SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Expectativa del dictamen de la Suprema Corte sobre la Reforma de Salud

Por Karen Pallarito, Reportero de Healthday -
Expectativa del dictamen de la Suprema Corte sobre la Reforma de Salud

Ya sea que la Ley de Atención Asequible se ratifique o no, el debate sobre el costo de la atención de salud continuará, aseguran expertos

La Corte Suprema de EE. UU. pronto decidirá el destino de la legislación más trascendental sobre salud desde la promulgación de Medicare y Medicaid hace casi medio siglo.

Se espera que la corte dé su veredicto sobre la constitucionalidad de la Ley de Protección del Paciente y la Atención Asequible, el mayor logro legislativo de la administración de Obama, en algún momento de finales de junio.

La ley inicia una serie de reformas diseñadas para ampliar la cobertura de salud a más de 30 millones de estadounidenses que carecen de seguro. Busca cumplir esas metas de varias formas. Se permitirá a más personas de bajos ingresos que se inscriban en Medicaid, mientras que otros individuos sin seguro podrán comprar cobertura a través de unas nuevas bolsas estatales de seguro de salud. Algunas personas que compren cobertura podrían calificar para créditos fiscales.

El componente más controversial de la ley de 2010, y uno lo los principales objetivos del escrutinio de la Corte Suprema, obliga a casi todos los estadounidenses a mantener cobertura de seguro de salud, o a enfrentarse a una multa.

La ley también busca mejorar la calidad y eficacia de la atención de salud. Por ejemplo, hay programas para mejorar la coordinación de la atención y reducir el fraude y el abuso en Medicare, el programa de seguro administrado por el gobierno para estadounidenses mayores y discapacitados.

Varias de las cláusulas más populares de la ley ya están en vigencia. Por ejemplo, los padres que cuentan con planes privados de seguro que ofrecen cobertura a los dependientes pueden mantener a sus hijos adultos dentro del plan hasta los 26 años. Y la mayoría de planes cubren pruebas preventivas de salud, como mamografías y colonoscopias, sin gastos de desembolso para el paciente.

Algunos elementos centrales de la ley, como la expansión de Medicaid, el establecimiento de las bolsas estatales de seguro de salud y obligar a las personas a tener cobertura o pagar una multa, algo conocido como "obligatoriedad individual", no entrarán en efecto hasta 2014.

La Corte Suprema podría decidir ratificar la ley completa, derogarla del todo, eliminar cláusulas claves, o retrasar una decisión hasta que se evalúen las penalidades por no tener seguro. Sin importar lo que dictamine, no hay señales de que el tórrido debate sobre el costo y la administración de la atención de salud en EE. UU. llegue a su fin.

Por ejemplo, una encuesta reciente de Harris Interactive/HealthDay halló que la mayoría de estadounidenses se muestran de acuerdo en que se necesitan cambios para sostener a Medicare, pero pocos desean pagar más impuestos o gastar más personalmente para apoyar al programa, que tiene dificultades financieras.

"Creo que es seguro predecir que el debate sobre el costo de la atención de salud persistirá", señaló Ilya Somin, profesora asociada de la Facultad de Derecho de la Universidad de George Mason en Arlington, Virginia, que ha redactado expedientes legales que desafían la obligatoriedad individual.

El meollo del desafío en la corte

Uno de los principales asuntos que se pide a la Corte Suprema que aborde es si la obligatoriedad individual es constitucional. Los oponentes de la cláusula, que entrará en vigencia en 2014, señalan que el Congreso no puede obligar a las personas a comprar seguro de salud ni cobrarles impuestos por no pagar la penalidad.

Otro punto de controversia es si la ley puede sobrevivir sin la obligatoriedad individual. Las nuevas protecciones de la Ley de Atención Asequible prohíben a las aseguradoras que denieguen la cobertura a ninguna persona debido a una afección médica preexistente, así como aumentar las primas según los antecedentes médicos de una persona. Pero los arquitectos de la ley insisten en que sería demasiado costoso implementar esas reformas si solo los enfermos compraran seguro.

"Sin la obligatoriedad, las personas tienen un incentivo para esperar hasta que estén enfermas para comprar cobertura solo después de que necesiten servicios médicos", explicó Robert Zirkelbach, vocero de America's Health Insurance Plans, una asociación comercial que representa al sector de los seguros de salud con sede en Washington, D.C.

La constitucionalidad de la expansión de Medicaid planteada por la ley también está en duda. A cambio de financiación federal adicional, los estados deben cubrir a casi todos los adultos no elegibles para Medicare que estén en o por debajo del 133 por ciento del nivel federal de pobreza. En 2012, los umbrales son 14,856 dólares para un individuo y 30,657 dólares para una familia de cuatro.

En los dos años desde su promulgación, la Ley de Atención Asequible ha sido objeto de demandas múltiples, y varios casos avanzan en el sistema federal de cortes de apelación.

En casos anteriores, la Corte de Apelaciones del Sexto Circuito en Cincinnati y la Corte de Apelaciones del Circuito de D.C. en Washington respaldaron la obligatoriedad individual. Pero las cortes no han dictaminado de forma coordinada. El Décimo Primer Circuito de Atlanta halló que la obligatoriedad era inconstitucional, pero permitió que el resto de la ley siguiera en vigor, incluso la expansión de Medicaid.

El noviembre pasado, la Corte Suprema de EE. UU. aceptó escuchar los argumentos de dos casos del Décimo Primer Circuito presentados por la Federación Nacional de Negocios Independientes (National Federation of Independent Business) y una coalición de 26 estados liderada por Florida.

