Editar mi perfil

Cerrar

El divorcio pone a las mujeres de EE. UU. en riesgo de perder su seguro de salud

Por HealthDay -
Crédito: HD

Muchas mujeres que dependían de los planes de sus esposos se encuentran en dificultades para pagar la cobertura por su cuenta

VIERNES, 16 de noviembre (HealthDay News) -- Como si el final de un matrimonio no fuera suficiente, cada año alrededor de 115,000 mujeres en Estados Unidos pierden su seguro de salud privado tras el divorcio, afirman los investigadores.

Y las tasas generales de cobertura del seguro de salud para las mujeres siguen siendo más bajas durante más dos años después del divorcio, halló el nuevo estudio.

Para realizar el estudio, los investigadores de la Universidad de Michigan analizaron los datos nacionales desde 1996 hasta 2007 de las mujeres de edades comprendidas entre 26 y 64 años. Los hallazgos aparecen en la edición de diciembre de la revista Journal of Health and Social Behavior.

"Dado que hay aproximadamente un millón de divorcios al año en EE. UU. y que muchas mujeres tienen un seguro de salud por medio de sus esposos, el impacto es bastante grande", aseguró en un comunicado de prensa de la universidad la autora principal, Bridget Lavelle, candidata a Ph.D. en política pública y sociología.

Ella y sus colegas también hallaron que alrededor de 65,000 mujeres en EE. UU. perdían la cobertura del seguro de salud cada año en los meses siguientes al divorcio. Muchas de estas mujeres no pueden seguir teniendo un seguro privado porque ya no se las califica como dependientes del plan de seguro de salud de sus esposos o porque tienen dificultades para pagar las primas de otro tipo de seguro privado.

Y los investigadores explicaron que, aunque las mujeres divorciadas a menudo pasan por dificultades económicas, quizá se les deniegue Medicaid u otro tipo de seguro público.

Casi un cuarto de las mujeres que estaban aseguradas en calidad de dependientes de la cobertura por parte de la empresa de sus esposos se quedan sin seguro seis meses después del divorcio, hallaron los investigadores. Y aunque las mujeres con su propia cobertura por parte de la empresa tienen menos probabilidades de quedarse sin cobertura tras el divorcio que las demás mujeres (un 11 por ciento frente al 17 por ciento), las dificultades económicas puede que no les permitan mantener su seguro.

"Las mujeres de familias con ingresos moderados afrontan las mayores pérdidas de cobertura del seguro", afirmó Lavelle. "Es más probable que pierdan su cobertura privada que las mujeres con ingresos más altos, y tienen un acceso más limitado a la red de seguridad de los programas de seguros públicos que las mujeres con menores ingresos".

Un trabajo a tiempo completo y disponer de una educación pueden contribuir a protegerlas de perder su seguro de salud al divorciarse, pero muchos trabajos no proporcionan una cobertura de seguro de salud, observaron.

"Falta por ver qué efectividad tendrá la Ley de atención asequible (Affordable Care Act) para remediar este problema de pérdida del seguro tras un divorcio, aunque la ley incluye cláusulas que pueden ser de gran ayuda", concluyeron los autores del estudio.

La ley de atención asequible, que fue declarada como ley por el Presiente Barack Obama en 2010, busca mejorar el sistema de atención de la salud en EE. UU. al aumentar el acceso de los estadounidenses a los seguros de salud. La Ley de atención asequible entrará en vigencia total en 2014.

Más información

Mental Health America ofrece sugerencias para afrontar la separación y el divorcio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo