SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pocos apoyan el plan de privatizar Medicare

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Pocos apoyan el plan de privatizar Medicare

Los respondientes a una encuesta de Harris Interactive/HealthDay sugieren reducir las tarifas que se les paga a las farmacéuticas, hospitales y médicos

LUNES, 13 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una encuesta reciente encuentra poco respaldo para la privatización de Medicare, aunque la mayoría de personas estuvieron de acuerdo en que el programa de seguro de salud patrocinado por el gobierno para los estadounidenses mayores necesita cambios importantes para poder sobrevivir.

En su lugar, los respondientes a una encuesta de Harris Interactive/HealthDay llevada a cabo a principios de junio dijeron que el programa debería fortalecerse, en parte, al reducir las tarifas pagadas a las compañías farmacéuticas, los hospitales y los médicos, y no al aumentar los costos de los consumidores.

"Aunque la mayoría de personas acepta el argumento de que la reforma de Medicare es necesaria para que el programa siga siendo asequible, apenas unas pocas personas pensaban que dichos cambios debían incluir la privatización de Medicare, impuestos más elevados o aumentos en los gastos de desembolso", apuntó Humphrey Taylor, presidente de The Harris Poll. "Reducir los precios y tarifas pagadas a farmacéuticas, hospitales y médicos es mucho más aceptable".

Joe Baker, presidente del Centro de Derechos de Medicare, un grupo de servicio al consumidor sin fines de lucro que lucha por una atención de salud asequible para los adultos mayores y las personas discapacitadas, añadió que "la encuesta básicamente refleja lo que escuchamos en nuestras líneas telefónicas. Las personas que tienen Medicare no confían en los cambios radicales, y en general desean que el programa siga igual que ahora, con la garantía gubernamental de un conjunto de beneficios. No pueden entender por qué la solución sería que pagaran más . . . [y] muchas personas sí comprenden que el problema principal no es Medicare. Son los altos costos de la atención de salud".

Un informe reciente de los fideicomisarios de Medicare señalaba que la financiación para el funcionamiento del programa, que ofrece seguro de salud a aproximadamente 45 millones de estadounidenses a partir de los 65 años, podría acabarse para 2024 a menos que se tomen medicas sustanciales para compartir los costos.

A principios de años, el representante Paul Ryan, republicano de Wisconsin, desveló un plan para reformar Medicare mediante la creación de "vales" subsidiados por el gobierno federal que permitirían a las personas mayores comprar seguro de salud a compañías privadas.

En la nueva encuesta, apenas una cuarta parte de los respondientes respaldó la privatización de Medicare cuando la pregunta se planteó sin ninguna mención a la afiliación política de Ryan. Poco más de una cuarta parte, el 28 por ciento, se opuso a la idea, y casi la mitad de los respondientes no estaba segura de su postura. (El 32 por ciento de los republicanos encuestados favorecían el plan, al igual que 19 por ciento de los demócratas y 26 por ciento de los independientes).

Pero el respaldo para el plan cambió cuando se introdujo la política. Cuando los encuestadores describieron la propuesta como republicana, el 35 por ciento de los respondientes afirmaron que se oponían a ella, 25 por ciento dijeron que la respaldaban, y 40 por ciento no estaban seguros. Más republicanos apoyaron la idea cuando se describió como una iniciativa de ese partido (44 por ciento a favor y 14 por ciento en contra), mientras que la oposición de los demócratas aumentó a 52 por ciento.

"El hecho de que las opiniones cambiaran cuando se mencionó la afiliación del partido proponente, y que las opiniones cayeran según las líneas partidistas, ejemplifica lo partisano y divisivo que es el tema", apuntó Devon Herrick, becario principal del Centro Nacional de Análisis de Políticas, una organización sin fines de lucro para investigación de políticas enfocada en "alternativas de mercado libre a la regulación y control gubernamentales".

La edad también tuvo que ver con las respuestas de los encuestados. Las personas mayores eran más propensas a favorecer que Medicare siguiera igual, o sea dejar el Medicare "tradicional" en funcionamiento al mismo tiempo que se mantiene el programa Medicare Advantage, que es provisto por compañías privadas de seguro.

Las opiniones diferían respecto a las soluciones específicas para modernizar el inmenso programa.

Dos tercios de los encuestados favorecían una reducción en el precio de los fármacos recetados, mientras que 59 por ciento afirmaron que las personas mayores ricas deberían pagar más.

El 44 por ciento dijeron que los hospitales deberían recibir reembolsos más bajos de Medicare (28 por ciento estaban en contra de esta idea), y 40 por ciento señalaron que los médicos deberían recibir reembolsos más bajos (33 por ciento estuvieron en desacuerdo con esa recomendación).

Una pluralidad más reducida afirmó que se debe cobrar más a las personas por los tratamientos que no son rentables (37 por ciento a favor y 26 por ciento en contra).

Pero los copagos y deducibles más elevados eran anatema para los encuestados, ya que 59 por ciento se oponía a los aumentos en los copagos y deducibles (frente a 18 por ciento a favor), y 50 por ciento se oponía a aumentos en los impuestos a medida que aumentan los costos de Medicare (con 23 por ciento a favor).

Los respondientes estaban divididos más o menos equitativamente en su opinión sobre un aumento en la edad de elegibilidad para Medicare.

Tal vez de forma poco sorprendente, una de cada cinco personas afirmaba que ni siquiera estaba enterada de la propuesta de Ryan, y 41 por ciento apenas la "conocía un poco".

"Cuando se trata de la propuesta reciente de Paul Ryan para cambiar Medicare a un sistema de vales, los republicanos se enfrentan a tres problemas. La mayoría de personas no quieren pagar gastos de desembolso más elevados, no desean cambiar a un sistema completamente administrado por compañías privadas de seguro, y la idea resulta sospechosa porque la proponen los republicanos, en quienes no se confía para asegurar el futuro de Medicare", planteó Taylor.

Herrick añadió que "los resultados contradictorios de la encuesta ejemplifican la paradoja a la que se enfrentan el Congreso y la administración [de Obama] cuando intentan reformar Medicare. La mayoría de estadounidenses reconoce que se necesitan cambios importantes, pero no están dispuestos a aceptar reformas dolorosas. Sin embargo, por el camino que va ahora, Medicare es absolutamente insostenible".

La encuesta en línea de 2,027 adultos se llevó a cabo entre el 31 de mayo y el 2 de junio.

Más información

Para más información sobre Medicare, visite este sitio web del gobierno de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?