En marzo, la Corte Suprema escuchó los argumentos orales sobre la expansión de Medicaid y la obligatoriedad individual, además de qué tan posible sería separar la obligatoriedad del resto de la ley. También consideró si la multa por no comprar seguro constituye una "penalidad" o un "impuesto". La distinción es importante porque la ley federal prohíbe que la corte dictamine sobre una disputa fiscal antes de que se recaude el impuesto.

Predicciones sobre el resultado

Expertos en ley constitucional que siguieron los procedimientos del caso creen que el Juez Anthony Kennedy, un moderado nombrado en la administración de Reagan, podría tener el voto decisivo. En el segundo día de argumentos orales en marzo, Kennedy señaló que el gobierno federal tiene "una carga pesada" para justificar el derecho del Congreso a hacer que la cobertura de seguro de salud sea obligatoria. Pero también pareció reconocer la perspectiva del gobierno de que el seguro de salud es distinto de otros mercados. El presidente de tribunal John Roberts, también nombrado por los republicanos, planteó preguntas que parecían tanto apoyar como socavar la postura del gobierno.

"Creo que hay muchas probabilidades de que la corte ratifique la ley completa 6 a 3, y de que Kennedy y Roberts voten por ratificarla", aseguró Renée Landers, profesora de ley y directora de la Concentración en Derecho de Salud y Biomédico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Suffolk, en Boston.

Halló que las preguntas de ambos jueces eran "bastante equilibradas", y cree que "ambos tienen una preocupación institucional de que la corte descarte de un tirón más de 70 años de jurisprudencia de la Cláusula de Comercio", la sección de la Constitución que da al Congreso el poder de regular las actividades que afecten al comercio interestatal.

"Si invalidan la ley en algún sentido, será una decisión 5 a 4, claramente dividida entre los nombrados por los republicanos y los nombrados por los demócratas", añadió Landers.

En Intrade, una bolsa financiera en línea para apostar en eventos políticos, de farándula y financieros, los inversores predicen que la obligatoriedad individual tiene más de 57 por ciento de probabilidades de ser considerada inconstitucional por la corte antes de finales de año, y 61 por ciento de probabilidades de ser descartada antes de finales de 2013.

Somin, de la George Mason, no cree que los argumentos del gobierno federal en defensa de la obligatoriedad soporten el escrutinio. "Cuando vemos cada uno de cerca, se desbaratan ante la inspección", aseguró.

Lo que significa para la atención de los pacientes

Derogar la ley de reforma en salud acabaría con la cobertura de seguro de salud de millones de estadounidenses, desbarataría los esfuerzos por mejorar la coordinación en la atención y detendría importantes reformas del mercado de seguros, entre otras reformas, según la Asociación Médica Americana (American Medical Association, AMA).

"Seguimos respaldando la ley de reforma en salud como un importante paso para transformar nuestro sistema de atención de salud, aunque trabajamos duramente para mejorar y hacer cambios importantes en la ley", aseguró en una declaración preparada el presidente electo de la AMA, el Dr. Jeremy Lazarus.

Michael Miller, director de políticas de Community Catalyst, un grupo nacional de defensoría del consumidor con sede en Boston, añadió que "las implicaciones para los pacientes... y para el sistema de atención de salud, son catastróficas".

Miller citó a un estudio financiado por la Robert Wood Johnson Foundation y publicado en la revista Medical Care que sugirió que las tasas altas de "falta de seguro" en una comunidad tienen un "efecto de desbordamiento" que influye negativamente el acceso a los servicios de atención de salud y la satisfacción con los servicios que reciben de los adultos en edad laboral y los mayores.

Una mayoría de los adultos en edad laboral y de niños de EE. UU. (53.5 por ciento en 2010, según un estudio del Instituto Nacional de Reforma en la Atención de Salud) tienen cobertura a través de un plan de salud patrocinado por una empresa.

Tracy Watts, asesora principal en la oficina de Washington, D.C. de la firma de consultoría Mercer LLC, dijo que las personas en planes patrocinados por las empresas pueden esperar ver esfuerzos continuos por reemplazar la cobertura tradicional con los llamados planes dirigidos por el consumidor, que reúnen un plan de deducible alto con algún tipo de cuenta de ahorros. También habrá un mayor uso de incentivos para que los individuos sigan sanos y gestionen las afecciones crónicas, así como mayores costos de desembolso, planteó.

"Con o sin la reforma, las empresas están enfocadas en cómo gestionar los costos", señaló Watts.

Sin embargo, los oponentes del "ObamaCare" sugieren que al público le iría mejor si la Corte Suprema invalida la ley completa.

"Una de las críticas que se hacen a las personas que dicen que esta [ley] debería derogarse es que no queremos que las cosas vuelvan a como eran antes, y estamos totalmente de acuerdo con que la forma en que era antes de que se promulgara la ley no funcionaba", comentó el Dr. Richard Armstrong, cirujano general de Newberry, Michigan, y director de operaciones de Docs4PatientCare, cuyos miembros se oponen a la Ley de Atención Asequible.

En lugar de ello, la organización respalda una serie de reformas de mercado libre que devolverían las decisiones sobre los gatos en atención de salud a manos de los consumidores.

"La moraleja es que tenemos que recuperar algo de cordura fiscal en EE. UU.", enfatizó Armstrong.

Más información

La Kaiser Family Foundation ofrece un resumen sobre la revisión de la Corte Suprema sobre la ley de reforma en la atención de salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?