SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Uno a uno, los mejores métodos anticonceptivos a tu alcance

Por Hola Doctor -
Uno a uno, los mejores métodos anticonceptivos a tu alcance
CRÉDITO: THINKSTOCK

Son métodos que actúan de diferente manera según sean de barrera, hormonales, quirúrgicos o de planificación. Según estadísticas proporcionadas por el  Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Estados Unidos. (NCHS por sus siglas en inglés), el 62 % de la población femenina de entre 15 y 44 años utiliza métodos anticonceptivos. 

Pastillas anticonceptivas: las más usadas

Es el método elegido por el 28 % de las mujeres de los Estados Unidos según informa el NCHS. Hay dos variantes: las píldoras que contienen estrógeno y progesterona y las mini-píldoras que sólo incluyen progesterona en su fórmula. Ambas tienen una efectividad del  97 al 99 %. 

Pros: no es necesaria la participación o colaboración del compañero para utilizarlas.

Cons: debes ser muy cuidadosa y no olvidar de tomarlas a diario.

Ligadura de trompas: sólo en el quirófano

Según el NCHS es el método elegido por el 27,1 % de mujeres, en especial las mayores de 35 años con dos o más hijos. Es una cirugía de esterilización permanente que consiste en la sección y ligadura de las trompas de Falopio, que son las que comunican los ovarios con el útero. 

Pros: es un método definitivo que te hace despreocupar de la profilaxis. 

Cons: para revertirla es necesario someterse a las molestias de una nueva operación. 

Condón masculino: el más sencillo 

Consiste en una fina funda de látex que recubre el pene durante el coito. Es el método más popular y lo usa un 16,1 % de la población de EE.UU. por ser accesible y fácil de usar y además porque previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Su tasa de efectividad es del 95  y tiene variedad de colores, texturas y presentaciones. 

Pros: es seguro, económico y fácil de usar. 

Contras: algunas personas sienten molestias al utilizarlo y se les reduce la sensibilidad.

Vasectomía: cortar con los riesgos 

Es un método anticonceptivo de esterilización permanente utilizado por un 9,9 % de la población de los Estados Unidos, según informa el NCHS. Consiste en una cirugía menor que anula la capacidad masculina de fertilizar y unos 500.000 hombres de entre 18 y 65 años optan anualmente por esta intervención. 

Pros: los pacientes intervenidos manifiestan haber mejorado su vida sexual al no tener que preocuparse por prevenir embarazos no deseados.

Contras: es necesario someterse a una cirugía, con los riesgos que ésta implica.

DIU (Dispositivo intrauterino) 

Este dispositivo se inserta en la cavidad uterina y lo pueden utilizar mujeres con o sin  hijos. Según indica un informe de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, tiene una efectividad del 95 a 98 % y lo usa 55 % de la población de ese país. Actúa creando un medio hostil en el útero para impedir la implantación del óvulo fecundado y dura entre 5 y 10 años.  

Pros: es ideal para quienes quieren tener un método anticonceptivo de larga duración

Contras: puede causar molestias leves durante su colocación y extracción y algunas mujeres pueden llegar a expulsarlo y quedar sin protección anticonceptiva

DIU de progesterona: lo más moderno 

Es un dispositivo que elimina progesterona. Previene la fertilización del óvulo, afina el útero hasta volverlo hostil para albergar el huevo y vuelve pegajoso el moco cervical para dificultar el desplazamiento del esperma. Según un informe del Centro Médico de la Universidad de Maryland, es uno de métodos más elegidos y dura unos 5 años.   

Pros: reduce el sangrado menstrual en el 90 % de mujeres y en algunas la menstruación se retira totalmente mientras dura la dosis de progesterona.

Contras: es más costoso que los otros, no protege contra enfermedades de transmisión sexual y necesita ser colocado y retirado por un médico. 

Coitus interruptus: cuidado con él 

Es un método en el que el hombre retira el pene de la vagina antes de la eyaculacion. Según el informe del NCHS, es utilizado por un 5,2 por ciento de la población especialmente entre los más jóvenes. Sin embargo, varias autoridades sanitarias advierten sobre su baja eficacia como método anticonceptivo.

Pros: sencillo de utilizar. 

Contras: es poco fiable ya que el líquido preseminal puede contener espermatozoides.

Inyección hormonal: una dosis periódica

Según explica un informe del Centro Médico de la Universidad de Maryland, es una dosificación inyectable de progesterona. Se aplica en la parte superior del brazo o la nalga y tiene una efectividad del 97 %. Previene la ovulación, espesa el moco cervical y crea un medio hostil para que no se pueda implantar el óvulo fecundado.  La utiliza un  3,2 por ciento de la población de Estados Unidos.

Pros: se aplica cada tres meses.

Contras: algunas mujeres pueden un ligero aumento de peso, dolores de cabeza y pechos más flojos 

El anillo vaginal: sencillo y práctico  

Es un aro plástico que se inserta en la vagina y libera hormonas que al ser absorbidas por la mucosa, producen cambios en el organismo que impiden el embarazo. Se debe utilizar durante 3 semanas y luego retirarlo; al suprimir la dosis hormonal se produce la menstruación. Un estudio de la Clínica Mayo indica que tiene una efectividad del 95 % y lo utiliza un 2,4 por ciento de la población de Estados Unidos. 

Pros: se lo puede colocar la propia paciente.

Contras: no previene contra las enfermedades de transmisión sexual.

Implante anticonceptivo: mantente lejos del sol

Es una varilla plástica del tamaño de un fósforo que se coloca debajo de la piel en la parte superior del brazo. Allí comienza a liberar hormonas durante un período de 3 a 5 años. Actúa evitando la liberación de óvulos y modificando el moco cervical para que los espermatozoides no se puedan desplazar por el útero. Tiene una efectividad del 99%. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?