SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Adultos mayores dejan de tomar medicamentos cardíacos durante la 'brecha de cobertura' de Medicare

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Adultos mayores dejan de tomar medicamentos cardíacos durante la 'brecha de cobertura' de Medicare

Cuando la cobertura se detiene, no buscan alternativas más baratas, halla un estudio

MARTES, 17 de abril (HealthDay News) -- Cuando Medicare deja de pagar los medicamentos de las personas mayores tras su entrada en la "brecha de cobertura" de la Parte D, con frecuencia estas personas prescinden de los fármacos, aunque sean esenciales para la salud cardiaca, muestra una investigación reciente.

"Observamos los resultados de salud dentro de la brecha de cobertura, que duraba en promedio unos tres meses y medio al año. Aunque no hallamos eventos cardiovasculares adversos a corto plazo en ese periodo, realmente no está claro qué esta descontinuación provocaría a largo plazo. Tampoco sabemos si retoman los fármacos a principios de año cuando su cobertura vuelve a activarse, o si dejan de tomarlos permanentemente", planteó la autora del estudio Jennifer Polinski, profesora de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y profesora de epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Harvard, en Boston.

El estudio de Polinski incluyó a más de 120,000 beneficiarios de Medicare que sufrían de afecciones cardiovasculares y que recibieron beneficios de medicamentos en 2006 y 2007. En ese periodo, los adultos mayores que alcanzaron un total de 2,250 dólares en medicamentos recetados en 2006 o 2,400 dólares en 2007 perdieron la cobertura de medicamentos hasta que alcanzaran la cantidad requerida para la cobertura catastrófica de atención (3,600 dólares en 2006 y 3,850 dólares en 2007). Esto se conoce comúnmente como la "brecha de cobertura" de la Parte D de Medicare.

La mayoría de estos adultos mayores tenían hipertensión, y alrededor de un tercio sufrían de insuficiencia cardiaca congestiva.

Para su investigación, el equipo de Polinski comparó a casi 4,000 de estos adultos mayores que perdieron cobertura y que no tenían cobertura adicional con un grupo emparejado de casi 4,000 mayores que perdieron la cobertura, pero que tenían asistencia financiera adicional (por ejemplo, un seguro adicional) para ayudar a pagar los costos de los medicamentos.

El grupo que no contaba con ayuda financiera adicional tenía 57 por ciento más probabilidades de dejar de tomar los fármacos del todo cuando llegaban al límite inicial de Medicare, según el estudio. Ninguno de los grupos tendía a cambiar de fármacos.

Durante el seguimiento de unos cuatro meses, los investigadores no hallaron ninguna diferencia estadísticamente significativa en la tasa de mortalidad u otros resultados de salud. Sin embargo, los autores anotan que no está claro en qué forma dejar de tomar fármacos para el corazón, el colesterol o la presión arterial podría afectar los resultados de salud a largo plazo.

"Instaría a los adultos mayores a conversar con sus farmaceutas o médicos. Que les pregunten si hay algo más barato que pudieran tomar, y si no pueden costearse todos los medicamentos, pedirles que prioricen los medicamentos con los que debe continuar", aconsejó Polinski.

La Dra. Tara Narula, cardióloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, concurrió en que cualquier persona que tenga problemas para pagar sus medicamentos debe conversar con su médico.

"No dude en comunicarse libremente con su médico. A veces, las personas se sienten asustadas o avergonzadas de decir a su médico que no tienen dinero. Pero su médico preferiría saber que uno no puede costear un medicamento a que prescinda de éste. Conocemos formas para ayudar a afrontar esa situación", afirmó.

Narula dijo que es probable que si los investigadores dieran un seguimiento más prolongado a este grupo verían diferencias en los resultados de salud. "Muchos de estos pacientes tienen antecedentes de hipertensión e insuficiencia cardiaca. Dejar de tomar los fármacos, incluso temporalmente, puede tener graves resultados a largo plazo. Y en algunos casos, las personas que simplemente los dejan por unos días o una semana terminan con problemas serios", anotó.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 17 de abril de la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.

Ya han ocurrido cambios en la cobertura de medicamentos de Medicare desde que el estudio comenzó. Bajo la nueva Ley de atención asequible, cuando las personas llegan a la brecha de cobertura, se activan unos nuevos descuentos. Actualmente, los fármacos de marca tienen un descuento de 50 por ciento, y los genéricos de 7 por ciento. El descuento de los genéricos aumentará, según Hilary Sohmer Dalin, directora de políticas y programas del Centro Nacional de Esfuerzos de Alcance de Beneficios e Inscripción del Consejo Nacional sobre el Envejecimiento, en Washington, D.C.

Todavía no está claro qué sucederá con los nuevos descuentos, ya que la Ley de atención asequible espera una sentencia sobre su legalidad de la Corte Suprema de EE. UU. Si la Corte Suprema descarta la ley completa, Sohmer Dalin señaló que es probable que la cobertura se revierta a los planes anteriores de la Parte D de Medicare.

Pero independientemente de lo que suceda en las cortes, señaló que las personas que tienen la Parte D e ingresos bajos pueden solicitar el programa Ayuda Adicional de Medicare, que subsidia los medicamentos y elimina la brecha de cobertura. Para aquellos cuyos ingresos son demasiado altos para el programa de ayuda adicional, Sohmer Dalin enfatizó que "es importante saber qué fármacos toma y hablar con su proveedor de atención de salud para hallar el mejor régimen farmacológico que funcione y que pueda costearse".

Más información

Para averiguar dónde obtener ayuda con el pago de los medicamentos recetados, o para ver si califica para el programa de Ayuda Adicional de Medicare, visite el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento. Este servicio es gratuito.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?