SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Más estadounidenses practican sexo seguro

Por HealthDay/HolaDoctor -
Más estadounidenses practican sexo seguro
CRÉDITO: THINKSTOCK

El número de personas que practican conductas que los ponen en riesgo de infección por VIH se ha reducido significativamente, informaron autoridades federales de salud. Lo atribuyen en parte al éxito de las iniciativas que promueven el uso del condón.

El número de personas que se exponen a conductas sexuales de riesgo se redujo de 13 por ciento en hombres y 11 por ciento en mujeres en 2002, a 10 y 8 por ciento, respectivamente, en 2010, según un informe lanzado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

"Estas conductas que se estudian en las poblaciones de mayor riesgo son también un indicador del nivel de riesgo que existe en la población general", señaló la autora del informe Anjani Chandra, del Centro Nacional de Estadísticas de los CDC.

Algunos de los factores de riesgo observados por los investigadores fueron el sexo gay y bisexual, el uso de drogas ilícitas y tener varias parejas sexuales o una pareja sexual que se inyecte, explicó Chandra.

Los mejores métodos anticonceptivos

Para el informe se recolectaron datos de 23,000 hombres y mujeres de 15 a 44 años en distintas zonas del país, que representan a 6.5 millones de hombres y a 4.9 millones de mujeres.

La baja en las conductas de riesgo parece deberse a una menor exposición al sexo sin protección y a dejar de tener varias parejas sexuales, apuntó Chandra.

"Realmente estos números podrían reflejar verdaderos cambios de actitud", aseguró. Enfatizando que el uso del condón cumple un papel crítico en este giro estadístico. Según la Encuesta de Crecimiento Familiar, otro informe anual que realizan los CDC, en 2010 el uso del preservativo experimentó un aumento de 7%.

Sin embargo, este nuevo análisis reveló diferencias en las conductas de distintos grupos. Por ejemplo, los hombres que habían estado en prisión recientemente eran más propensos a reportar participación en una o más conductas de riesgo de VIH, en comparación con otros hombres, hallaron los investigadores.

También hubo variaciones significativas según la raza y el nivel de ingresos, reportaron.

El 16 por ciento de los hombres jóvenes negros entre los 15 y los 24 reportaron al menos una conducta sexual relacionada con riesgo de VIH, frente a 8.7 por ciento de los hombres hispanos y 6.5 por ciento de los hombres jóvenes blancos. Los hombres más pobres resultaron más propensos a tener conductas arriesgadas.

Cuando se piensa sobre el riesgo de VIH, por lo general no se considera como un peligro de la población común, apuntó Chandra.

"Pero estas conductas sí ocurren en las poblaciones generales, y ponen a las personas en riesgo de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual", advirtió la experta. "Enfocarse sólo en las poblaciones de alto riesgo quizás no resuelva todas nuestras preocupaciones".

El Dr. Sten Vermund, director del Instituto de Salud Global de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, dijo que los datos usados eran "una muestra altamente válida de la población estadounidense".

Las conductas de riesgo tanto sexuales como relacionadas con las drogas declinaron en el período del estudio, una tendencia positiva, afirmó.

"Las conductas de riesgo siguen siendo comunes, y las probabilidades de encontrarse con una persona portadora de VIH nunca han sido mayores", señaló Vermund. "Sin embargo, hay una indicación firme de que los programas de prevención funcionan o que las normas culturales están cambiando, o ambas cosas".

Sin embargo, otros expertos miran con desconfianza estas crifras. Philip Alcabes, profesor asociado de la Facultad de Ciencias de la Salud del Hunter College/City University de Nueva York, dice que el informe es otro ejemplo de la forma como el gobierno sigue evitando el problema real del VIH.

"Es un desperdicio de tiempo y fondos públicos", lamentó. "Las agencias federales no han fomentado los cambios estructurales que en realidad reducirían el riesgo de adquirir VIH y tampoco han implementado programas amplios y de fácil acceso para intercambiar jeringas, y en su lugar pasan el tiempo estudiando la conducta personal. Es vergonzoso".

"Aunque las autoridades no tengan un concepto claro sobre lo que sucedió hace 30 años, siguen observando el Sida con la misma lente de moralidad que era común en 1981. Es triste y perturbador", aseguró.

Más para leer:

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?