Publicidad

Editar mi perfil

Respaldan la reforma en Medicare, pero no con su dinero

Por Karen Pallarito, Reportero de Healthday -

Los respondientes a una encuesta de Harris Interactive/HealthDay desean que las farmacéuticas y los beneficiarios con más ingresos paguen más

Medicare, el programa federal de seguro de salud para los estadounidenses mayores o discapacitados, podría estar avanzando a toda velocidad hacia una coyuntura crítica, pero la mayoría de personas no desean pagar por las reformas necesarias de sus propios bolsillos, halla una encueta reciente de Harris Interactive/HealthDay.

El 83 por ciento de los encuestados consideran que se necesitan cambios para que Medicare siga siendo asequible y sostenible, y 51 por ciento consideran que se necesita "un gran cambio". Pero según la encuesta, preferirían no tener que realizar ningún sacrificio personal.

"Hay una clara mayoría que piensa que hay un problema que debe abordarse, pero (la gente también cree) que si los cambios les costarán dinero en términos de copagos, deducibles o impuestos más altos, prefieren prescindir de ellos", señaló Humphrey Taylor, presidente de The Harris Poll.

Cuando se presentaron nueve propuestas para reducir la tasa de gasto de Medicare a las personas, la encuesta reveló una aprobación firme (72 por ciento) para recortar el precio que Medicare paga por los fármacos recetados a las compañías farmacéuticas, y un respaldo modesto para recortar las tarifas de los hospitales (47 por ciento a favor y 28 por ciento en contra) y a los médicos (41 por ciento a favor y 35 por ciento en contra).

Pocos favorecen aumentar los impuestos o las contribuciones personales, como copagos y deducibles más altos. 53 y 60 por ciento, respectivamente, se oponen a esas opciones. Pero una mayoría dijo que las personas con más ingresos deben pagar más por los beneficios de Medicare que los individuos con menos ingresos (57 por ciento a favor, 21 por ciento en contra).

Medicare, que ofrece servicios a 49 millones de estadounidenses mayores y discapacitados, sufre bajo una grave carga financiera. Más del quince por ciento del presupuesto federal se dedica a Medicare, y se calcula que esa cifra aumentará a 17.5 por ciento para 2020, el tercer gasto gubernamental más grande después del Seguro Social y la defensa, según estadísticas del gobierno.

Los expertos dicen que los precios crecientes, las nuevas tecnologías, el creciente uso de servicios de los beneficiarios y el envejecimiento de la población fomentan el crecimiento en el gasto de Medicare.

"Ahora hay una situación en que la atención de salud es alrededor del 18 por ciento del PIB (producto interno bruto), y eso aumentará a 20 por ciento en unos años", advirtió Nathan Goldstein, director ejecutivo de Gorman Health Group, una firma de asesoría con sede en Washington, D.C. "Es como un dragón que se come a la economía desde dentro".

La situación empeorará en los próximos años a medida que cada vez más personas nacidas en la generación de la postguerra se hagan elegibles para el programa, aumentando la inscripción en Medicare a más de 80 millones de personas para 2030.

Debido a estas tendencias, la junta de fideicomisarios que supervisan las operaciones financieras de Medicare predice que el fondo fiduciario de seguro hospitalario, conocido como la Parte A de Medicare y que es una parte clave del programa, estará vacío para 2024.

Para lograr que el programa vuelva a estar en terreno firme, los legisladores están considerando una variedad de estrategias para recortar costos y aumentar ingresos.

Una propuesta planteada por el presidente del Comité de presupuesto de la Casa de Representantes Paul Ryan (R-Wis.) y el Senador Ron Wyden (D-Ore.) daría a las personas mayores un cupón para que compren su propio seguro privado. Bajo el llamado plan de "respaldo de prima", Medicare ya no proveería un "beneficio definido". En lugar de ello, los beneficiarios recibirían una "contribución definida" para el costo del seguro de salud.

Pero el respaldo para ese plan depende de la afiliación política, halló la encuesta.

Cuando se describió como "una propuesta para cambiar el programa de Medicare", una pequeña pluralidad (32 por ciento a favor y 27 por ciento en contra) de los encuestados dijeron que favorecían el plan de cupones. Cuando se describió como un plan de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes, el respaldo de los republicanos aumentó a 47 frente a 35 por ciento, mientras que la oposición de los demócratas aumentó a 48 frente a 31 por ciento.

En una conferencia de prensa el viernes para desvelar las recomendaciones para la reforma de Medicare, el Colegio Americano de Médicos (American College of Physicians, ACP) dijo que no podía apoyar el plan de "respaldo de prima" sin hacer una prueba piloto y unas protecciones fuertes para los beneficiarios. Sin embargo, el colegio dijo que sí respalda las políticas para mejorar la administración de la atención, reducir el costo del gobierno por los medicamentos recetados y pagar a los proveedores según el valor de los servicios provistos.

"Hay que tomar decisiones duras para asegurar la solvencia (de Medicare), pero no a costas de la salud de los pacientes", planteó en la conferencia Robert Doherty, vicepresidente principal de asuntos gubernamentales y políticas públicas del ACP.

Una mayoría de los adultos (54 por ciento a favor y 18 por ciento en contra) encuestados concurrieron en que médicos y hospitales deben ser pagados según la calidad de los resultados, en lugar del volumen de atención provista. Taylor señaló que incluso en Washington, D.C., "hay una aceptación... de que la forma tradicional de honorarios por servicio de pagar las cosas es una especie de incentivo tóxico que hay que cambiar".

La encuesta también halló que a las personas les gusta tener la opción entre los planes tradicionales de honorarios por servicio de Medicare y los de Medicare Advantage. Solo a unos pequeños porcentajes les gustaría ver que el programa fuera manejado exclusivamente por el gobierno federal (12 por ciento) o por planes de salud privados (13 por ciento).

La encuesta en línea de 2,229 adultos a partir de los 18 años se llevó a cabo del 5 al 9 de abril. Las cifras para la edad, el sexo, la raza/etnia, la educación, la región geográfica y el ingreso familiar se ponderaron cuando resultó necesario para alinearlos con las proporciones reales en la población. También se usó ponderación para ajustar por las probabilidades de que los respondientes estuvieran en línea.

Más información

La Kaiser Family Foundation ofrece un manual sobre los gastos y la financiación de Medicare.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo