Editar mi perfil

Cerrar

Nuevo rumbo en el mapa del placer femenino

Por Hola Doctor -

Por primera vez la ciencia ha logrado documentar algo que las mujeres de todo el mundo venían diciendo en sus charlas íntimas: que hay otras partes del cuerpo capaces de producir el mismo tipo de placer que la estimulación del clítoris. Los médicos han logrado demostrar estas conclusiones en imágenes cerebrales, algo que puede ayudar a muchas mujeres con dificultades para obtener placer.

Un grupo de científicos de la Universidad de Rutgers, in Nueva Jersey, ha logrado importantes avances en el descubrimiento de la ruta del placer femenino, de hecho, están cambiando el foco de la investigación.

Para lograr descubrir los secretos del orgasmo femenino, los investigadores decidieron mirar más allá del clítoris y la vagina y fueron a buscar las respuestas al cerebro, es decir la corriente de respuestas e impulsos eléctricos que la estimulación sexual envía y recibe hacia y desde el sistema nervioso.

 El estudio fue publicado en el Jornal de Medicina Sexual y presentado en la Conferencia Anual de Neurología recientemente realizada en Washington.

El grupo de científicos de Rutgers reunió un grupo de mujeres y las sometieron a un estudio de resonancia magnética mientras experimentaban un orgasmo a través de la masturbación y pudieron obtener imágenes cerebrales exactas de cada momento del ciclo de excitación sexual.

Tal como se esperaba, los investigadores demostraron que además de la vagina y el clítoris,  la estimulación del cuello del útero y de los pechos también envían señales del placer a la corteza cerebral y activan zonas cerebrales relacionadas con el placer.

Lo que sí fue una sorpresa es que “la estimulación de los pechos provoca la reacción en la misma zona del cerebro que la estimulación genital, lo cual puede explicar por qué algunas mujeres pueden llegar al orgasmo a través de la estimulación mamaria”, explica el experto.

Al estimular estas tres regiones: los pechos, el clítoris y el cuello del útero, en lo que se refiere a corteza cerebral sensorial, la investigación demostró que se registraron variaciones similares a las de estimulación de los genitales masculinos. 

“ Lo que llamó la atención”,  explico en su informe Barry Komisaruk uno de los investigadores que realizó el estudio, es que al estimular los pezones, hemos encontrado una activación no sólo de la región de la corteza cerebral que esperábamos sino también un despertar de aquellas regiones cerebrales que generalmente se activan con la estimulación de la zona genital.

Si bien el clítoris sigue siendo un área de placer privilegiada, el investigador agrega que ´Nosotros descubrimos que cuando se estimulan el cuello del útero o de la vagina también hay una fuerte activación sensorial”, agrega el investigador quien es también coautor del libro “La ciencia del orgasmo”.

Esta conclusión puede ser muy significativa si tomamos en cuenta un estudio publicado por el Jornal de Investigación Sexual y difundido en la  Asociación Americana de Psicología que nada menos que el 67% de las mujeres heterosexuales admitió haber fingido orgasmos en reiteradas oportunidades. 

El descubrimiento marca un hito en la historia de la investigación, ya que se produce 60 años después de que los investigadores habían logrado trazar el mapa cerebral del placer masculino. 

Cómo fue realizado el estudio

Para lograr captar estas imágenes magnéticas, los investigadores tomaron a un grupo de mujeres y les pidieron que se estimulen genitalmente manualmente y con un vibrador de unos 15 centímetros mientras estaban dentro de una máquina de resonancia magnética que cada dos segundos obtenía imágenes de lo que sucedía a nivel cerebral en estas mujeres

Los movimientos debían ser suaves e intensos siguiendo indicaciones muy precisas sobre cómo, cuándo y en qué orden iba a ocurrir la estimulación. Las instrucciones se daban  a través de unos auriculares.

Un analgésico poderoso

Con esta estimulación los científicos lograron a comprobar la activación de  hasta 30 zonas diferentes del cerebro, relacionadas con la memoria, el tacto, el dolor y la recompensa.

El orgasmo resultó ser un bloqueante natural del dolor, capaz de reducir un dolor hasta en un 50 por ciento. Por otro lado, al sensibilizar toda la piel, el orgasmo hace que las caricias de la pareja se aprecien más que nunca. 

Con su investigación, Komisaruk cuestiona también la hipótesis de algunos sexólogos que aseguran que la mujer obtiene placer vaginal sólo porque el clítoris está siendo estimulado indirectamente. “Nuestro estudio demuestra que el clítoris, la vagina, el cuello del útero y los pechos son fuente de estimulación sexual directa, ya que tienen sus propias terminaciones nerviosas que transportan señales a la corteza cerebral”.

Estos hallazgos son muy importantes porque podrían ayudar a mejorar la vida sexual de las mujeres que tienen una menor respuesta sensorial a la estimulación genital como resultado de un daño nervioso o una histerectomía o extracción del útero, dado que podrían aumentar su experiencia de placer a través de la estimulación mamaria.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo