloro (2 ml de cloro por cada litro de agua) Es necesario que se deje en la solución de agua y cloro durante 20 minutos, se escurra y ya no se enjuague.
  • Descongela los alimentos con cuidado.Si vas a utilizar algún alimento que está congelado, lo mejor es que lo pases un día antes al refrigerador y termines de descongelarlo con agua fría. No se recomienda descongelarlos a temperatura ambiente, pues hay una mayor proliferación de microorganismos.
  • Cuece bien los alimentos. Durante la cocción es necesario que revuelvas y mezcles      bien la comida para que el calor se difunda a todas partes; también cuando hornees los alimentos es conveniente que los voltees para que se cuezan adecuadamente. Es conveniente el uso de un termómetro de alimentos para medir la temperatura interna.. 

Pescado: 63 ºC.

Carne de res, cerdo y huevo a 69 ºC.

Pollo a 74ºC.

Alimentos recalentados:  A 75 ºC, una sóla vez.

  • Evita tocar directamente los alimentos.Todas las personas tenemos microorganismos en nuestro cuerpo y debemos tener cuidado de no transmitirlos a los alimentos, por ello la comida no debe probarse con la misma cuchara más de una vez, ni partir un pedazo con la mano con el fin de probarla. Y al aderezar, al terminar de preparar el platillo, por ejemplo al espolvorear queso a unas enchiladas, utilizar siempre una cuchara. Enfría rápido los alimentos. Es necesario mantener los alimentos fríos. El refrigerador debe estar a una temperatura de 4. °C o menor y el congelador a una de -18°C  o menor. 1.Refrigera lo antes posible, la carne, el pollo, los huevos y otros alimentos perecederos. 2.Evita dejar a temperatura ambiente la carne, el pollo, los huevos, frutas y verduras     cortadas y preparadas o platillos ya elaborados, por más de una hora o cuando la temperatura alcance más de.32°C.  3.Para enfriar grandes porciones de alimento, colócalas en recipientes pequeños en un recipiente mayor con hielo (baño con hielo) hasta cubrir ¾ partes del recipiente externo. Revuelve constantemente, y una vez alcanzado 21 °C, colócalo en  la nevera o refrigerador

 Evita preparar alimentos para otras personas cuando estés enfermo. Si tienes un resfriado o diarrea, debes evitar preparar alimentos pues podrías trasmitirlas a otras personas. Si tienes una herida en las manos o los brazos debes cubrirla apropiadamente mientras cocinas para evitar que se contamine la comida. Por otro lado, si te dan ganas de toser o estornudar mientras estás cocinando es necesario que te alejes de los alimentos.

• Cocina sólo lo necesario. Trata de calcular bien la cantidad de comida que vas a preparar para que prácticamente no sobre. Los sobrantes además de representar un gasto innecesario, han sufrido mucha manipulación y por consecuencia tienen mayor riesgo de tener microorganismos. Si por alguna razón sobra comida, guárdala en envases no muy altos, almacénala de inmediato en el refrigerador y procura consumirla antes de cuatro días.

•  Elimina apropiadamente los desperdicios. Es conveniente que elimines los desperdicios que se producen mientras cocinas y que laves los utensilios (cubiertos, ollas y tablas de preparación) conforme los termines de utilizar. Los recipientes para la basura que se encuentren en la cocina deben permanecer tapados y debes de sacar la basura con frecuencia.

Los siguientes links te ayudarán a guiarte dentro de tu plan: 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Semana 8. Sácale provecho a tu rutina a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?