SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Se propaga la gonorrea resistente a los antibióticos

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

La última línea de defensa farmacológica, las cefalosporinas, parecen debilitarse, señala la agencia de la ONU

La gonorrea, la segunda enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común, se vuelve rápidamente resistente a la última clase de antibióticos que puede tratar la infección con eficacia, advirtió el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Varios países, entre ellos Australia, Francia, Japón, Noruega, Suecia y Reino Unido, reportan casos de gonorrea resistente a los antibióticos. La infección puede llevar a una variedad de graves problemas de salud en ambos sexos, que incluyen infertilidad, un mayor riesgo de infección con VIH, e infecciones oculares que potencialmente provocan ceguera en los recién nacidos, según la OMS.

Cada año, unos 106 millones de personas de todo el mundo se infectan de gonorrea, según la agencia de salud de la ONU.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., más de 700,000 personas de Estados Unidos contraen nuevas infecciones de gonorrea cada año, y menos de la mitad de esas infecciones se reportan a los CDC.

En recomendaciones publicadas el miércoles, la OMS hizo un llamado por una mayor supervisión del uso correcto de los antibióticos y más investigación sobre tratamientos alternativos para las infecciones. El Plan de Acción Global de la agencia también insta a una mayor monitorización y reportes de las cepas resistentes de la enfermedad, además de una mejor prevención, diagnóstico y control de las infecciones.

"La gonorrea se convierte en un importante desafío de salud pública, debido a la alta incidencia de infecciones, acompañado por la disminución de las opciones de tratamiento", advirtió en un comunicado de prensa la Dra. Manjula Lusti-Narasimhan, del Departamento de Salud Reproductiva e Investigación de la OMS.

"Los datos disponibles apenas muestran la punta del iceberg. Sin una vigilancia adecuada, no sabremos la extensión de la gonorrea resistente, y sin investigación sobre nuevos agentes antimicrobianos, pronto podría no haber un tratamiento eficaz para los pacientes", añadió.

La gonorrea da cuenta de una cuarta parte de las cuatro ETS curables más importantes, anotó la OMS, y es la segunda infección sexualmente transmitida más común, tras la clamidia.

Desde el desarrollo de los antibióticos, la gonorrea ha desarrollado resistencia a varios de estos medicamentos, incluso a la penicilina y a las tetraciclinas, y parece estar desarrollando resistencia a las cefalosporinas, la última línea de defensa farmacológica, lamentó la agencia.

"Los informes recientes sobre el fracaso del tratamiento con la última opción terapéutica eficaz, la clase de antibióticos cefalosporinas, nos preocupan mucho, ya que no hay nuevos fármacos terapéuticos en desarrollo", señaló Lusti-Narasimhan. "Si las infecciones con gonococos se vuelven intratables, las implicaciones de salud son significativas".

La gonorrea sin tratar puede llevar a problemas de salud en hombres, mujeres y recién nacidos, señaló la OMS, que incluyen infección de la uretra, la cerviz y el recto; infertilidad en ambos sexos; un mayor riesgo de infección y transmisión del VIH; embarazos ectópicos; pérdidas del embarazo, mortinatos y partos prematuros; e infecciones oculares graves en hasta el 50 por ciento de los bebés nacidos de mujeres con gonorrea sin tratar, que pueden llevar a la ceguera.

La gonorrea se puede prevenir mediante unas prácticas sexuales seguras. La detección y el tratamiento precoces, que incluyan a las parejas sexuales, son esenciales para controlar las ETS, según la OMS.

El Dr. Marc Siegel, profesor asociado de medicina del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, señaló que "la OMS tiene razón, la gonorrea es un problema desenfrenado en todo el mundo".

"También es verdad que surgen más cepas resistentes", dijo. Pero en las áreas menos desarrolladas, esas cepas son mayormente sensibles a los antibióticos, porque en esas áreas no hay mucho uso de antibióticos, añadió.

"Necesitamos más medidas de salud pública, educación, y un uso mucho mayor del condón", enfatizó Siegel.

Otro destacado experto en enfermedades infecciosas de EE. UU. dijo que la situación podría no ser tan mala en Estados Unidos.

"El número de casos de gonorrea ha caído significativamente durante varios años en EE. UU. En 2009, hubo 301,000 casos, lo que representa un declive de diez por ciento frente a 2008. La tendencia ha continuado", señaló el Dr. Pascal James Imperato, decano de la Facultad de Salud Pública del Centro Médico Downstate de la Universidad Estatal de Nueva York. "Lo presento como un antecedente, dado que la gonorrea, como ETS, ha estado y sigue estando en declive en EE. UU.".

"Aquí en EE. UU., un régimen antibiótico doble se ha usado en los últimos años, que consiste en una cefalosporina y una azitromicina, o una azitromicina y doxiciclina", explicó.

"Hasta ahora, los organismos de EE. UU. siguen siendo susceptibles a algunas cefalosporinas, y también a otros antibióticos", planteó Imperato.

Más información

Para más información sobre la gonorrea, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?